Ensalada de hojas verdes con Quínoa y Palta

Al incorporar ensaladas de vegetales crudos a tu dieta, estás consumiendo alimentos que poseen vitalidad intrínseca. Si a esto le agregamos un magnífico cereal como es la quínoa, el resultado es un plato súper rico y nutritivo. Aprendé a prepararlo.

¿Conoces los beneficios de comer ensaladas?

 

Las ensaladas, son la propuesta ideal si estás buscando incorporar vegetales a tu alimentación diaria.

  • Combinan perfectamente con todas las comidas.
  • Pueden consumirse como primer plato o como acompañante.
  • Te permiten incluir variedad de sabores, texturas, colores, etc. a todos tus platos.

La mejor forma de consumirlas es en estado  crudo, es decir sin cocción, para provechar todos sus nutrientes.

Al incorporar ensaladas de vegetales crudos, estás consumiendo alimentos vivos, es decir, alimentos que poseen vitalidad intrínseca (vida en potencia dentro de sí mismo).

Y acá hago un stop.

Lo óptimo, sería consumir la verdura al momento que fue cortada porque conserva ese potencial: sabor, color, textura, vida, etc.

En ocasiones, la verdura que compramos en la tienda lleva días o meses conservada en frío hasta que llega al lugar de venta. Por ejemplo, ¿alguna vez te sucedió de comprar un tomate y al cortarlo, por dentro esté blanco o inmaduro?.

A mí, me ha pasado frecuentemente con  tomates, naranjas y frutillas.

Por eso una excelente alternativa, es optar por consumir verduras ecológicas/ agroecológicas que algún huertero/a pueda proveer en ferias. En general, antes de salir para la venta la verdura fue cortada como máximo el día anterior.

Justamente, leyendo un libro sobre alimentación viva, encontré que, por ejemplo, una col (repollo) se mantiene durante mucho tiempo viva después de ser recolectada.  Lo mismo ocurre con la zanahoria o la manzana.

Otra alternativa es, si dispones de algún espacio en casa: balcón, patio, jardín, ventana y puedas armarte una mini huerta de aromáticas o algunas verduras de hoja verde (crecen fácilmente) es un gran regalo que puedes hacerte para cultivar tu alimentación.

¿Para qué sirve consumir ensaladas vivas?

Comer ensaladas de verduras frescas aporta fibra, que ayuda a limpiar intestinos. Por eso la recomendación es masticar bien cada bocado, para evitar hinchazón estomacal y posteriormente gases.

Además, consumir ensaladas aporta oxigeno a tu cuerpo y energía. Son ideales para comer antes de cualquier plato principal para asegurarse una mejor digestión y estar saciados. También se puede disfrutar como plato principal, haciendo una buena combinación.

La época de primavera-verano es ideal para comenzar a incorporar ensaladas a tu alimentación diaria. A veces, hay personas que suelen poner la traba de “en invierno no apetece”, entonces si cuesta en épocas de bajas temperaturas, empezar en épocas de altas sería una excelente forma de resolver el problema.

De esta forma, incorporarás además un hábito saludable que va ayudarte a limpiar tu cuerpo,  sentirte con más energía, vivir más liviana/o e incorporar variedad.

Tips para armar tus ensaladas verdes

Para lograr consumirlas crudas, te aconsejo que dispongas cada día de una buena variedad en la heladera. En casa suelo disponer de:

  • Hojas verdes: lechugas, rúcula, col kale, achicoria, etc.
  • Hortalizas (las más comunes): zanahorias, pepinos, hongos, papas, tomates, zanahorias, apio, etc. de todo un poco y sobre todo, lo que sea verdura de temporada.
  • Hierbas aromáticas frescas (alguna variedad): cilantro, menta, albahaca, etc.
  • Germinados: alfalfas, lentejas, etc.

Para facilitar el trabajo de hacer una ensalada, un secreto es: tener la verdura lavada, cortada, bien seca dentro de un recipiente con tapa. De ésta forma, contarás con verdura  lista para armar cualquier plato o acompañar cualquier menú.

