Vida en pareja: desafío y oportunidad

En una pareja existen dos realidades emocionales. Cada uno de sus integrantes trae consigo una biología y un bagaje psicológico de creencias, emociones aprendidas y pautas muy arraigadas que se remontan a la infancia; un conjunto de elementos que le dan un significado muy personal a lo que quiere decir una vida compartida.

Se ha estudiado extensamente sobre este tema, sobre todo en las últimas tres décadas, en las que el número de separaciones legales crece a un ritmo acelerado y constante: en Argentina el incremento fue del 300%. Las investigaciones concluyen, una vez más, en que todo, o casi, se remonta a la niñez y a cómo hemos sido educados hombres y mujeres.

En su libro “La inteligencia emocional”, Daniel Goleman explica que las niñas y los niños parecen crecer en mundos paralelos, emocionalmente hablando, que se cruzan solo excepcionalmente hasta llegada la adolescencia. Los padres, en forma inconsciente, enseñan maneras muy distintas de gestionar las emociones a niños de uno y otro sexo. Generalmente a ellas, a través de palabras, juegos  o cuentos, se les muestra una gama de emociones mucho más amplia y detallada que a ellos.

Se presume que por eso las niñas desarrollan la comunicación verbal más rápida y fácilmente que los niños y se vuelven prontas expertas en explorar y explicar sus sentimientos, evitando así reacciones emocionales  más bruscas o violentas. Se convierten en hábiles interpretadoras y comunicadoras de señales emocionales verbales o no verbales. Por el contrario la verbalización de las emociones en los varones, más lenta y menos enfatizada por el entorno, provoca que ellos no sean tan conscientes de los estados internos propios y ajenos.

Y así los años pasan y cuando la mujer forma pareja, está lista para jugar el papel de administradora emocional, preparada para detectar los cambios emocionales de su pareja y muy entrenada en comunicar todo lo que le pasa. De hecho, “para ellas la intimidad significa hablar de las cosas profundamente, sobre todo hablar de la relación misma. Los hombres, en general, no comprenden lo que las esposas quieren de ellos y tratan de evitar el conflicto que tanto los incomoda”, señala Ted Huston psicólogo de la Universidad de Texas, quien estudió en profundidad parejas a lo largo de los años.

Son estas brechas emocionales las que con frecuencia hacen tambalear las relaciones cuando las parejas se enfrentan a los desacuerdos normales que en cualquier relación íntima aparecen. Reconocer las diferencias, enraizadas en el inconsciente de hombres y mujeres, es de gran utilidad para aprender juntos la mejor manera de dialogar. Lo que rompe las relaciones no son los temas de discusión, sino la forma en que se discuten; el desdén expresado en palabras o gestos de desprecio, deberían desaparecer para dar lugar a la empatía.

Sobre la base de la observación de parejas emocionalmente sanas que se mantuvieron a lo largo del tiempo, los investigadores nos dan unos consejitos:

A ellos: no pretendan evitar el conflicto. Cuando la mujer presenta un desacuerdo para debatir es, en muchas ocasiones, un acto de amor. Lo que ellas están buscando es mantener la relación saludable. No traten de ofrecer una solución rápida y práctica para dar por terminado el asunto, escuchen atentamente. Para las mujeres es muy importante sentirse comprendidas: las serena.

A ellas: cuiden de no lanzar sus críticas o quejas directamente hacia la pareja. Es importante que aprendan a discernir qué acto o actitud determinada de ellos las molesta y expresarlo claramente y con respeto. Un ataque personal hará que el hombre se bloquee o se ponga a la defensiva, lo cual incrementa la frustración.

A ambos: aprender a serenarse en los momentos de emociones fuertes, escuchar y hablar sin estar a la defensiva, hacer el esfuerzo de ponerse en el lugar del otro y manejarse con el corazón.-

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


2 Comentarios

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Revista AHORA , es más que una revista, es una manera de Vivir la Vida, de crearla. Sumate vos también al cambio!! Revista AHORA. *** CREA tu VIDA! ***