Sopa Increíble Hulk

Banner yoga

El brócoli, nativo de Italia, es una verdura imprescindible, muy completa y rica en nutrientes. Con tan solo 100 gramos de brócoli estás ingiriendo más de la  cantidad diaria recomendada de vitamina C. El brócoli es rico en vitamina K, vitaminas del complejo B, vitamina A, hierro, magnesio, zinc, cromo, cobre, potasio, fósforo, proteína, fibra y fito-nutrientes.

La ingesta regular de brócoli:

  • Reduce el riesgo de cáncer. el brócoli, así como otros miembros de la familia de las coles, contiene sustancias químicas que previenen el riesgo de cáncer colorrectal, cáncer de próstata y otros tipos.
  • Posee gran cantidad de antioxidantes. Los antioxidantes reducen el riesgo de estrés oxidativo en el organismo.
  • Ayuda a desintoxicar el organismo. El brócoli mejora la función del hígado en cuanto a la excreción de moléculas extrañas.
  • Fortalece la salud ocular. El brócoli es rico en  vitamina B2. Esta vitamina ayuda a que los ojos se adapten a los cambios de luz. La deficiencia de vitamina B2 puede resultar en inflamación, visión borrosa y fatiga ocular.
  • Retrasa el proceso de envejecimiento. Hay evidencias científicas que sugieren que el brócoli puede rejuvenecer el sistema inmunológico lo suficiente como para proteger el organismo de las enfermedades comunes del envejecimiento tales como Alzheimer y enfermedades cardiovasculares.
  • Fortalece los huesos. El brócoli es una importante fuente de calcio y de vitamina K, un nutriente esencial para la formación de la osteocalcina (un tipo de proteína que se encuentra sólo en los huesos).

Por todas estas razones y además porque nos encanta, te proponemos una potente sopa crema de brócoli para vivir el invierno rebosantes de salud.

¿Qué necesitás?

  • Aceite de oliva: 4 cucharadas
  • Manteca o margarina: 3 cucharadas
  • Cebolla picada: 1
  • Tallo de apio picado: 1
  • Caldo de verduras: 750 cc
  • Brócoli: 700 gramos
  • Harina: 3 cucharadas
  • Leche: 500 cc
  • Sal, pimienta y nuez moscada: a tu gusto.

¡Manos a la Obra!

  • Rehogá la cebolla y el apio en una olla hasta tiernizarlos.
  • Agregá el brócoli y tapá la olla bajando el fuego al mínimo durante diez minutos.
  • Añadí el caldo de verduras y cociná 10 minutos más, luego procesá todas las verduras. Salá.
  • Para la salsa blanca: en una olla pequeña derretí la manteca o la margarina y agregá la harina y la leche (podés usar leche vegetal si no consumís lácteos, la de almendras queda genial). Revolvé constantemente, con fuego suave, evitando que se formen grumos. Sumale sal y nuez moscada. Cuando esté lista agregala a la sopa y mezclá bien para que se integren los sabores. Dejá reposar.
  • Serví la sopa bien caliente. Podés ponerle trocitos de pan tostado o perejil picado muy finito para decorar.

¡Bon appetit!

 

 

 

 

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 Comentario

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Revista AHORA , es más que una revista, es una manera de Vivir la Vida, de crearla. Sumate vos también al cambio!! Revista AHORA. *** CREA tu VIDA! ***