Tomar conciencia: el instante que puede transformar tu vida

Desde la Biodescodificación entendemos que un acontecimiento inesperado de gran intensidad, vivido en soledad, va a originar un shock emocional que puede traducirse en un síntoma físico o emocional (1ra ley del Dr Hamer).

Cualquier nueva situación que nuestro inconsciente biológico “lea” como de similar coloración que aquella que dejó esa huella, en su intento de acortar los tiempos de respuesta, va a volver a activar los recursos inconscientes que hayan permitido sortear la situación esa primera vez.

Un acontecimiento inesperado de gran intensidad, vivido en soledad, va a originar un shock emocional que puede traducirse en un síntoma físico o emocional.

Esos recursos se fijan como efectivos, ya que nos han permitido llegar con vida al día de hoy y recordemos que para nuestro inconsciente biológico lo más importante es mantenernos con vida al instante siguiente. Y son esos recursos los que se activan una y otra vez en cada reactualización del conflicto, haciendo cada vez rápida y  predeterminada esta misma respuesta.

De manera que, es muy probable que los recursos con los cuales estamos intentando resolver el conflicto, siempre de modo inconsciente, estén desactualizados.

Una de las maneras en que la Biodescodificación permite resolver esta situación es la toma de conciencia. La toma de conciencia es el momento en que la persona puede, concientemente, encontrar la relación entre evento y el síntoma. Usando una frase de lenguaje popular sería “cuando cae la ficha” o “hacemos click” ( qué es muy distinto a entender desde la lógica o la razón qué relación puede haber entre las dos cosas ).

A veces esta toma de conciencia ocurre espontáneamente, por ejemplo, mientras estamos conversando con alguien (un terapeuta o cualquier otra persona).

La toma de conciencia es el momento en que la persona puede, concientemente, encontrar la relación entre evento y el síntoma.

Otras veces esto no ocurre espontáneamente y se puede ayudar a nuestra mente inconsciente a poder asociar ese conflicto a nuestros actuales recursos empleando herramientas como las psicovisualizaciones, la hipnosis ericksoniana (que es un tipo de hipnosis con la persona en estado de relajación pero perfectamente despierta y consciente) o con herramientas de programación neurolingüística (PNL) o  de Mente Holográfica. Todas herramientas que de modo directo permiten dejar disponible una nueva vía de respuesta a situaciones similares.

Te invito a leer los otros artículos sobre el tema, ya que éste solo agrega información a los anteriores:

¡Salud y Saludos!

Dra. Laura Francesco

 

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


2 Comentarios

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Es médica recibida en la UBA. Orientó su formación de post-grado a disciplinas con una visión mas integral del Ser. En las consultas trabaja con Biodescodificación, Medicina Cuerpo Mente Alma y Medicina Ayurveda. También utiliza herramientas de PNL, Hipnosis Eriksoniana, Flores de Bach, Memoria Celular por testeo, Fitoterapia y Magnified Healing. En formación permanente, en la búsqueda de poder brindar una guía apropiada a cada persona."