Programas inconscientes: ¿Cómo liberarte de ellos?

¿Cómo” liberarnos de esos programas que hemos heredado de nuestro árbol genealógico o que se han grabado en nuestro proyecto sentido?

Desde que comencé con el blog, he recibido cientos de e-mails y comentarios preguntándome el “cómo” liberarnos de esos programas que hemos heredado de nuestro árbol genealógico o que se han grabado en nuestro proyecto sentido…

De hecho, el año pasado escribí un artículo al que llamé “el acto simbólico” y en él explicaba dos tipos de actos simbólicos que podemos hacer en relación a esos programas heredados de nuestro árbol genealógico. Aun así, seguían surgiendo preguntas y preguntas sobre el tema.

Así que hoy tengo la intención de aclararte cómo nos liberamos realmente de estos programas, y cómo no nos liberamos.

Para comprenderlo, antes tenés que conocer dos conceptos: “forma” y “fondo”.

¿Qué es la forma?

La forma es aquel método o técnica que vas a emplear para soltar un programa o resolver un conflicto con una persona.

Algunos ejemplos de forma podrían ser: un acto simbólico, una carta, un ejercicio de PNL (programación Neuro Lingüística), una hipnosis, una regresión, una constelación o movimiento sistémico o cualquier otro tipo de técnica.

¿Qué es el fondo?

El fondo es desde dónde vas a utilizar esa “forma”. Tiene que ver con lo que hay en tu corazón a la hora de, por ejemplo, hacer un acto simbólico.

Vamos a verlo con un ejemplo:

Si hacés un acto simbólico, una carta, una constelación o lo que sea… solamente por tu síntoma o, peor aún, porque crees que “tu árbol es tóxico”, es decir, desde el miedo (como si tuvieses una araña en el hombro y gritases: ¡quitamela, quitamela!), es probable que no consigas absolutamente nada.

¿Por qué? Porque lo que hay en el “fondo” es miedo, y desde ahí todo lo que hagas, lo harás con miedo (en cualquiera de sus formas) y por lo tanto lo que puedes conseguir al final son más y más formas de miedo.

El miedo te llevará a hacer juicios y buscar culpables, y puede que señales como culpables de lo que te sucede a tus ancestros, o bien termines sintiéndote culpable vos mismo por lo que hicieron o no hicieron, o por lo que hiciste o no hiciste… culpa culpa culpa… y, ¿qué merece la culpa? ¡Castigo! (así se nos ha enseñado) y estarás metido, cada vez más, en el miedo.

Puede incluso que alguna vez vayas, o hayas ido, a una consulta, con la intención oculta de confirmar que tenés razón, y que tu madre, padre, abuelo o quien sea menos vos… son los culpables de lo que sea que te ocurra… Por supuesto el trabajo de un buen terapeuta es acompañarte a que te des cuenta de que no es así, que puedas tomar responsabilidad de tus síntomas, y a partir de ahí puedas cambiar.

Sí, vos, cambiar vos.

Aunque es verdad que la mayoría de personas que van a consulta, en un primer momento, van porque existe un síntoma (sea biológico, emocional, psicológico o una situación de pareja, dinero, trabajo, etc.), si realmente deseamos sanar tanto física como psico-emocionalmente debemos estar dispuestos a cambiar la forma de ver las cosas.

Si realmente deseamos sanar tanto física como psico-emocionalmente debemos estar dispuestos a cambiar la forma de ver las cosas.

Así que el “fondo” de cualquier “forma” debe ser la comprensión profunda, la aceptación y la gratitud.

Es en el “fondo” y no en la “forma” donde se debe centrar todo el proceso de acompañamiento o terapia.

Podés aprender mil técnicas diferentes, todo tipo de terapias: la más moderna, la más clásica, la chamánica, la de moda… y no servirá para nada si el “fondo” sigue siendo miedo.

Para mí el transgeneracional es un “cómo”, es un “cómo” que me encanta, que me permite una comprensión mayor de lo que sucedió, que me permite conocerme mejor y conocer esos programas que heredo; pero la diferencia no la marca el transgeneracional, sino desde dónde estoy mirando mi transgeneracional.

¿Cuál es mi mirada hacia mi árbol genealógico?

Sin duda, en transgeneracional, una mirada objetiva para comprender y amorosa para agradecer es la clave.

¿Y qué pasa si en este momento mi “fondo” es rabia y miedo?

No pasa nada, de hecho es genial que puedas reconocerlo así. No intentes para nada negar el miedo, más bien ponelo sobre la mesa y reconocelo.

Decí: “Sí, así es. En este momento siento que mis ancestros son los culpables de todos mis problemas, siento rabia y miedo, y aunque me gustaría poder ser objetivo y mirar mi árbol con amor, aunque fuese para liberarme, ahora mismo siento rabia hacia ellos.”

No intentes negar el miedo, más bien ponelo sobre la mesa y reconocelo.

¡Qué bueno! Porque entonces la consulta se va a basar en esto, y utilizaremos “formas” para transformar ese “fondo”, pero de nuevo… la “forma” no es lo importante, sino el “fondo”, que en este caso es la intención detrás de “me gustaría poder ser objetivo y mirar mi árbol con amor”.

Y al final, si el “fondo” cambia, cualquier programa atado a él también cambia.

Concluyendo, lo que intento transmitirte es que no hay un “cómo” hay un “desde dónde” y en tal caso un “para qué”… y cuando estos dos están claros, el “cómo” a veces ni siquiera hace falta.

Podemos estar toda la vida viviendo en el pasado a través de repetir o reparar historias de nuestro clan, o podemos tomar todo aquello que nos es dado a través de la vida y hacer algo útil hacia la vida que sigue, también en memoria de quienes nos precedieron. Éste será el fin si vos y yo nos encontramos.

Así que si realmente querés liberarte, no busques “cortar”, buscá aprender a que de tu corazón salga un “Gracias».

Gracias a vos que me leés y, si te sirvió este artículo, ayudame a compartirlo con más gente.


Saúl Pérez Sánchez | Experto en Bioneuroemoción (Psicosomática), PNL, Hipnosis Ericksoniana, Coaching, Gestalt, Relajaciones, Regresiones, Inteligencia Emocional, Movimientos Sistémicos,  Ho´oponopono, Terapia Transpersonal y de Perdón. Hace más de 6 años que tomó contacto con la No dualidad, y todo lo que hace tiene como trasfondo este mensaje tan simple: “Todos somos Amor y nuestra única función aquí es ser felices.”

FUENTE: Piensa en Reiki

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


8 Comentarios

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Revista AHORA , es más que una revista, es una manera de Vivir la Vida, de crearla. Sumate vos también al cambio!! Revista AHORA. *** CREA tu VIDA! ***