Knishes de Papa: un clásico de la cocina judía

knishes de papa
Los Knishes de papa son un clásico de la cocina judía. Aprendé a preparar este plato vegetariano de la mano de una experta.

Hoy voy a compartir con ustedes una receta muy especial: aprenderemos a preparar un clásico de la cocina judía: los Knishes de papa. Disfruto de los knishes de papa desde que tengo uso de razón, hechos por las manos de mis bobes. Me acuerdo de todo como si hubiera sido ayer: aún siento los aromas de las especias, cierro los ojos y las veo moverse tan diestramente entre los ingredientes y los utensilios, y sonrío en silencio al recordarme tratando de meter mis manitos en los platos antes de que sean servidos en la mesa.

Como ya sospecharán, el ingrediente estrella de los knishes es la tan versátil y abundante papa: un tubérculo que se ha convertido desde hace siglos en el alimento básico en la gran mayoría de los países del mundo. La papa además de poseer un alto contenido de hidratos de carbono, tiene importantes cantidades de vitamina C, antioxidantes, ácido fólico y varios minerales como magnesio, hierro y potasio. Así que los aliento a no dejarse llevar por la falsa creencia de que ‘la papa engorda’ y a aprender a valorar sus múltiples formas de cocción.

Los Knishes de papa son realmente una delicia de la cocina judía. Es un plato muy sabroso que puede ser acompañante de cualquier otro, o bien degustarse como plato principal. No puedo ocultar el enorme placer que siento cuando mi familia se deleita con ellos, ¡más aún ahora, que mi pequeño nieto ha empezado también a disfrutarlos!

¡Espero que a ustedes también se les haga agua la boca!

Knishes de Papa

INGREDIENTES (para 3 docenas)

Relleno

  • 1 Kg de papas.
  • 3 cebollas medianas.
  • Aceite cantidad necesaria.
  • Sal y pimienta.

Masa

  • 350 gramos de harina.
  • 1 huevo.
  • 4 cucharadas de aceite.
  • 150 cc de agua tibia.
  • Aceite cantidad necesaria.
  • 1 huevo para pincelar.

PREPARACIÓN

  1. Pelar las papas, cocinarlas en agua con sal hasta que estén tiernas.
  2. Picar las cebollas en pequeños cubos. Saltearlas en abundante aceite caliente a temperatura mínima,para que tomen un suave color dorado.
  3. Escurrir bien las papas (deben quedar con la menor cantidad de agua posible) y reducirlas a puré. Agregar la cebolla salteada y mezclar bien. Salpimentar. Dejar enfriar.
  4. Para hacer la masa: colocar la harina, el huevo y el aceite en la procesadora. Procesar, incorporando el líquido de a poco hasta obtener una masa tierna pero firme. Retirar del bol. Dividir en 2 bollos taparlos y dejarlos reposar ½ hora.
  5. Estirar el primer bollo hasta lograr una masa muy delgada y pincelarla con un poco de aceite. Distribuir el relleno en forma de cordón, dejando 3cm de distancia desde el borde. Arrollar y armar un cilindro largo y compacto. Con el canto de la mano enharinado, cortar pequeñas porciones cuyos extremos se van sellando ante la presión, empujar un extremo hacia el lado contrario para formar los knishes. Hacer lo mismo con el otro bollo.
  6. Distribuir sobre placas aceitadas, pincelar con huevo, cocinar de 25 a 30 minutos a temperatura moderada y ¡listo!.

Ojalá que disfruten de los exquisitos Knishes de papa. Aguardo gustosa sus comentarios.

Silvia Leonor Kessler

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 Comentarios

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Silvia Kessler nació en Capital Federal y creció en Ramos Mejía en el seno de una familia judía. Siendo apenas una niña comenzó a desarrollar su pasión por la cocina. Silvia recibió sus primeras lecciones de su madre, en cuyos platos el amor era un ingrediente infaltable. Se recuerda observando atentamente cada paso en la preparación de los platos con los que sus bobes deleitaban a todos. La cocina era el corazón de la casa. Dirige "La Bobe Cool", un proyecto en el que se dedica a reinventar recetas típicas de la cocina judía en platos 100% vegetarianos, contemplando siempre el cuidado del medio ambiente. La espontaneidad y la inventiva son sus sellos culinarios.