Para crear una buena ensalada, puedes sumar cereales o legumbres, como: garbanzos, arroz integral, lentejas, mijo, quínoa, etc. para hacerlas más nutritivas. Recomiendo consumir uno u otro: o cereales o legumbres para una mejor digestión.

Sobre cómo condimentarlas, se aconseja evitar añadir limón,  vinagre o cualquier ácido ya que corta la producción de la enzima ptialina (digiere los hidratos de carbono en la boca).

En cambio, se pueden condimentar con aceite de oliva u otro aceite vegetal de calidad, sal o pimienta si lo prefieres, especias varias como: cúrcuma, jengibre, etc.

Ensalada de hojas verdes con quinoa y palta

  • Receta para una porción abundante
  • Procedimiento: fácil.
  • Ideal como plato principal, para un almuerzo liviano de primavera.

La quínoa es un pseudo cereal rico en omega 3 (antiinflamatorio) y es una excelente fuente de proteína vegetal, además de aportar minerales como el magnesio.

Ingredientes:

  • 1 taza de quínoa seca (sin hervir). En la receta usé quínoa roja.
  • 3 puñados de hojas verdes a elección: rúcula, kale, lechuga, achicoria, etc.
  • 1 trozo de pimiento rojo en brunoise (en cubitos).
  • 1 palta madura en láminas.
  • Sal, aceite de oliva y pimienta a gusto.

Procedimiento:

  1. Colocar la taza de quínoa en un cuenco y tapar con agua.
  2. Enjuagar, bajo el grifo varias veces (mínimo 3 veces pero a veces más) y puedes ver algo de “espuma”.

Ésta espuma se llama saponina: es un componente natural que la recubre y protege de agentes externos. Éste componente es tóxico, si se consume en grandes cantidades como así también si no se lava correctamente suele quedar amarga al gusto, luego de hervirse. Por eso, con lavar y enjuagar (con ayuda de un colador) varias veces bajo el grifo está resuelto el tema.

  1. Colocar dos tazas de agua en una olla y hervir la quínoa, durante 15 a 20 min.
  2. Mientras tanto, lavar y secar las hojas verdes y cortar el pimiento en brunoise. Reservar.
  3. Una vez que la quínoa está lista (te darás cuenta porque el grano se abre y se desprende una especie de “pelo blanco” en uno de sus extremos. Si la pruebas debe estar tierna, al dente), la cuelas, como si fuera arroz, y dejas entibiar.
  4. Para el emplatado: colocar en la base hojas verdes y luego la quínoa por arriba, junto con los pimientos y la palta cortada en láminas.
  5. Condimentar y disfrutar.

Otra opción para hacerlas más atractivas son los aderezos vegetales como: mayonesas vegetales, humus, chutney, etc. si lo deseas, en mi blog tienes algunas recetas que pueden darte tentadoras ideas. Sigue el link acá: BEKU DIPS Y ADEREZOS.


María Belén Escalas es docente, artista plástica y cocinera vegetal, encargada del proyecto Beku Viva desde el año 2013; reconocido en la ciudad de Rosario. Nació en Buenos Aires en 1985 y ha vivido en diferentes ciudades: Buenos aires, Bariloche, Rosario, Palma de Mallorca y actualmente en Barcelona, donde continúa desarrollando y compartiendo su proyecto a través de su blog : “Beku Viva – Cocina viva”.
Se dedica ayudar a personas interesadas en vegetalizar su alimentación, organizarse e inspirarse en la cocina; a través de recetas e ideas para alcanzar un estilo de vida saludable. Ofrece cursos/ talleres, donde la persona se conecta con la alimentación vegetal desde sus emociones y sensaciones, ubicándose como actor principal de la experiencia transformativa.
Colabora con proyectos de Argentina y España relacionados con el estilo de vida saludable basado en una alimentación 100% vegetal y consciente.

Web.

Facebook.

Instagram.

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Revista AHORA , es más que una revista, es una manera de Vivir la Vida, de crearla. Sumate vos también al cambio!! Revista AHORA. *** CREA tu VIDA! ***