El estrés no existe

Banner yoga

Sí, leíste bien. El concepto más extendido en el mundo moderno es echado por tierra por Enrique Cerati, médico e instructor de Yoga, con quien conversamos hace pocos días en Radio O. Sí, ese resultado observable a simple vista cuando te sentís sobrepasado de actividades y responsabilidades, muchas veces causadas por presiones laborales, es una ilusión. O quizá sea más atinado decir que “es causa de una ilusión”.


Sí, ese resultado observable a simple vista cuando te sentís sobrepasado de actividades y responsabilidades, muchas veces causadas por presiones laborales, es una ilusión. O quizá sea más atinado decir que “es causa de una ilusión”.“El estrés es una creación mental, no existe en sí mismo” sentencia Enrique con una sonrisa que esconde picardía. “Se trata, ni más ni menos, de una percepción, subjetiva y personal, de la realidad circundante”. Si reflexionamos un momento comprendemos que tiene lógica: ante un mismo evento, por ejemplo un despido laboral, tres personas reaccionarán de manera diferente. Con el dinero que obtengan de la indemnización, uno de ellos puede querer emprender ese viaje tan soñado, el segundo planea dar marcha a un emprendimiento personal y el tercero, sin ver salidas posibles, sucumbe al estrés y se deprime física y emocionalmente.

revista-ahora

Si al parecer, el meollo del asunto está en el modo de percibir los eventos ¿qué hace que algunos veamos un evento como amenazante y otros como una oportunidad? “La respuesta a esta pregunta es amplia. El modo de percibir las cosas depende de muchos factores. Un factor sin dudas determinante es la historia personal con los traumas, temores y creencias que derivan de ella. Por otro lado, es cierto que existen miedos colectivos, históricos y hasta físicos, como el miedo a quedarse sin trabajo, que es la versión moderna del miedo a pasar hambre”. Tenemos incorporado una especie de tamiz que hace que ciertas situaciones sean vistas como agradables, aceptables y otras como  temibles o amenazantes, y aquí, en este punto es donde comienza todo. “Es importante que nos vayamos entrenando en observar las distintas emociones que acompañan cada pensamiento y que aprendamos a advertir sus efectos a nivel físico y también emocional. Es sencillo darse cuenta si vamos o no por buen camino. El miedo y sus emociones asociadas:  la ansiedad y la desconfianza, son de baja frecuencia vibratoria, nos endurecen, nos hace que nos volvamos pequeños e insignificantes frente al mundo. En cambio el Amor, lo opuesto al miedo, nos empodera, nos da confianza en nosotros mismos y en el proceso de la vida”.

Es importante que nos vayamos entrenando en observar las distintas emociones que acompañan cada pensamiento y que aprendamos a advertir sus efectos a nivel físico y también emocional.

“Cuando estamos frente a una situación que nos incomoda o nos parece peligrosa empiezan a suceder toda una serie de eventos físico-químicos dentro del cuerpo, desencadenando la cadena del estrés” afirma Cerati. En 1.975 Robert Ader y Nicholas Cohen, tras una larga serie de estudios, acuñan por primera vez el término PINE. Lo que sus descubrimientos plantean es que existe una delicada interacción y búsqueda deequilibrio entre los sistemas endocrino, neurológico, inmunológico y la psiquis. Ninguno actúa por separado y todos se ven afectados mutuamente. “Cuando estamos ante un estresor físico o psicológico, comienzan a segregarse las conocidas hormonas del estrés. En condiciones normales los efectos de estas hormonas son reequilibrados por el cuerpo. Pero cuando el estrés es crónico, es decir, sostenido en el tiempo, empiezan a aparecer signos y síntomas a los que debemos prestarles atención: insomnio, taquicardia, contracturas, diarrea o estreñimiento, fatiga, dificultad para concentrarse, etc”.

El Amor, lo opuesto al miedo, nos empodera, nos da confianza en nosotros mismos y en el proceso de la vida.

No es ninguna novedad que la industria farmacéutica mueve millones y se sustenta gracias a la enfermedad, “alguien tiene que decirlo, se ha hecho un gran negocio con el estrés. Estamos acostumbrados a poner nuestra responsabilidad afuera: en la familia, en el sistema educativo, en el sistema sanitario. Pero nos olvidamos que somos 100% responsables de nosotros mismos y, por supuesto de nuestra salud. Si nos sentimos abrumados, agotados o sobrepasados (las emociones características de un estrés sostenido) es tiempo de frenar y observarnos. Es terrible que hayamos perdido tanto contacto con nosotros mismos, que nos resulte tan difícil acceder al silencio. El silencio es el puente que nos conduce a nuestra esencia y lo hemos olvidado”.

Cuando nos sentimos abrumados, agotados o sobrepasados (las emociones características de un estrés sostenido) es tiempo de frenar y observarnos.

Consejo anti estrés

revista-ahora

Le preguntamos al Dr. Enrique Cerati qué podemos empezar hacer ahora mismo para salir del círculo vicioso del estrés. La clave está en cómo empezar el día, nos dijo. “Los primeros minutos de la mañana son valiosísimos. Saltar de la cama para zambullirse en un balde de café no hará más que intensificar el estrés. Propongo dedicar unos minutos todas las mañanas a estar en silencio, atendiendo la respiración y sintiendo nuestras emociones. Introducir este pequeño cambio, que no nos toma más que unos pocos minutos cada mañana, hace que el resto del día transcurra de una manera diferente y que sepamos que podemos acceder a ese espacio silencioso cada vez que lo necesitemos”.

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 Comentario

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Revista AHORA , es más que una revista, es una manera de Vivir la Vida, de crearla. Sumate vos también al cambio!! Revista AHORA. *** CREA tu VIDA! ***