Tonolec, volar con el canto

En la lengua Toba (qom) Tonolec es un ave de canto hipnótico del monte chaqueño, portadora de plumas que se utilizan como amuleto para atraer la suerte y el amor. Esa genuina fuente de inspiración: el ave, su canto y el recuerdo vivo de sus propias raíces litoraleñas, impulsó a los chaqueños Charo Bogarín y Diego Pérez a elevar voz y música, exhalando arte por los cuatro costados.

“Tonolec nació en el año 2000 luego de un viaje por España” nos cuenta Charo, la cantora del dúo. “Veníamos haciendo canciones pop con sonidos electrónicos, pero en el camino nos dimos cuenta que necesitábamos cambiar el curso de nuestra música. No sentíamos que estuviéramos representando los colores de nuestros paisajes litoraleños.”

Al retornar a Argentina se entregaron al proceso de descubrir (descubriéndose en el camino) la forma de cantar “su pueblo”, de “ponerle espíritu y color a nuestra música”. Hace 15 años Tonolec marca tendencia siendo un proyecto artístico que amalgama cantos ancestrales, sonidos modernos y una impactante imagen. Es una delicada “mixtura de música nativa con sonidos electrónicos. Fue unir dos polos opuestos, dos mundos que antes no se acercaban ni remotamente. Lo ancestral con lo moderno; la herramienta electrónica fusionada con lo rústico de los cantos nativos. Yo no encuentro nada más representativo que lo que hacemos, de nuestra época, como artista, como cantora, como compositora.”

Recordar de dónde venimos

Charo nos cuenta que cuando oyó el canto de las mujeres qom se sintió profundamente conmovida e identificada. “Sentí que conectaba con mis raíces más profundas. Afloró mi ADN  nativo.” Tonolec tomó fuerza, honrando a sus raíces Tobas con el poder del canto, y su compromiso con los pueblos originarios se reforzó. “Los pueblos originarios argentinos y latinoamericanos, vuelven a levantarse y exponen sus reclamos a viva voz, hoy más que nunca. Ya no son vistos ni pensados como exóticas piezas de museo. Esto ha cambiado y todos somos responsables de profundizar este primer puntapié. Nuestros pueblos originarios tomaron la iniciativa y nosotros debemos ser centinelas cuidando que todo llegue a buen cauce. Velar por que se hagan las reparaciones históricas necesarias, para que convivamos en paz, armonía e igualdad de condiciones.”

image (1)

Queda claro que Tonolec busca trascender lo netamente musical, “al cantar en lenguas originarias estamos compartiendo una idea de inclusión, una revalorización de sectores olvidados. Trabajamos con el ideal puro. Conciliamos.”

La música: elemento sanador

En Tonolec despliegan su arte desde una simple premisa: “la música es un lenguaje universal, apto para todos, tiene que ser capaz de tocar una fibra adormecida en cada uno de nosotros. No hay fronteras cuando de música se trata, por eso es el arte supremo. Es una fuerte herramienta de sanación porque llega directo al espíritu, trae recuerdos olvidados, reconforta, calma. La música tradicionalmente fue utilizada para ceremonias de iniciación en las antiguas comunidades. Con la música se cura, se sana, se celebra, se genera un espíritu colectivo de unidad.”

Al cantar en lenguas originarias estamos compartiendo una idea de inclusión, una revalorización de sectores olvidados. Trabajamos con el ideal puro. Conciliamos.

A la hora de componer, Diego se encarga de “pintar” los paisajes electrónicos con minucioso detalle en cada sonido. Por su parte, Charo se deja llevar “por un sentimiento que quiere aflorar y ver la luz”. Siempre se acompaña de algún instrumento: un charango, un violín toba, un piano o una guitarra y dibuja diversas armonías, una melodía y luego aparece la letra.

image (3)

No hay fronteras cuando de música se trata, por eso es el arte supremo.

¿Cuánto hay de autobiográfico en sus canciones? ¡Mucho! “Generalmente me baso en historias personales. Siempre hay puntos comunes que emergen en mis composiciones, como la imagen de mi padre desaparecido, la fortaleza de las mujeres encarnada en mi madre y por supuesto los eternos amores y  desamores… Las composiciones en lengua qom se relacionan con lo espiritual, la naturaleza y sus procesos… tienen un carácter más mántrico, metafórico y paisajístico. Es un rezo… Y en lo guaraní claramente aparecen los cantos infantiles y toda la frescura de esas miradas nuevas e inocentes.”

Imposible no viajar con su música: al interior, a los sueños, a lo atemporal de las tradiciones, de vuelta al espíritu de la tierra…

Participá de la Comunidad Ahora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Revista AHORA , es más que una revista, es una manera de Vivir la Vida, de crearla. Sumate vos también al cambio!! Revista AHORA. *** CREA tu VIDA! ***