Torta crudivegana, fácil y saludable

torta crudivegana
Una torta crudivegana endulzada con stevia: la planta que endulza trescientas veces mas que el azúcar.

En otras oportunidades hemos hablado de la importancia de elegir azúcares de buena calidad para nuestro cuerpo. Por eso hoy te voy a contar un poco sobre la stevia, una maravillosa planta que endulza trescientas veces más que el azúcar blanca, y cómo elaborar una torta dulce crudivegana con ella.

La Stevia rebaudiana también conocida como “hierba dulce”, es una planta que su endulzante (esteviosido) endulza trescientas veces más que el azúcar común y no aporta calorías.

A diferencia de los demás edulcorantes sintéticos y semisintéticos, la stevia (cuando elegimos un producto que sea 100% stevia o directamente la planta fresca) resiste altas temperaturas sin volverse tóxica. Posee en sus hojas una sustancia llamada esteviósido que es mucho más dulce que el azúcar. No afecta a los niveles de azúcar sanguíneo, e incluso estudios clínicos han demostrado sus propiedades hipoglucemiantes, es decir, colabora con la actividad del páncreas, además mejora la tolerancia a la glucosa y por eso se recomienda a los pacientes con diabetes y con cáncer.

La stevia tiene efectos beneficiosos en la absorción de la grasa. Contiene además proteínas, vitaminas y minerales. Facilita la digestión y las funciones gastrointestinales, nutre el hígado, el páncreas y el bazo. No se reportan efectos secundarios de ninguna clase. Se le confieren propiedades para el control de la a presión arterial, ya que tiene efectos vasodilatador, diurético y cardiotónico (regula la presión y los latidos del corazón).

Se puede utilizar con todo, en la preparación de cualquier alimento. También se puede usar como infusión desde la hierba fresca y beberse como cualquier té o utilizar el preparado para endulzar otras bebidas o alimentos (stevia líquida). La stevia se encuentra en las tiendas de productos naturales en su forma natural, como extracto líquido o como polvo que muchas veces tiene agregado de hasta %50 de otros productos sintéticos (esto pasa en Argentina por el CAA que lo permite). Los envases industriales por lo general tienen una parte de la molécula de esteviósido y agregados de endulzantes o edulcorantes artificiales, por lo tanto siempre es preferible conseguir la stevia pura de la planta.

Un resumido ejemplo de por qué no deberíamos consumir endulzantes artificiales

¿Qué sucede realmente cuando se reemplaza el azúcar por un edulcorante no calórico y sintético?

Pues más allá de los efecto tóxicos, cancerígenos y neurológicos que han sido más que comprobados, se trata simplemente de una forma de lucrar de las empresas dedicadas a productos light o diet. Los edulcorantes sintéticos son más baratos que el azúcar y por tanto se utilizan a destajo por una cuestión de menor costo final. Esto expone a grandes grupos de consumidores a la ingesta de altas cantidades de innecesarias sustancias enunciantes. Este riesgo se magnifica en los niños, quienes por su menor masa corporal llegan con mayor rapidez a los umbrales de toxicidad.

Los edulcorantes no calóricos comparten una característica: “engañan” al cuerpo con el sabor dulce poniendo en marcha una serie de mecanismos de preparación para metabolizar los azúcares que se avecinan (secreción de mensajeros y hormonas, como la insulina).

Pero después del sabor dulce los carbohidratos no llegan y el circuito queda trabajando en vacío, con el consiguiente daño para el cuerpo. La insulina circulante en sangre actúa sobre el habitual azúcar de reserva, generando hipoglucemia y en consecuente “apetito”. Por tanto, el problema, los edulcorantes aumentan la toxemia, la ansiedad y ayudan a engordar. El jarabe de maíz de alta fructosa o JMAF, obtenido por hidrólisis del almidón de maíz, causa el mismo problema: su ingesta no activa los controles cerebrales de saciedad, por lo cual su consumo genera más apetito.

