Honrando a la Madre Naturaleza

En el mes de la PachaMama, la honramos preparando unas deliciosas hamburguesas 100% veganas y Raw de la mano de Matías Amadasi.

Hoy le voy a hacer honor a la Pachamama que tanto alimento nos entrega. Durante el mes de agosto podemos honrar a la madre tierra en toda su disposición de entrega a nosotros como hijos, como nacientes de su vientre. Personalmente, no me queda más que agradecerle por todos los alimentos que me da, que me presenta en su canasta y que, con sentido común, puedo llevar a la mesa sin descomponer:

  • Las semillas germinadas que tienen propiedades nutricionales superiores a las de las secas. Su contenido de vitaminas, minerales, oligoelementos y enzimas puede multiplicarse por varias centenas durante la germinación e incluso desarrollarse micronutrientes no presentes en las semillas secas. Si se consumen crudas, gracias a procesos de germinación, por ejemplo las lentejas, mantienen su ácido fólico (que se destruye completamente con la cocción), el potasio (para una presión arterial normal) y los fitoesteroles (para la prevención de enfermedades cardiovasculares y cáncer).
  • El ajo baja el colesterol, protege el corazón y es antioxidante, pero pierde sus propiedades rápidamente. Así que hay que comerlo fresco o poco cocido. Por su parte, el brócoli, la coliflor, las coles de Bruselas y el repollo crudos, en ensaladas o jugos verdes, presentan una actividad anticancerígena preventiva (pulmón, mama, recto, colon y próstata).
  • Las algas son remineralizantes. Estimulan el metabolismo, son alcalinizantes (ayudan a compensar la acidosis provocada por excesos en el consumo de alimentos de origen animal o de alimentos procesados) y eliminan toxinas.
  • Los cítricos son fuente de salud. Protegen el sistema digestivo, controlan los niveles de colesterol, previenen problemas circulatorios y afecciones cardíacas, activan el sistema inmunológico, desintoxican y ayudan a combatir el exceso de peso.
  • Los frutos rojos crudos tienen efectos en la reducción de enfermedades coronarias, efectos antitumorales y antiinflamatorios.
  • Como estrella especial te hablo de la clorofila, fundamental en la alimentación. Oxigena y desintoxica el organismo, beneficia al sistema digestivo, es anticancerígena, antioxidante y antiinflamatoria.

Los alimentos son energía en estado material. Por lo tanto, comer desde una alimentación natural, viva y orgánica nos puede ayudar a nuestro desarrollo espiritual. Por ejemplo, cuando hablamos de lo más simple, de aquello que está pero que no vemos, nos referimos a cualidades y características de nosotros mismos. Si yo estoy diciendo que me gusta mucho un alimento, estoy mencionando imperceptiblemente características que hacen referencia a mí. El alimento va más allá de comer y constituye un trabajo diario entender el mensaje de lo que estamos consumiendo para que nos nutra y no nos sobrealimente.

Quiero remarcar lo importante que para mí es agradecer a la Madre Naturaleza por regalarnos una parte de sí misma para que nosotros podamos alimentarnos. Esto va más allá de cualquier patrón o creencia religiosa, más bien se liga a la toma de conciencia de que la naturaleza es la que nos provee lo que comemos todos los días.

Hamburguesas vegana

¡Manos a la obra!

Para 4 porciones de “Hamburguesa viva de lentejas y lino” se necesitan: 3 tazas de lentejas germinadas, 1 taza de lino molido, 1 zanahoria, ½ cebolla, ¼ taza cilantro, sal de mar, 2 dientes de ajo, 1 cucharadita de cúrcuma y sésamo.

  • Hay que moler las lentejas germinadas crudas con la cúrcuma, la sal de mar y licuar en la licuadora o procesadora. Agregar el lino molido, la zanahoria rallada, la cebolla y el cilantro picados. Combinar los ingredientes hasta que quede una mezcla homogénea. Hacer bolitas y aplastarlas para que tengan forma de hamburguesas. Cubrir con sésamo. Dejar al sol entre 30 y 45 minutos aguardando que el lino absorba el líquido de la preparación y forme el famoso “mucilago” gelificante.

Recordemos que nuestra actitud al comer es esencial. Si nos predisponemos positivamente antes de una comida, recibiremos adecuadamente los alimentos. En cambio, si lo hacemos de mala gana o enojados, los alimentos por más naturales y sanos que sean, podrían generarnos toxinas. Por esto, recomiendo esta técnica para que hagas antes de comer: cerrá los ojos, enfocate en la respiración para obtener oxígeno y realizá tres inhalaciones profundas, llevando el aire al diafragma.

Vivamos la vida, animémonos a sonreír y levantarnos con energía de cada día experimentar un nuevo día.

¡Por mas arte y mas salud! Constructor de PAZ de Argentina al mundo

MATIASAMADASI

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 Comentario

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Chef Yogui Consciente, nacido en Buenos Aires, Argentina (25 años). Se ha graduado como Técnico Universitario en Gastronomía en la UADE y el IAG de Buenos Aires y como profesor de Yoga Siromani en Yoga Sivananda. Trabajó en prestigiosos hoteles de Buenos Aires (Hilton, Emperador y Loi Suite), en diferentes servicios de catering (como Los Petersen en la Rural), restaurantes de Buenos Aires y el partido de la costa atlántica y su propio local de comida (Lo de Matias). Creó “El Arte del Buen Comer”, desde donde actualmente difunde una alimentación fisiológica, naturista y sustentable en Argentina, Uruguay y Chile por medio de cursos y talleres teóricos-prácticos, enseñanza a gastronómicos y profesionales de la salud y asesoramiento a restaurantes y hoteles. A partir de su trabajo con el yoga formó una dinámica a la que llamó “El Yoga de la Nutrición”, donde fusiona su trabajo con la dinámica de unión del Yoga y los buenos hábitos que a diario nos unen en cuerpo, mente y espíritu a partir de disciplinas es el alimentarse y nutrirse.