La gestación y su influencia en la vida

En artículos anteriores, vimos cómo una vivencia puede transformarse en un síntoma físico o psíquico. Y cómo, usando la descodificación biológica, podíamos inferir a qué vivencia correspondía, para llegar a la resolución del conflicto al que ese síntoma estaba dando respuesta.

A manera de resumen diremos aquí que las emociones liberan neurotransmisores químicos (sustancias químicas producidas por nuestro propio organismo, que sirven de mensajeros entre las neuronas y el resto de las células) y frecuencias vibratorias, que modifican nuestras células, generando cascadas químicas, que dan como resultado respuestas adaptativas. Un ejemplo cotidiano es, frente a una situación de estrés biológico, como podría ser una “frenada brusca para evitar un accidente”, nuestro sistema nervioso libera (entre otros mediadores químicos de información) Adrenalina. La adrenalina es rápidamente arrojada al torrente sanguíneo y, al impactar en diferentes células, produce un complejo conjunto de acciones tendientes a mantenernos con vida: se dilatan las pupilas, se acelera el corazón, aumenta la frecuencia respiratoria, se favorece la circulación de los miembros  en detrimento de los órganos internos (preparándonos para reacciones musculares rápidas), etc. Y todo esto mientras, de modo  reflejo, apretamos el  freno del vehículo. Nuestro sistema de supervivencia se activa muy velozmente, incluso antes de que seamos conscientes del todo de lo que está ocurriendo. Esa carga de Adrenalina que volcamos a la sangre, lleva una información a todo nuestro organismo.

Las emociones liberan neurotransmisores químicos y frecuencias vibratorias, que modifican nuestras células, generando cascadas químicas, que dan como resultado respuestas adaptativas.

Es sabido que hay muchas sustancias químicas (fármacos o fitoterápicos específicos) que están desaconsejados en el embarazo y la lactancia, porque pueden atravesar la placenta, y llegar al bebé en gestación.

Del mismo modo, resulta sencillo entender que los neurotransmisores liberados al torrente sanguíneo por las emociones que experimenta una mujer embarazada, puedan pasar la placenta y llegar en forma directa al bebé. Una vez en el torrente sanguíneo fetal, producen en su cuerpecito el mismo efecto, con lo cual el bebé experimenta la emoción como propia, como si fuera él mismo quien está atravesando la vivencia en primera persona.

De este modo, se pueden crear en el sistema nervioso del gestante patrones de conductas, memorias o vivencias que quedan instaladas como propias. Este mecanismo, biológicamente hablando, es una gran ventaja adaptativa, ya que permite, sin haberlo experimentado, tener un caudal de respuestas innatas a diversas situaciones que nos pondrían en riesgo. Pero, a veces, este sistema graba también respuestas desmedidas que se activan frente a situaciones sencillas, pero que inconscientemente son “leídas” como similares.

Los neurotransmisores liberados al torrente sanguíneo por las emociones que experimenta una mujer embarazada, pueden pasar la placenta y llegar en forma directa al bebé.

En lo concreto, cuando las personas tienen respuestas exageradas a diversas situaciones, luego de indagar vemos que tienen estrecha relación con algún suceso vivido por su madre (y en menor medida por su padre), durante el embarazo. Por ejemplo, es frecuente encontrar en personas que experimentan grandes tristezas, que no logran explicación en lo que están viviendo actualmente, que esa tristeza sea la reactualización de un programa anterior, ya que es el modo que conocen de relacionarse a esta emoción, que pudo haberse ¨grabado¨ durante su gestación. Muchas veces aparece, que durante su gestación o periodo de lactante, su mamá perdió a un ser amado (fallecimiento de un ser cercano, por ejemplo), con liberación de gran cantidad de neurotransmisores de “tristeza” por espacio de varios días o semanas, con lo cual ese bebé recibe un gran cúmulo de estos mediadores, e imprime que éste es el modo de sentir esta emoción, un modo intenso, que lo abarca todo. Es así, que hoy, frente a una vivencia que sienta tristeza, como haber  discutido con un amigo y temer perderlo, esta persona solo “sabe” sentir un solo tipo de tristeza: profunda, intensa y devastadora. Este es un ejemplo de cómo podría estar influyendo lo vivido por su madre en las respuestas de ese ser, a lo largo de su vida.

Esto, de ninguna manera puede ser predictivo. Solo podemos buscar hacia atrás, pero no podemos predecir qué cosas va a experimentar o fijar en sus patrones de respuesta un bebé, si su madre vive tal o cual situación. Si la experiencia traumática fue resuelta en su momento por esa mujer gestante, el conflicto no necesariamente va a imprimirse. Por lo cual estamos hablando siempre de tendencias a presentar una respuesta pre-determinada frente a diversas situaciones.

El mecanismo de transmisión de emociones al bebé en gestación, también transmite conflictos que luego pueden dar síntomas físicos, no solo respuestas emocionales adaptativas. Y es un mecanismo por el cual, a veces encontramos explicación de diversos gustos, preferencias o elecciones que hacemos. Me gusta tal perfume, tal profesión, tal disfrute. Marc Fréchet, psicólogo y terapeuta francés, desarrolló esta idea de lo fundacional de estas vivencias (y lo proyectado consciente e inconscientemente por los padres), en las tendencias emocionales, aptitudes  y dificultades. Y, claramente, esto también influye  en el modo de vivir las situaciones, el modo de enfermar y de sanar.

Es así, que en las consultas de Biodescodificación, indagamos también en los hechos ocurridos en el período perigesto, que tengan relación con el síntoma actual, para poder saber si el primer contacto con la emoción que está dando síntomas, pudo haber tenido su origen allí. De allí, la importancia de conocer y buscar los acontecimientos importantes en nuestra familia (mudanzas, accidentes, duelos, enfermedades, etc.) que puedan haber tenido lugar mientras éramos gestados, para poderlos trabajar, resignificar y resolver.

Como siempre, si tenés dudas o preguntas al respecto, te invito a dejarlas al pie, en un  comentario, para aprender entre todos.

¡Salud y Saludos!

Dra. Laura Francesco

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 Comentarios

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Es médica recibida en la UBA. Orientó su formación de post-grado a disciplinas con una visión mas integral del Ser. En las consultas trabaja con Biodescodificación, Medicina Cuerpo Mente Alma y Medicina Ayurveda. También utiliza herramientas de PNL, Hipnosis Eriksoniana, Flores de Bach, Memoria Celular por testeo, Fitoterapia y Magnified Healing. En formación permanente, en la búsqueda de poder brindar una guía apropiada a cada persona."