El cambio está en mí

cambio
Te querés sentir mejor. Ya probaste de todo: reiki, sanaciones áuricas, crudiveganismo, pilates, astrología. Nada termina de funcionar: mientras nuestra mirada esté afuera en la búsqueda de respuestas, cualquier opción será la equivocada.

Cuidarse, amarse, mejorar la calidad de vida, son expresiones que hoy escuchamos por todos lados. Se han vuelto slogans, incentivando el cambio de hábito y para ello siempre la respuesta es algún producto, un nuevo deporte, una nueva actividad de moda. Hago la prueba: productos lights, bajas calorías, fitness, acrodance, crossfit, pilates, test vocacionales, coworking, terapia individual, grupal, temática. Después de un tiempo descubro que no funciona y sigo avanzando como antes, porque al fin y al cabo “tan mal no estoy” y “eso que probé era imposible”.

A medida que me sigo sintiendo mal y el bichito interno del querer sentirme mejor sigue saltando, decido ir por opciones que considero más internas, espirituales, más “hippies y new age”: curso de meditación, procesos de 21 días, reiki, taichi, clases de yoga, renacimiento, macrobiótica, veganismo, crudivorismo, lecturas áuricas, energéticas; nos cae la ficha cuando me hago la carta natal, “ahora voy a cambiar”. Con más o menos gracia acepto las palabras “qué hippie te volviste”, “era más divertido cuando no eras tan seria”. Tal vez un año me dura y después suelto todo, porque era agotadora esa nueva carcasa, esa nueva máscara, porque no me daba el tiempo, porque era imposible seguir con el trabajo, los hijos, el marido, los hermanos, los padres, los amigos, la casa, las reuniones y esa “nueva vida” y la mirada y opinión de estos y aquellos tironeando para todos lados.

Entonces ¡¿qué hago?! ¿Me sigo tratando de acostumbrar a sentirme mal, a estar con hinchazón intestinal, migrañas, alergias, mucosas exacerbadas, tumores, accesos de llanto, ataques de pánico y una vida “muy normal” o me voy a vivir al Himalaya?

Mientras nuestra mirada esté afuera en la búsqueda de respuestas, cualquier opción será la equivocada.

No hay una respuesta correcta para toda la humanidad. Nada es 100% verdadero o falso para todos.

La respuesta está en mí misma, y esta respuesta puede cambiar todas las veces que deje de ser la posibilidad válida. Decirlo es fácil, hacerlo ya no tanto. Para ello, voy a darte algunos tips, algunos te van a servir, otros no, no importa.

Dejá de hablar. Dejá de quejarte, de hablar de tus problemas, de contar lo que estás haciendo, la nueva actividad que empezaste. Cuanto más cuentes, más opinarán todos, más soluciones querrán darte y más culpable te vas a sentir cuando tengas que decir “no, al final eso no sirvió”.

Todas las actividades que hagas son herramientas de tu cambio. Nada es “la verdad”, son sólo herramientas válidas para este momento, aquí y ahora.

Somos animales de rutinas, principalmente a la mañana. Armá tu rutina matutina a partir de lo que te gusta, no de lo que has escuchado. Por ejemplo, si no tenés hambre a la mañana, ¡no comas! Poco importa lo que hayas escuchado que dicen los médicos. Soltate de todas las opiniones, hacé la rutina matutina que más te guste y cambiala cuando ya no te guste. ¡Hasta puede ser que tu rutina matutina sea cambiar todas las mañanas!

Cada instante es una oportunidad. No importa si te propusiste algo y no lo lograste. Hacelo ahora. O soltalo, tal vez eso que te propusiste, no era bueno para vos, aquí y ahora.

Aceptá todas tus incongruencias. ¡Todo lo que no tenga sentido en tu día es parte! Aunque sea algo tan incongruente como ser vegano, activista e ir a una hamburguesería multinacional. No aceptes las críticas ajenas, todos nos estamos trabajando y en nuestro camino vivimos muchas incongruencias.

Reíte a carcajadas de vos, de los demás, de cualquier cosa. Reíte hasta llorar.

Probá algo nuevo todos los días. Tal vez descubras algo que te gusta y lo sumes a tu vida.

Rompé un mandato interno cada vez que puedas.

Cada vez que pienses “eso es imposible”, “no se debe hacer”, “yo no puedo”, hacelo y descubrí que pasa.

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 Comentario

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Margarita Nudemberg Chef especializada en Alimentación Armónica y Consumo Responsable. Coach en Cambio de Hábitos. Integrante de SlowFood. Desde 2001, profundiza como chef en diversas filosofías culinarias: macrobiótica, veganismo, alimentación viva, agroecológica, sin gluten. Hace 9 años, guía cursos y retiros en Argentina, Uruguay y Brasil. Centra su trabajo en incentivar la experimentación, devolviendo a cada uno el poder de recuperar la salud y la alegría por medio del cambio de perspectiva. La Cocina Armónica es una herramienta puente y parte de la solución a una Consciencia Plena. Plenos de salud física, mental, emocional y espiritual, responsables de nuestro camino personal. ArteSana de Cocina – Escuela de Alimentación Armónica y Consumo Responsable . [email protected] // Whatsapp +54 9 294 4966743