Capricornio: el aprendizaje de la perseverancia

capricornio
Capricornio nos habla del sentido de realidad. Son personas con una voluntad implacable, y quizás también con mucha rigidez. 

El día 22 de Diciembre el Sol cambió de constelación, y junto a este movimiento, pasamos de la expansión y plena confianza Sagitariana a un clima más profundo y esencial. Ya no se respira la sensación de alegría, abundancia e idealización sino la de realización: es tiempo de Capricornio.

Y como todo signo de Tierra, está asociado al peso, a la consistencia, a la paciencia, a la perseverancia.

Esta energía tiene que ver con el placer de proyectar algo y lograrlo, de sostener un esfuerzo hasta llegar a la meta. El placer del esfuerzo para el logro, postergando todos los placeres inmediatos. Y poniéndose exigencias y presiones que ningún Sagitariano se pondría.

Pero a la vez Capricornio está conectado con lo más esencial, lo más austero, sencillo y  despojado de todo lo que existe.

Es una energía de concentración donde se aparta todo lo superficial y solo queda lo imprescindible.

Se trata de una energía lenta, donde el tiempo es constitutivo, que sabe que hay tiempos determinados para hacer las cosas, y para que den sus frutos. Para Capricornio todo es proceso.

Y también nos habla de sentido de realidad, porque aquí el deseo tiene que coincidir siempre con la realidad. Por eso son personas con una voluntad implacable, y quizás también con mucha rigidez.

Es como la figura del inmigrante que viene de una situación dura y de pobreza, que trabaja y trabaja, eliminando toda necesidad secundaria, sacrificándolo todo, concentrado en lo suyo en pos de conseguir sus objetivos. Tiene un deseo que lo sostiene y no le importa el tiempo que le lleve plasmarlo.

Se trata de personas que se asignan prioridades y no se detienen ante nada que los distraiga de sus proyectos.

Y al ser de Tierra, son mucho más realistas y menos emocionales, idealistas y fantasiosos que otros signos, a los cuales considerará como que no saben adjudicarse prioridades.

Entonces se ponen una meta clara, preveen prioridades, se trazan un plan en el tiempo y con extrema paciencia, esfuerzo y perseverancia finalmente llegarán al placer de cumplir esa meta.

Como rasgos característicos resaltarán la disciplina, la responsabilidad, la hiper-madurez, el “deber ser”, ya que son personas que cumplen, no hacen lo que quieren, sino lo que tienen que hacer.

Por eso, el aprendizaje y desafío de este signo será des-identificarse, desprenderse de los modelos y condicionamientos sociales para llegar a encontrar su propio molde, su propia ley. Hasta llegar a conocerse profundamente a sí mismo.

Y en este proceso, en este camino de individuación hasta llegar a lo más esencial, habrá mucha soledad. Una soledad elegida, donde la persona se retirará para encontrarse.

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Claudia Olmedo tiene 42 años y hace dos, cuando Neptuno cruzó su ascendente, decidió mudarse a Bariloche. Se formó en Astrología con orientación humanista en CXI. En paralelo, desde 2011 ha estudiado Tarot, Astrología Maya, Gemoterapia y Numerología. Se formó en pedagogías alternativas con Noemí Paymal de Pedagogía 3000. En este momento se encuentra estudiando Decodificación Bioemocional con Pablo Almazán de Humano Puente. En cuanto a su formación artística, estudió cromoterapia, variadas técnicas de grabado, pintura, acuarela, modelo vivo y restauración de muebles. Para compensar sus actividades mentales, trabaja con sus manos, haciendo cerámica, tejiendo, cocinando, y sobre todo, trabajando sobre su obra en papel. Además le fascina viajar por el mundo, descubriendo ruinas, museos, artesanías y sabores nuevos. Actualmente se dedica a dar clases de Arte y Astrología. Para información sobre cursos, seminarios y cartas natales, comunicate a [email protected] o vía Facebook: Puente Azul.