Re-encarnación

reencarnación
Desentrañamos uno de los aspectos más polémicos de la filosofía del Yoga: la reencarnación.

El Dr. Nagaraj no se cansaba de hablarnos de este tema…

Des-apego y reencarnación

Se ve que es algo que requiere de muchísimo tiempo, introspección y práctica, para poder llegar a entender de qué se trata toda esta filosofía del Yoga, o del Desapego… que con tanta facilidad mal interpretamos acá en Occidente, creando tanta confusión mental.

Cada cosa dentro de su contexto. Fuera de su contexto deja de ser ‘esa’ cosa.

“Un Yogui jamás deja de practicar el desapego. Yoga es la práctica de desapego. No importa cuán avanzado esté. Y es por una simple razón: en el momento de la muerte no hay ninguna garantía de a dónde se va a dirigir la mente.

 En el momento en que la mente se retira completamente del afuera, no sabemos cuál va a ser ese último pensamiento, que es el que va a determinar nuestra próxima encarnación.

Un Yogui jamás deja de practicar el desapego. Yoga es la práctica de desapego. No importa cuán avanzado esté.

 Por eso un Yogui jamás deja de practicar el desapego. Nunca se arriesgaría a dejar esto a la deriva. El está constantemente trabajando para que las fuerzas indeseadas no invadan su mente, incluso en el momento de su muerte.”

Depresión y desapego

Es importante entender que se trata de una cultura abismalmente diferente a la nuestra…como si fuésemos de distintos planetas. Cualquiera que haya ido a la India sabe que no estoy exagerando.

Por eso hay que aprender a escuchar con objetividad, mirando al todo como una sumatoria de sus partes. Esto es clave. Aprender a desarrollar el discernimiento es empezar a pensar con la cabeza de un adulto y dejar de fantasear con las prácticas espirituales y con el Yoga.

Nosotros: planeando nuestro próximo viaje, o lo que vamos a comer a la noche, o lo que vamos a publicar en instagram, o lo que vamos a hacer el fin de semana…Los Yoguis: pensando en su próxima reencarnación y en el momento de su muerte…

Otra estructura de pensamiento.

Necesitamos tomar consciencia de esto para no caer en delirios cuando hablamos de Yoga, porque lejos estamos de vivir en los estándares de renuncia en los que viven los yoguis en la India.

La importancia de la auto-observación en la práctica espiritual

Nuestras decisiones tienen un impacto mucho mas grande del que creemos.

“El camino del Yoga es el camino del desapego, este es el fin último de cualquier práctica espiritual.

 Por eso el Yogui practica sin apegarse a su práctica. Practica desde la comprensión de que mientras esté vivo y tenga una mente, el riesgo va a estar siempre presente y latente. Se anticipa a la realidad porque estudia y conoce la realidad de las cosas.

 Por eso tenemos que ser cautelosos cuando elegimos lo que hacemos: porque siempre hay otra encarnación en el futuro.

 Nuestras decisiones tienen un impacto mucho mas grande del que creemos y tenemos que aprender a planear el futuro, de una forma poco convencional.”

El Dr. Nagaraj nos decía que esta forma de abordar la experiencia humana, en donde las emociones no son más que el medio a través del cual podemos aprender a des identificarnos de lo transitorio, no tiene nada que ver con tener que creer en alguna cosa o tomar partido por ninguna doctrina o palabra santa.

Es más bien algo a nivel práctico: basado en la observación y en la auto-observación. Y una forma de mantenernos entusiasmados, quizás también, dándole un sentido más panorámico a nuestras vidas, una vez que nos chocamos en el camino con la incordiosa pregunta, ¿Quién Soy Yo?

“Y si no llega a haber reencarnación ni nada de estas cosas ¡todo bien! Podemos permitirnos pensar así de todas maneras ¿Cuál es el problema? ¿Cuál es el problema en practicar la meditación? ¿Cuál es el problema en trabajar sobre los enemigos de la mente? ¡Ninguno! Porque con el tiempo empezás a sentir mucho placer practicando estas cosas, viviendo estas cosas: el desapego, la simpleza, la quietud interna.

Por eso, no importa lo que pase después, el trabajo tiene que estar dirigido a reducir paulatinamente lo que sabes que no te hace bien ahora. Reconocer las cosas que te distraen y dejar de elegirlas.  Porque sabes a donde te llevan. Y a donde no querés ir. Esto es importante.”

El desorden interno, la montaña rusa de las pasiones descontroladas, de los malos hábitos, de dejarse arrastrar por los deseos, de creer que vivir en el presente es sinónimo de dejar todo a la deriva, es algo que a la larga termina produciendo solo sufrimiento.

El desorden interno, la montaña rusa de las pasiones descontroladas, de los malos hábitos, de dejarse arrastrar por los deseos, de creer que vivir en el presente es sinónimo de dejar todo a la deriva, es algo que a la larga termina produciendo solo sufrimiento. Porque el carácter y la mente, son cosas que también tenemos que aprender mantener sanos. No solo el cuerpo y la materia.

En idioma criollo, sería aprender a domar al potro.

El valor del desapego en la práctica espiritual

Nuestro más grande potencial es el de la auto transformación, por encima de cualquier otra cosa: demostrarnos que podemos, quizás, no repetir esa misma historia, y conocernos verdaderamente.

Por eso, dedicar tiempo a la intimidad con uno es tan importante. Porque la práctica, de lo que sea, tiene que ser sincera para que funcione.

“Acordate de que cuando perdés tu paz, cuando te alejás de tu centro por mucho tiempo, perdés todo. No te queda nada. No importa cuanto tengas afuera. Por eso, aprendan a ver las cosas desde un nuevo ángulo. Esto no es fantasía, es también realidad. Otra cara de la misma realidad. “

Acordate de que cuando perdés tu paz, cuando te alejás de tu centro por mucho tiempo, perdés todo. No te queda nada. No importa cuanto tengas afuera.

La razón del corazón.

Hoy pido porque haya paz y porque todos los seres, de todos los planos, seamos felices.

Gracias.

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 Comentario

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Mery adora viajar. Después de haberse recibido de Economista y haber cumplido con las “normas sociales” un buen día decidió salir a explorar el mundo en búsqueda de respuestas, lo que la llevó, inevitablemente, a la India, cuna de todo conocimiento. En estos años tuvo experiencias que transformaron para siempre su forma de percibir la vida. Además de escribir y practicar Yoga, trata de sembrar consciencia compartiendo sus experiencias en todo lo que sea aprender a usar al cuerpo como vehículo para llegar al alma. Sujeta al eterno cambio, Mery simplemente disfruta de hacer camino al andar y de compartir su perspectiva.