Aprovechá el poder nutritivo de los frutos rojos

frutos rojos recetas
¡Se acerca la época de los frutos rojos! Te acercamos recetas tan innovadoras como deliciosas.

Arándanos, frambuesas, frutillas, cerezas, grosellas y moras. Los frutos rojos, frutas silvestres o frutos del bosque, son principalmente, desde el lenguaje botánico, reconocidos como bayas. La mayoría pertenecen a la familia de las Rosáceas. Algunas tienen multitud de variedades como la mora.

Otra peculiaridad en esta clasificación se debe al hecho de que algunos de estos frutos son principalmente silvestres, es decir, plantas no cultivadas y que resultan aptos para el consumo humano; pero cuidado, porque muchas veces podemos confundirlos con plantas tóxicas o de algún grado de toxicidad en los seres humanos.

Frutos rojos: tan sabrosos como saludables

Los frutos rojos en general nos regalan una cantidad de beneficios que muchas veces no apreciamos, veamos algunos de ellos:

  • Los antioxidantes (disponen de una gran cantidad de flavonoides) presentes en estos frutos nos ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, reducen el colesterol malo, mejoran la circulación sanguínea y también tienen algunas propiedades anticancerígenas. Aunque todas las frutas del bosque son ricas en antioxidantes,  los arándanos son los que presentan una mayor concentración.
  • Otro de los beneficios de los antioxidantes de las frutas silvestres es que, junto a la vitamina C, refuerzan el sistema inmune. Cuanto más intenso sea el color del fruto, mayor será su valor nutricional. Así pues, cuando veamos un fruto de color rojo intenso, sabremos que posee una alta intensidad de antioxidantes.
  • Nos ayuda a prevenir el estreñimiento.
  • Los flavonoides presentes nos ayudarán a tener el cerebro activo y sano, retrasando así también el envejecimiento o la aparición de problemas como el Alzheimer.
  • Las frutas del bosque nos ayudan a bajar las inflamaciones o a combatir la artritis.
  • Son altamente beneficiosos para casos de obesidad, sobrepeso y diabetes tipo 1 y 2.

Licuado de frutillas

Ingredientes:

  • ¼ kilo de frutillas.
  • Jugo de 2 zanahorias.
  • Jugo de 1 limón.
  • Agua c/n.
  • Hojas de menta fresca c/n.

Preparación

En un extractor de jugo, realizar el jugo de zanahoria. Por otro lado pelar el limón, limpiar las frutillas y las hojas de menta e incorporar con el agua para poder procesar, dentro de la licuadora. Procesar hasta que quede bien homogéneo. Juntar con el jugo de zanahoria y disfrutar.

Pudding de Arándanos

Ingredientes:

  • 50 gramos de arándanos frescos o congelados.
  • 3 cdas. de semillas de chía.
  • Jugo de 2 naranjas.
  • Hojas de stevia fresca a gusto (también puede ser en líquido o miel o azúcar mascabo).
  • Agua c/n.

Preparación:

Exprimir el jugo de las naranjas y mezclarlo con el agua y las semillas de chia. Dejar hidratar por mínimo 1 hora (ideal 8 horas). Pasado el tiempo, en caso que sea necesario, agregarle más agua o más jugo de naranja. Incorporar a las chía hidratada los arándanos. Acompañar con un puñado de granola o la mezcla de frutos secos elegido.

Ensalada silvestre de moras

Ingredientes

  • ½ atado de berro silvestre.
  • 50 gr. de Moras moradas.
  • 1 puñado de almendras.
  • 50 gr. de tomates cherry.
  • Jugo de 1 limón.
  • 3 cdas. de Aceite de Oliva extra virgen.
  • 3 gotas de Aceite de rosa mosqueta.

Preparación

Limpiar el berro y los tomates. Hidratar por 8 horas las almendras. Mezclar en una ensaladera el berro, los tomates, las almendras y las moras. Por otro lado mezclar el jugo de limón con el aceite de oliva, la rosa mosqueta y la sal rosada e incorporala en la ensalada. Deja que se mezclen los sabores por 5 minutos y disfrurtala preferentemente como almuerzo o cena.

Por último, también los frutos del bosque nos regalan diferentes colores, los famosos flavonoides, ellos también son un gran alimento para nosotros. Veamos que nos dan el rojo y el azul característico de estos frutos:

  • El rojo es un color que representa calor, energía y fuerza de voluntad, así como ganas de alcanzar triunfos de forma inmediata y vivir el presente. El rojo además es un color que indica que estos alimentos son ricos en poderosos antioxidantes, como los fitoquímicos licopeno y antocianinas. Estos alimentos nos ayudan a mantener una mejor salud cardiovascular, una memoria audaz, disminuir el riesgo de cáncer y disminuir el riesgo de enfermedades del sistema urinario, beneficios nombrados anteriormente.
  • El azul es un color frío que disminuye el estrés y promueve la relajación. Estos alimentos son buenos para la memoria y la agilidad mental. Te recomiendo consumir estos alimentos por la noche para promover el descanso y la relajación.

Te invito a escribirme que con mucho gusto te compartiré alguna nutritiva preparación, recomendación, asesoramiento y acompañamiento.

¡Por más arte y más salud!

“Educando desde la alimentación, creando un Estilo de Vida”
MATIAS AMADASI

Embajador de Paz

www.matiasamadasi.com

[email protected]

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Chef Yogui Consciente, nacido en Buenos Aires, Argentina (25 años). Se ha graduado como Técnico Universitario en Gastronomía en la UADE y el IAG de Buenos Aires y como profesor de Yoga Siromani en Yoga Sivananda. Trabajó en prestigiosos hoteles de Buenos Aires (Hilton, Emperador y Loi Suite), en diferentes servicios de catering (como Los Petersen en la Rural), restaurantes de Buenos Aires y el partido de la costa atlántica y su propio local de comida (Lo de Matias).

Creó “El Arte del Buen Comer”, desde donde actualmente difunde una alimentación fisiológica, naturista y sustentable en Argentina, Uruguay y Chile por medio de cursos y talleres teóricos-prácticos, enseñanza a gastronómicos y profesionales de la salud y asesoramiento a restaurantes y hoteles. A partir de su trabajo con el yoga formó una dinámica a la que llamó “El Yoga de la Nutrición”, donde fusiona su trabajo con la dinámica de unión del Yoga y los buenos hábitos que a diario nos unen en cuerpo, mente y espíritu a partir de disciplinas es el alimentarse y nutrirse.