Sopas vivas y nutritivas

sopas vivas
A diferencia de las sopas clásicas, las sopas vivas retienen la alta calidad y cantidad nutricional de los vegetales y hortalizas.

Las sopas son una propuesta de licuado para utilizar como comida principal. A diferencia de las sopas clásicas, estas retienen la alta calidad y cantidad nutricional de los vegetales y hortalizas, por lo cual se la considera una comida fuerte. Las mezclas de sopas son una de las mejores maneras de hacer la transición a una dieta de alimentos vivos. Son nutritivas, fáciles de hacer y fáciles de digerir ya que está todo licuado. Aprendamos para qué y cómo consumirlas.

La clave para lograr deliciosas sopas vivas es utilizar los 5 sabores (ácido, amargo, dulce, picante y salado). A continuación te daré algunas recomendaciones para ello:

Si podés hacer una sabrosa ensalada y aderezo, también podés licuarla y beberla como sopas. Comenzá con tus vegetales favoritos para una ensalada, echalos en la licuadora y agregales un aderezo de a poco, probando el sabor. Cebollas, nueces y semillas germinadas siempre le van bien. Pueden agregarse frutas o vegetales. Las frutas limpian, los vegetales curan.

Lo básico que tiene que tener una sopa energética es: brotes (por su clorofila) o germinados (para obtener enzimas), palta (para darle una textura cremosa, se agrega al final para no licuarla demasiado y el aporte de vitamina E), manzana (para darle un dulce y ayudar a digerir las proteínas), algas (por sus minerales), hojas verdes (perejil, diente de león), fruta no dulce (pepino, tomates o zapallo), apio (por la sal y el potasio) y algún alimento deshidratado para darle un crocante.

Las sopas se preparan licuando primero el rejuvelac o kefir con las algas, los brotes, las hojas verdes, la manzana (ó la fruta elegida) y las verduras (apio, brócoli, etc), finalmente se le agrega la palta o castañas o el lípido elegido para darle una textura cremosa. Para darle un crocante puede agregarse, al final, germinados sin licuar, pedacitos de manzana, o el rawmesan (te detallaré cómo hacerlo al final del artículo).

Podemos darle un poco de calor, cuidando de no exceder demasiado la temperatura, para esto podemos medir la temperatura con nuestra mano (que usualmente tiene 37 grados). El objetivo no es cocinar sino sólo entibiar. En invierno podemos usar condimentos calientes como cayena y jengibre.

Cuando tenemos algún malestar digestivo, al licuar estamos ayudando a asimilar, permitiendo que los nutrientes sean metabolizados en forma más eficiente. Esto se potencia con el agregado de ingredientes pre-digeridos (germinados y bebidas enzimáticas) y con la posibilidad de realizar ingestas concentradas en poco volumen. Al disponer de sopas que se conservan varias horas en la heladera, podemos organizar fácilmente nuestras comidas mediante sencillas ingestas licuadas, pequeñas pero frecuentes.

Sus propiedades son:

  • Fácil digestión. Al licuar estamos ayudando a superar problemas digestivos de asimilación que podamos tener, permitiendo que los nutrientes sean metabolizados de una manera más eficiente. Esto se potencia con el empleo de ingredientes predigeridos (fermentados y germinados). Después de tantos años consumiendo comida cocida, debemos acostumbrar a nuestro sistema digestivo a extraer de manera efectiva todos los nutrientes de alimentos enteros, ensaladas, frutas, frutas secas, semillas, etc. Tomando sopas licuadas energéticas de alto valor nutritivo le estamos dando al cuerpo una gran cantidad de vitaminas, minerales, antioxidantes y enzimas de un modo totalmente fácil de absorber.
  • La mayoría de las personas tenemos que adquirir todavía el buen hábito de la masticación. Hay una frase que dice “bebe los sólidos y mastica los líquidos”. Mientras aprendamos la importancia de masticar la comida, las sopas licuadas son una gran manera para asegurar que estamos recibiendo la nutrición en vivo con una fácil digestión.
  • Al tomar alimentos ricos en agua y además agregar más líquidos ayudando a la hidratación de nuestro organismo. Es un hecho que muchos de nosotros hemos pasado años crónicamente deshidratados.
  • Las sopas licuadas son muy adaptables. Se pueden crear muchos tipos de sopas creando una base en la batidora y luego adornando la sopa con germinados, semillas, chucrut, hortalizas cortadas, quesos vegetales, entre otras opciones.

