Ratatouille, receta festiva por naturaleza

ratatouille raw
Ratatouille Raw: una versión original para sorprender en estas fiestas.

Cada vez que hacemos ratatouille, sentimos un poderoso vínculo con la naturaleza que adquieren los vegetales en su proceso de cocción y como se complementan entre sí para recrear un escenario de deleitantes aromas y suculentos sabores. En este platillo francés se unen todos nuestros vegetales favoritos y de cierta forma, los más accesibles en el mercado. Sentimos que podemos prepararlo casi que durante todo el año y es una virtud tropical con la que hemos nacido.

De origen francés, específicamente de la región de Provenzal, la cual está ubicada al sureste de Francia, el “ratatouille niçoise” (nombre completo por el cual es llamado en Niza, su ciudad autóctona) etimológicamente alude a dos verbos franceses, que unen dentro de esta valiosa lengua romance la palabra “tatouiller” y “ratatouiller” para construir finalmente este característico nombre. El verbo “touiller” significa en francés remover o agitar, lo cual representa dos acciones fundamentales para la elaboración del plato, ya que el ratatouille se caracteriza por ser una mezcla de sabores y texturas vegetales.

Es un plato que se puede elaborar con todo tipo de hortalizas. La receta de Ratatouille es una receta originaria de la gastronomía francesa. Es un plato a base de 5 vegetales mediterraneos: zuccini o zapallito redondo, berenjena, cebolla, morrón y zanahoria, pudiendo variar según la región y según la época. Originario en la zona sur este de Francia, zona provenzal, por supuesto, ladera del mar Mediterraneo.

Es un plato ideal para los que eligen nutrirse de alimentos vegetales. Consiste en guisar con aceite de oliva al horno los vegetales, aromatizando con diversas mezclas de hierbas como tomillo, romero, albahaca, orégano, entre otros, las llamadas hierbas provenzales. Se suele servir solo, o acompañado de arroz, cuscus, o algunas otras opciones que no promuevo. Es un plato realmente nutritivo, por los beneficios que nos aportan todas esas verduras a nuestro organismo.

En 1976, el chef francés Michel Guérard ya tenía en su carta un plato al que llamó Confit Byaldi. Se diferenciaba de una tradicional Ratatouille en que los vegetales estaban cortados en finos discos en vez de las tacos tradicionales.

Después de un poco de historia de este tradicional plato frances, te voy a compartir mis dos versiones de la Ratatouille, una hecha de una forma más tradicional, para luego animarte a sentir el sabor de la versión viva, manteniendo los nutrientes y energía de los vegetales.

Ratatouille clásica

  • 1/2 MORRÓN ROJO
  • 1/2 MORRÓN VERDE
  • 1/4 DE BERENJENA
  • 1 TOMATE
  • 1/2 ZUCCINI
  • 1 ZANAHORIA
  • PEREJIL, ORÉGANO, TOMILLO A GUSTO
  • 4 CDAS DE ACEITE DE OLIVA
  • 1 CDA. DE VINAGRE
  • SAL ROSADA C/N
  • PIMIENTA NEGRA C/N

Cortar finamente en rodajas la berenjena, el tomate, el zucchini, la cebolla y los morrones, y distribuirlos por capas en una placa de horno untada en aceite de oliva. Salpimentar y aromatizar con hierbas provenzales. Todo esto al horno hasta que las verduras queden asadas pero con cierta consistencia y textura.

Para montar el plato se disponen los discos de las hortalizas en forma de escalera de caracol. Se aliña con vinagreta clásica y voalá!

Si en estas fiestas te animas a hacer la versión cocida y clásica para acompañar tu plato principal, te invito a deleitar a tus seres queridos con la versión viva y raw, en versión de entrada y copetin de bienvenida acompañada con unas galletas deshidratadas o unos panes de masa madre.

Ratatouille versión viva y raw

  • 1/2 MORRÓN ROJO
  • 1/4 DE CEBOLLA
  • 1/4 DE BERENJENA
  • 1 TOMATE
  • 1/2 ZUCCINI
  • 1 ZANAHORIA
  • PEREJIL, ORÉGANO, TOMILLO A GUSTO
  • JUGO DE 2 LIMONES O VINAGRE
  • ACEITE DE OLIVA A GUSTO
  • SAL ROSADA C/N
  • PIMIENTA NEGRA C/N

Cortar los vegetales en la forma y tamaño deseado, procurando que pueda ser fino para mejorar el marinado. Déjalo marinar por mínimo 15 minutos con el jugo de limón (o vinagre) y la sal.

Escurrir el líquido que desprenden los vegetales y hortalizas, adereza los mismos con perejil, pimienta y sal si es necesario. Realiza la presentación deseada e incorpora el aceite de oliva.


Te quiero invitar al Curso Origenes donde viajamos por las preparaciones clásicas, traídas a la versión saludables, nutritiva y regional  de la actualidad, hecha con alimentos %100 vegetales y casi en su totalidad, vivos sin cocción. El curso tiene ya pautadas 3 fechas en el mes de febrero de 2018 para comenzar el año de una forma saludable y próspera. Para más información e inscripciones: www.matiasamadasi.com/curso-origenes o [email protected]

¡Por más arte y más salud!

“Educando desde la alimentación, creando un Estilo de Vida consciente”
MATIAS AMADASI

Embajador de Paz

CEO de AMADASI y Universidad de la Conciencia

www.matiasamadasi.com

[email protected]

 

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Chef Yogui Consciente, nacido en Buenos Aires, Argentina (25 años). Se ha graduado como Técnico Universitario en Gastronomía en la UADE y el IAG de Buenos Aires y como profesor de Yoga Siromani en Yoga Sivananda. Trabajó en prestigiosos hoteles de Buenos Aires (Hilton, Emperador y Loi Suite), en diferentes servicios de catering (como Los Petersen en la Rural), restaurantes de Buenos Aires y el partido de la costa atlántica y su propio local de comida (Lo de Matias). Creó “El Arte del Buen Comer”, desde donde actualmente difunde una alimentación fisiológica, naturista y sustentable en Argentina, Uruguay y Chile por medio de cursos y talleres teóricos-prácticos, enseñanza a gastronómicos y profesionales de la salud y asesoramiento a restaurantes y hoteles. A partir de su trabajo con el yoga formó una dinámica a la que llamó “El Yoga de la Nutrición”, donde fusiona su trabajo con la dinámica de unión del Yoga y los buenos hábitos que a diario nos unen en cuerpo, mente y espíritu a partir de disciplinas es el alimentarse y nutrirse.