Al pan: pan

pan casero
Una hogaza de pan casero y unos mates es la mejor invitación te pueden hacer.

A veces pienso que hay tantas recetas de panes, como personas hay en el mundo… Y siendo redundantes: ¡el mundo de la panificación es maravilloso! Está lleno de pequeños secretos, cuidados que van desde la levadura que utilizamos, hasta cómo sumamos el agua, y la altura de la bandeja del horno. Los panaderos son una suerte de cuidadores de la alquimia del trigo.

Seguramente estarán de acuerdo conmigo: cuando se hace pan, cualquier casa se llena de olor a hogar.

​​Una hogaza de pan casero y unos mates es la mejor invitación te pueden hacer. Mi abuela solía hacer panes redondos, los “abrigaba” arriba de la mesa con un repasador grande blanco con dos lineas de color azul. Si entrabas a la casa y veías el bollito de repasador, ¡sabías que era una tarde de pan y dulce!

Así es con el pan, está siempre con nosotros… Es por eso que hoy traigo una receta super sencilla de pan para hacer pan francés integral y panes rellenos.pan casero

Manos a la masa

He encontrado que esta masa es como una suerte de comodín, se puede utilizar para panes, para pizza (agregándole un poco de aceite) y base de tarta (con relleno para hornear, o con peso si se va a rellenar con algo frío) entre otras cosas que se te puedan ocurrir.

Pan francés (2 panes grandes o 3 medianos)

  • 500 gr harina integral superfina.
  • 8 gr de levadura seca.
  • 10 gr de sal marina.
  • Agua tibia cantidad necesaria.

Ponemos el harina en un bol, la sal sobre los bordes y hacemos un hueco en el centro donde colocamos la levadura y, de a poco, vamos incorporando el agua. Cuando ya podemos formar el bollo, lo sacamos del bol, y nos quitamos los restos de masa con harina: las manos limpias son imprescindibles para que podamos medir la humedad de la masa mientras la trabajamos.

Una vez en la mesada vamos a amasar con movimientos envolventes – nunca rasgando la masa- con la palma de la mano durante 5 minutos.

Dejamos levar tapado por una hora aproximadamente, hasta que duplique su tamaño. Retiramos del bol y cortamos la masa (con la mano) en 2 o 3 partes iguales.

Estiramos con los dedos cada bollo hasta armar un rectángulo y luego lo vamos enrollando haciendo fuerza para para que no quede aire. Afinamos las puntas, realizamos pequeños cortes y estamos listos para el horno.

Horneamos a 180º por aproximadamente 15 minutos. Hay que fijarse que la base esté dorada y que el pan suene a hueco.pan casero

Pan relleno (3 panes medianos)

Utilizamos los mismos ingredientes y proporciones que la masa anterior y sumamos verduras a gusto, con algún quesito crema de castañas frutos secos, tapenade, o hummus de nuestra preferencia.

Una vez que el pan haya levado, lo dividmos en 3 bollos. Estiramos cada uno de los bollos con los dedos hasta armar un rectángulo, podemos hacerlo también con palote. Colocamos el relleno en el centro, cubriendo a lo ancho y luego cerramos como si fuera un envoltorio: a) plegamos la masa que nos quedó en la parte superior, por encima del relleno, b) cruzamos la masa que nos quedó en la parte inferior para cerrar, y c) apretamos y plegamos los bordes laterales.

Pinchamos suavemente la masa con el tenedor un par de veces para dejar espacio para que salga el vapor y listo. Llevamos al horno a 180º por 10 a 15 minutos.

El relleno de la foto es: queso de girasol con una cucharada de mostaza y una cucharada de pimentón ahumado, espinaca fresca y tomates secos rehidratados.

Otra opción que queda riquísima: tapenade con cebolla de verdeo y zapallo calabaza rallado.

Tip para horno

Un truco para hornear es espolvorear con harina la asadera para que el pan no se pegue, y en el momento en que movamos la asadera y el pan se deslice por ella, ya está listo.

Espero que te haya gustado la receta. Podés probar hacer mini panes rellenos y podes llevarlos a cualquier evento no vegetariano que te inviten. Es más, los podés hacer con anticipación y freezarlos. Después un golpe de horno y listo!

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Mariángeles Dallavía es licenciada y profesora en Comunicación Social… Bahh, en realidad no. Eso es lo que estudió. ¡Vamos de nuevo! Se formó en comunicación y educación, y luego buscó conocer más sobre tecnologías digitales. Ejerció como profesora universitaria; capacitador y maestra de informática para adultos mayores. Pero, como la vida tiene de esos maravillosos virajes que dejan abrazada a una duda… Hace algunos años abandonó la educación formal y se mudó a la cocina: ahora da talleres de transición a la cocina conciente y vegana. Plantea que su perfil de comunicador le ha mostrado que las palabras pueden sanar y que la comunicación hace posible el cambio. Por otra parte, dice que la tecnología le ha facilitado su vocación de conectar con el mundo y los otros, vicio que despunta a través del blog Cocina Verde Pasión. Ángeles (para los amigos), es una persona ávida de nuevos conocimientos, va armada por la vida con una curiosidad insaciable. Se dice enamorada del aikido y apasionada por la montaña. Fiel creyente de que cada día es una nueva oportunidad para andar un camino y escribir una historia. Podés encontrarla en: Facebook, Instagram, Twitter o Google+. Más sobre Mariángeles: https://about.me/mariangeles.dallavia​