La lengua y una antigua práctica Ayurvédica para mantener la salud

Es un órgano que tenemos bastante olvidado. Está siempre en su puesto cumpliendo un montón de funciones y apenas nos percatamos de que existe. La lengua es un órgano fundamental en nuestra anatomía, tiene a cargo tareas importantísimas como la salivación, la deglución, el sentido del gusto y el lenguaje. Todas estas funciones son posibles gracias a su gran movilidad. La lengua está formada por 17 músculos, todos ellos pares y simétricos, excepto uno: el lingual superior.

Si disfrutás de una buena comida, se lo debés a la lengua. Su superficie está revestida por seis tipos de papilas gustativas, un conjunto de receptores sensoriales responsables del sentido del gusto. Promediando, tenemos aproximadamente unas 10000 papilas gustativas  que se van regenerando cada 2 semanas más o menos. Pero, a medida que una persona va envejeciendo, algunas de esas células no se regeneran. Un anciano puede tener sólo 5.000 papilas que funcionan correctamente. El fumar también puede reducir la cantidad de papilas.

¿Te miraste la lengua alguna vez?

Para el Ayurveda –el sistema médico vigente más antiguo que se conoce- la lengua no pasa desapercibida. De hecho la consideran una pieza clave no solo para conseguir una buen digestión sino para mantener un estado general de salud.

Esta ciencia postula que por las noches el sistema digestivo trabaja para desintoxicarse. Cuando la digestión es inadecuada se origina un subproducto rígido y pesado que obstruye nuestro sistema y obstaculiza el funcionamiento de los tejidos. Este residuo recibe el nombre de  Ama. Ama se relaciona con debilidad del sistema digestivo, fatiga crónica, migrañas y enfermedades respiratorias entre otros desórdenes.

Un signo típico de la presencia de Ama en el cuerpo es cuando la lengua, en lugar de verse rosada, posee un recubrimiento de color blanquecino-grisáceo o amarillento. Esta capa, unas veces delgada y otras no tanto, es un impedimento para la correcta sensibilidad del gusto, y según el tradicional texto ayurveda Charaka Samhita,  puede provocar caries, problemas en las encías, halitosis, y cuando es reabsorbida acarrea inconvenientes digestivos y respiratorios.

Un signo típico de la presencia de Ama (un subproducto tóxico de la digestión) en el cuerpo es cuando la lengua, en lugar de verse rosada, posee un recubrimiento de color blanquecino-grisáceo o amarillento

Una práctica antigua

Revista Ahora

Jihwa Prakshalana es el nombre que recibe una milenaria costumbre Ayurvédica. Se trata de una limpieza lingual, una especie de raspado de lengua muy efectivo para eliminar restos de comida, hongos, bacterias, células muertas y toxinas de la superficie de la lengua.

El momento óptimo para efectuar la limpieza oral es por la mañana antes de ingerir alimentos. No necesitarás más que un limpia lengua (los hay de madera y de metal). La técnica es muy sencilla: colocás el limpia lengua en la parte superior de tu lengua y realizás el raspado de atrás hacia adelante entre 5 y 8 veces, limpiando el utensilio cada vez.

Si sos constante y sumás este hábito a tu limpieza bucal todas las mañanas no vas a tardar en ver los beneficios:

  • Cuidás tu sistema inmunitario al evitar que las toxinas y restos de comida, bacterias y células muertas sean reabsorbidas.
  • Mejora el aliento ya que la halitosis está en estrecho vínculo con el altísimo porcentaje de bacterias que habitan en la boca.
  • El cuerpo se desintoxica.
  • Mejora el sabor de las comidas ya que las papilas gustativas se liberan de la capa que las bloquea y funcionan mejor. Por otra parte la salivación mejora mucho.

La lengua te da muchas pistas de lo que está sucediendo dentro tu cuerpo. Limpiarla todos los días, un hábito muy fácil de incorporar, te ayudará a mantenerte sano y fuerte.

¿Empezás mañana?

 

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Profesora de Yoga. Emprendedora y entusiasta. Con gran inclinación al estudio integral del ser humano. Lalita cree en el poder transformador que todos llevamos dentro, en los proyectos con corazón y en una vida plena y coherente. Su misión, transmitirlo.