Opciones para hacer una sopa cremosa:

  • Avena gruesa o fina hidratada y cocinada.
  • Castañas de cajú hidratadas.
  • Palta.
  • Aceite de oliva.
  • Maní.
  • Zuccini.

Gazpacho: sopa fría

Ingradientes:

  • 4 tomates.
  • 2 pepino.
  • 1 cebolla de verdeo.
  • morrón rojo.
  • 1 diente de ajo.
  • 30 ml de vinagre de vino o de sidra de manzana o jugo de limón.
  • 10 ml de aceite de oliva.
  • Pimienta de cayena a gusto.
  • 2 ramas de Apio.
  • Germinado de fenogreco (o el que tengas en tu cocina).

Si la licuadora no es potente, pelar los pepinos. Incoporar todos los ingredientes menos el aceite de oliva y los germinados en la licuadora y procesar agregándole en forma de hilo el aceite de oliva. De ser necesario rectificar en condimento y agregarle los germinados. Se puede servir fría, temperatura ambiente.

Sopa verde: sopa fría o tibia

  • 2 ramas de apio con hojas.
  • 4 paltas.
  • 1 pepinos.
  • 10 hojas de espinaca.
  • ½ morrón verde.
  • Pimienta de cayena c/n.
  • Cúrcuma c/n.
  • Germinados de lentejas.

Si la licuadora no es potente, pelar el pepino. Incoporar todos los ingredientes en la licuadora menos la palta y procesar. Por último agregarle la palta y terminar de licuar. De ser necesario rectificar en condimento. Se puede servir fría, temperatura ambiente o agregarle al licuar agua a temperatura infusión (72°C).

Rawmesan

Procesar 3 cucharadas de semillas de girasol, ½ cucharadita de cúrcuma en polvo, ½ cucharadita de sal rosada o sal marina y 1 cucharadita de levadura nutricional. Reservar en un frasco y usar como símil queso rallado o como condimento.


Te quiero invitar al Curso de Formación en alimentación viva y salud plena que comienza en el mes de septiembre de 2018, diagramada especialmente para todas las personas con o sin conocimiento, con ganas, entusiasmo y voluntad de llevar a cabo su vida a otro nivel en cuanto a su alimentación, nutrición y estilo de vida para hacerlo, abordando variedad de conocimientos teóricos y experiencia práctica en la gastronomía y alimentación natural. El curso tiene una modalidad práctica-teórica-vivencial con la posibilidad de probar y degustar como si fuesen hechas %100 por ti, de forma simple, práctica y verdadera. También disponemos de talleres y cursos de diferentes temas para tu educación alimentaria y ser protagonista de tu vida y tu salud. Para más información e inscripciones: www.uconciencia.org o escríbeme a [email protected]


“Educando desde la alimentación, creando un Estilo de Vida consciente”

MATIAS AMADASI

Embajador de Paz

Co-fundador de la Universidad de la Conciencia

www.matiasamadasi.com

[email protected]

 

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Chef Yogui Consciente, nacido en Buenos Aires, Argentina (25 años). Se ha graduado como Técnico Universitario en Gastronomía en la UADE y el IAG de Buenos Aires y como profesor de Yoga Siromani en Yoga Sivananda. Trabajó en prestigiosos hoteles de Buenos Aires (Hilton, Emperador y Loi Suite), en diferentes servicios de catering (como Los Petersen en la Rural), restaurantes de Buenos Aires y el partido de la costa atlántica y su propio local de comida (Lo de Matias). Creó “El Arte del Buen Comer”, desde donde actualmente difunde una alimentación fisiológica, naturista y sustentable en Argentina, Uruguay y Chile por medio de cursos y talleres teóricos-prácticos, enseñanza a gastronómicos y profesionales de la salud y asesoramiento a restaurantes y hoteles. A partir de su trabajo con el yoga formó una dinámica a la que llamó “El Yoga de la Nutrición”, donde fusiona su trabajo con la dinámica de unión del Yoga y los buenos hábitos que a diario nos unen en cuerpo, mente y espíritu a partir de disciplinas es el alimentarse y nutrirse.