Entrando al signo de cáncer

signo de cáncer
Desde el 22 de Junio hasta el 22 de Julio el sol estará en el signo de cáncer: pura profundidad y sensibilidad. ¿Qué tiene para aprender el signo de cáncer?

Como veíamos en el artículo anterior, la esencia de la astrología nos muestra que nuestro psiquismo y el cosmos son una única estructura.

Nosotros procesamos los hechos de nuestra vida en forma lineal, ya que nos movemos en el tiempo, del pasado hacia el futuro. Pero en el Universo real, no existen las líneas rectas.

La astrología nos muestra que nuestro psiquismo y el cosmos son una única estructura.

Nuestro planeta es una esfera que gira sobre sí misma, pero en verdad hace movimientos espiralados. Estos mismos movimientos hacemos nosotros en nuestras vidas. Una espiral que no regresa nunca al mismo punto de partida. La astrología es mandálica, y nos muestra que el movimiento real de la vida es en círculos. No en círculos repetitivos que regresan al mismo lugar, sino en espirales.

Vivimos de un modo completamente diferente si comprendemos que nuestra vida es cíclica, rítmica, y en el orden del movimiento del cielo. Lo importante es comprender ese orden y aprender a entrar en sincronía con él; que en realidad, es aprender a entrar en sincronía con nosotros mismos.

Solemos movernos mal en nuestra vida porque lo hacemos apoyados en una inteligencia lineal y muy limitada, que ni siquiera registra que estamos “dando vueltas”.

Para que aparezca una inteligencia más profunda,  debemos enfocamos en enriquecer nuestra conciencia, porque solo así podremos salir de la repetición de experiencias que no comprendemos. Porque la vida va a llevarnos a los mismos lugares hasta que los comprendamos, por eso gira.

Y la astrología nos lleva a comprender este misterio.

Entrando al signo de Cáncer

El zodíaco está compuesto por 12 signos: 12 energías que hablarán de nuestra personalidad. El Sol permanece 30 días en cada signo, dando una vuelta completa, pasando por todos ellos, una vez por año.

Durante este mes, el sol permanecerá en la constelación de Cáncer desde el día 22 de Junio hasta el día 22 de Julio. Por lo tanto, las personas nacidas durante esa fecha, serán cancerianas.

Cáncer es un signo que corresponde al elemento agua, por lo tanto habrá mucha emocionalidad,  afecto, cariño, calidez e hipersensibilidad.

Al tratarse de agua, es probable que la persona viva en un mundo de ilusión, fantasía y mucha subjetividad.

Todos los signos tiene un planeta regente, es decir, una energía que resulta afín. Para Cáncer el planeta regente será la Luna, la cual habla de protección, cuidado, contención, extrema dulzura, grupos de pertenencia, madres, familia, clan.

El movimiento real de la vida es en círculos. No en círculos repetitivos que regresan al mismo lugar, sino en espirales.

Se trata de personas hechas para ámbitos afectivos, ya que no están energéticamente preparadas para ambientes con poca afectividad.

Aquí hay una identidad por pertenencia, una conciencia tribal. Es decir que, las personas cancerianas, no solo necesitan afecto, sino también no sentirse excluidas. Dentro del grupo esta persona se sentirá segurísima, pero sale a la esquina y aparecerán todos los miedos e inseguridades.

Por lo tanto, si en un grupo percibe que no hay afecto, se cerrará como un cangrejo, poniéndose defensiva, tímida e introvertida. En cambio, si siente que hay afecto, se relajará y su energía circulará naturalmente.

Es un signo que tiene que ver con la historia, el pasado, la memoria, los recuerdos. Por eso tienen una tendencia a mirar hacia el pasado y quizás tener una mirada melancólica de la vida.

Desde la personalidad, el canceriano será tranquilo, de movimientos lentos y de formas redondeadas (¡sobre todo sus cachetes!). Tendrán procesos lentos, pero de pensamientos muy profundos.

Como trabajo evolutivo, el canceriano deberá aprender a independizarse, a desidentificarse del clan, del grupo familiar o de cualquier grupo al cual pertenezca.

El lugar de la Carta Natal donde tengamos Cáncer nos dirá en qué área de vida somos más sensibles, afectuosos y protectores. Pero también nos dirá en qué áreas nos sentimos más susceptibles, vulnerables y fáciles de herir.

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 Comentario

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Claudia Olmedo tiene 42 años y hace dos, cuando Neptuno cruzó su ascendente, decidió mudarse a Bariloche. Se formó en Astrología con orientación humanista en CXI. En paralelo, desde 2011 ha estudiado Tarot, Astrología Maya, Gemoterapia y Numerología. Se formó en pedagogías alternativas con Noemí Paymal de Pedagogía 3000. En este momento se encuentra estudiando Decodificación Bioemocional con Pablo Almazán de Humano Puente. En cuanto a su formación artística, estudió cromoterapia, variadas técnicas de grabado, pintura, acuarela, modelo vivo y restauración de muebles. Para compensar sus actividades mentales, trabaja con sus manos, haciendo cerámica, tejiendo, cocinando, y sobre todo, trabajando sobre su obra en papel. Además le fascina viajar por el mundo, descubriendo ruinas, museos, artesanías y sabores nuevos. Actualmente se dedica a dar clases de Arte y Astrología. Para información sobre cursos, seminarios y cartas natales, comunicate a [email protected] o vía Facebook: Puente Azul.