Friable de zanahoria (masa de torta dulce)

  • 800 gramos zanahorias.
  • Ralladura de 2 limones.
  • 100 gramos de coco rallado.
  • 100 gramos de fruta desecada (ciruelas, higos, pasas de uva o dátiles).
  • 10 gramos de semillas de chía o semillas de lino.
  • 1 cucharada de aceite de coco.
  • Extracto de vainilla a gusto.
  • Stevia a gusto.
  • Chocolate puro o nibs de cacao a gusto.

Con un extracto de jugo, extraé el jugo de zanahoria, reservá 1⁄4 vaso de jugo y usá la fibra. Si no tenés extractor, podés rallar la zanahoria y usar directamente la misma fibra.

En una procesadora o licuadora incorporá la fibra de la zanahoria, el limón, el coco rallado, la fruta desecada sin carozo, la vainilla y procesá. Agregá el jugo de zanahoria, el aceite de coco y el chocolate, incorporar y reservar en heladera por 20 minutos, con la forma elegida según su utilización.

Crema de pera

Colá y lavá las castañas. Procesarlas con el resto de los ingrediente y enfriiá. Dejá por lo menos 1 hora que los sabores se unifiquen y generen alquimia.

En la heladera se puede reservar bien tapada puedes reservar por 5 a 7 días.

Montaje

Sacá de la heladera la base de la tarta y disponé por encima la crema de peras. Decoralo a gusto como si fueras un artista, y llévalo al frío por 20 minutos más mínimo.

Recomiendo decorar con arándanos frescos y menta fresca al momento de servir.


Te quiero invitar al Curso de Formación en alimentación viva que comienza en el mes de septiembre de 2018, diagramada especialmente para todas las personas con o sin conocimiento, con ganas, entusiasmo y voluntad de llevar a cabo su vida a otro nivel en cuanto a su alimentación, nutrición y estilo de vida para hacerlo, abordando variedad de conocimientos teóricos y experiencia práctica en la gastronomía y alimentación natural. El curso tiene una modalidad práctica-teórica-vivencial con la posibilidad de probar y degustar como si fuesen hechas %100 por ti, de forma simple, práctica y verdadera. También disponemos de talleres y cursos de diferentes temas para tu educación alimentaria y ser protagonista de tu vida y tu salud, como de Jugos y Batidos, de Postres Naturales, de Cocina libre de Gluten, el Curso Orígenes yendo a la cultura alimentaria de los países más influyentes en la gastronomía del mundo y transformando estas preparaciones a un modo saludable y natural. Para más información e inscripciones: www.uconciencia.org o escríbenos a [email protected]

“Educando desde la alimentación, creando un Estilo de Vida consciente”
MATIAS AMADASI

Embajador de Paz

Co-fundador de la Universidad de la Conciencia

www.matiasamadasi.com

[email protected]

WhatsApp: (+549) 1162977768

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Chef Yogui Consciente, nacido en Buenos Aires, Argentina (25 años). Se ha graduado como Técnico Universitario en Gastronomía en la UADE y el IAG de Buenos Aires y como profesor de Yoga Siromani en Yoga Sivananda. Trabajó en prestigiosos hoteles de Buenos Aires (Hilton, Emperador y Loi Suite), en diferentes servicios de catering (como Los Petersen en la Rural), restaurantes de Buenos Aires y el partido de la costa atlántica y su propio local de comida (Lo de Matias). Creó “El Arte del Buen Comer”, desde donde actualmente difunde una alimentación fisiológica, naturista y sustentable en Argentina, Uruguay y Chile por medio de cursos y talleres teóricos-prácticos, enseñanza a gastronómicos y profesionales de la salud y asesoramiento a restaurantes y hoteles. A partir de su trabajo con el yoga formó una dinámica a la que llamó “El Yoga de la Nutrición”, donde fusiona su trabajo con la dinámica de unión del Yoga y los buenos hábitos que a diario nos unen en cuerpo, mente y espíritu a partir de disciplinas es el alimentarse y nutrirse.