Sanar a través de actos simbólicos

En las consulta de Biodescodificación, muchas veces encontramos que el conflicto que sostiene los síntomas de una persona tiene relación con algo vivido en el clan familiar quizás mucho tiempo atrás, incluso antes del nacimiento. En otros casos,  puede ser una información transgeneracional que nos afecta, que logramos encontrar de alguna otra manera sin ayuda de una terapia pero no sabemos cómo resolverla o evitar que siga operando en nosotros.

El modo en que esta información nos llega, está en relación con el modo heredado de leer la realidad y el modo en que operan las fidelidades inconscientes en el seno del inconsciente familiar (desarrollado en otros artículos de Revista Ahora).

Ilustración de "El Libro Rojo" de Carl Gustav Jung
Ilustración de “El Libro Rojo” de Carl Gustav Jung

A modo de resumen, solo diremos aquí que el inconsciente familiar, es ese campo inconsciente que compartimos con toda nuestra familia (relacionado al inconsciente colectivo de C. Jung y los postulados de constelaciones familiares de Bert Hellinger). Una analogía sencilla de entender, sería como si fuéramos una computadora, conectada a la red familiar y a su vez con la capacidad de conectarse a la red mayor de internet (denominados “inconsciente colectivo” por C. Jung o los “campos mórficos” de Rupert Sheldrake).

Este inconsciente familiar compartido tiende a satisfacer las necesidades del clan como un todo en  primer lugar y, en segundo plano, las necesidades propias de los individuos. Con lo cual, muchas veces adherimos de modo inconsciente a satisfacer ciertas memorias dolorosas y las representamos, también de manera inconsciente, sobre nuestra salud (física o emocional). Memorias que pueden ser una vivencia en la que los involucrados no llegaron a completar el duelo, por ejemplo. Es así, que para el caso de una persona que desde su más tierna infancia padece asma, aparte de otros conflictos codificantes que buscamos en su propia vida, también revisaremos memorias de muertes en la familia (padres, tíos, abuelos, tíos abuelos, bisabuelos, hasta 4 generaciones más arriba, por lo general), que hayan ocurrido por ahogo o asfixia, para lo cual retener aire en los pulmones sería una ventaja de supervivencia.

El inconsciente familiar compartido tiende a satisfacer las necesidades del clan como un todo en  primer lugar y, en segundo plano, las necesidades propias de los individuos.  Con lo cual, muchas veces adherimos de modo inconsciente a satisfacer ciertas memorias dolorosas y las representamos, también de manera inconsciente, sobre nuestra salud (física o emocional).

Cuando uno encuentra uno de estos programas inconscientes heredados (que están desactualizados, es decir, que hoy ya no existe ese problema, pero la persona expresa la solución de todos modos) una de las herramientas para “avisarle” a nuestra mente inconsciente que ya no es necesario, son los actos simbólicos.

Los actos simbólicos son una manera eficaz de comunicarse con el inconsciente en el lenguaje que el inconsciente entiende: el lenguaje de los símbolos.

revista-ahora

Hay infinidad de modos de hacer un acto simbólico. Uno de los que más me gustan son las cartas. Realizar una carta dirigida a ese ancestro o a esa situación que encontramos que nos atañe, suele tener profundos efectos. Para nuestro inconsciente biológico, es igual de REAL que la escribamos (plenamente concentrados y con toda la intención puesta en ello) a alguien vivo, que para alguien que ya dejó este plano.

Los actos simbólicos son una manera eficaz de comunicarse con el inconsciente en el lenguaje que el inconsciente entiende: el lenguaje de los símbolos.

El hecho que sea una carta escrita a mano tiene varios niveles de implicancia. Uno de los simbolismos que primero se pueden apreciar, es que es una manera de “sacar” un conflicto de nuestra cabeza y pasarlo a un papel: un objeto que está en el exterior de nosotros, sobre el que podemos disponer y modificar. El firmar al pie, es una metáfora muy poderosa de la firma de un contrato, de algo que acordamos cambiar. Luego la propuesta es que transformemos eso que consignamos en el papel, en otra cosa. En nuestros arquetipos la transformación es una representación muy asociada al fuego, por ejemplo. Por lo cual, se sugiere quemar las cartas. Después, las cenizas obtenidas asociarlas a la tierra (otro antiguo arquetipo de entidad que toma lo que le damos y lo transforma en algo nuevo, en nueva vida). Y podemos enterrarlas junto a unas semillas en tierra fértil o colocar estas cenizas en el agua con el que regamos nuestras plantitas.

revista-ahora

El simbolismo y mensaje que este acto conlleva sería algo así: “esta memoria dolorosa (o este conflicto), al que por este acto doy por finalizada y saqué de mi ser al ponerla en este papel, ha sido definitivamente transformada, conviertiéndose y dando lugar a algo nuevo”.

Es necesario esperar entre 4 a 6 semanas para evaluar los resultados. Suele ser el tiempo que le lleva a nuestro sistema incorporar los cambios y aplicarlos. Para ello se puede llevar un pequeño diario (en papel o en la función de audio del celular, por ejemplo) para estar notando como se van manifestando los cambios.

El siguiente enlace te lleva a un posible Modelo de Carta.

Para encontrar más información sobre este y otros temas, te invito a leer mis otros artículos aquí en Revista Ahora, comentar al pie en esta entrada o a ponerte directamente en contacto conmigo.

¡Salud y Saludos!

Dra. Laura Francesco

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 Comentario

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Es médica recibida en la UBA. Orientó su formación de post-grado a disciplinas con una visión mas integral del Ser. En las consultas trabaja con Biodescodificación, Medicina Cuerpo Mente Alma y Medicina Ayurveda. También utiliza herramientas de PNL, Hipnosis Eriksoniana, Flores de Bach, Memoria Celular por testeo, Fitoterapia y Magnified Healing. En formación permanente, en la búsqueda de poder brindar una guía apropiada a cada persona."