Dieta Depurativa de Otoño

dieta depurativa
La estación del otoño es la mejor época para realizar en nuestro cuerpo una depuración preparándonos para afrontar con más fuerza el duro invierno.

Lo cierto es que hoy en día se habla mucho acerca de lo que comemos. Hay demasiada información y un abrumador número de recetas dando vueltas por ahí: las vegetarianas, las cárnicas, las veganas, las sin sal, las de colores… Sobra la información y, tristemente, no son pocas las veces en las que falta el criterio. En este sentido, algo que me parece muy importante que revisemos es el tema de las dietas. Tenemos el concepto de que una dieta es un régimen para adelgazar y que tienen que ser escasas en alimentos o se realizan comiendo siempre lo mismo, pero ese no es el concepto correcto.

El concepto de dieta proviene del griego “diaita” y significa régimen de vida. Es decir, tendría que ser una disciplina en el comer, un orden en nuestra alimentación que fuera conforme nuestras necesidades y una fuente para nuestra salud, y no una fuente para la enfermedad como está empezando a ocurrir últimamente.

El concepto de dieta proviene del griego “diaita” y significa régimen de vida. Es decir, tendría que ser una disciplina en el comer, un orden en nuestra alimentación.

La estación del otoño es la mejor época para realizar en nuestro cuerpo una depuración, una limpieza de tóxicos y dejar preparado a nuestro organismo para afrontar con más fuerza el duro invierno.

Nuestro cuerpo está preparado para eliminar los tóxicos de forma natural. Nuestro cuerpo es perfecto y está diseñado para cumplir esa función sin ninguna intervención externa. Lo que ocurre es que con los hábitos que llevamos hoy en día, en los que continuamente introducimos tóxicos en él, al final, el organismo se ve saturado. La mejor forma de limpiar nuestro organismo es dejando de introducir toxemia en él.

Transitar el otoño con salud

Por ello les propongo para este otoño una dieta baja en tóxicos (hipotóxica); es una dieta muy sencilla, en la que no se tiene que pasar hambre ni ninguna falta de ningún tipo de nutriente. Se trata de un esquema de alimentación que, con algunas pequeñas modificaciones si se quisiera, podríamos alimentarnos toda vida. Si seguimos esta dieta, dejaremos que nuestro cuerpo tenga un descanso fisiológicolimpiaremos el hígado, el estómago y el intestino grueso y nuestras digestiones serán más sencillas, dejando energía disponible para que nuestro cuerpo la pueda emplear en otras funciones.

La mejor forma de limpiar nuestro organismo es dejando de introducir toxemia en él.

Los dejo con ella:

  • Desayuno: infusión depurativa hecha con diente de león, bardana y cola de caballo. Leche de avena con copos de avena. Fruta de temporada (preferentemente uva).
  • Almuerzo: varias opciones: guiso de porotos aduki con verduras, arroz integral con verduras, papas al vapor con verduras, pasta integral con verduras o ensalada de mijo o quínoa con verduras. Las verduras ideales para depurar son: zanahorias, puerros, cebollas, espárragos, remolachas y calabacines.
  • Merienda: tortitas de maíz e infusión depurativa.
  • Cena: sopa crema de verduras. Si con esto no nos saciamos podemos agregar a la cena tofu, tempeh o hamburguesas vegetarianas.

Características de la dieta:

  • La duración ideal de la dieta depurativa es de 3 semanas (21 días). Es el tiempo que nuestro cerebro necesita para reprogramarse y adquirir un nuevo hábito. Si consiguís hacer esta dieta durante 21 días habrás dado un paso muy grande para empezar a tener una alimentación mejor y consciente.
  • Existen cuatro comidas al día: desayuno, almuerzo, merienda y cena. El desayuno y la merienda son los mismos todos los días. En el almuerzo y la cena se dan diferentes opciones para ir cambiando a lo largo de la semana.
  • En el almuerzo las verduras con las que se pueden acompañar los platos son: zanahoria, puerro, cebolla, calabacín o espárragos verdes. No acompañar con más de tres.
  • Se acompaña la dieta con una Infusión depurativa que consiste en una mezcla de diente de león (depura el hígado), bardana (limpia la sangre) y cola de caballo (diúretica). La infusión se tomará al levantarse en el desayuno y después en la merienda.
  • Se acompañará también la dieta con un Caldo Depurativo: Se cocina en 2 litros de agua una manzana sin pelar, 1 cebolla, 1 apio y dos dientes de ajo. Se reduce hasta la mitad y se obtiene el caldo. Se irá tomando a lo largo del día (te lo podés llevar en un termo al trabajo). Las verduras cocidas se guardan ya que por la noche se batirán y será la sopa crema que nos tomaremos cada noche en la cena.
  • En la cena nos podemos tomar solamente la crema de verduras o si vemos que nos quedamos con hambre acompañar de alguno de los segundos platos que se sugieren. No tomar ningún día proteína animal (carnes, huevos, pescado).
  • Existe un día a la semana que se hará un ayuno de Frutas. Durante todo el día sólo se tomará la Infusión Depurativa, el Caldo Depurativo y por la noche la crema del caldo. Se podrá comer a lo largo de todo el día la cantidad que deseemos de uva (que es la fruta más depurativa que existe para el otoño). Recomiendo que el día del Ayuno de Frutas se haga un domingo por estar más en reposo y, sería ideal, que el primer día de la dieta también se empezase con él.

Consejos del Ayurveda para la estación del otoño 

Es una dieta sencilla, seguro que hay algunos alimentos que no utilizás normalmente (porotos aduki, quinoa, mijo, hamburguesas vegetales…) por eso te animo a que durante tres semanas empieces a adquirir nuevos alimentos, porque esta es la manera de poder tener una alimentación diferente.

Espero que les haya resultado interesante y, sobre todo, que se animen a esta dieta depurativa y que me cuenten cómo les va. Ya saben que cualquier cosa que les pueda informar, respondo a todos.

¡Sean felices!

 

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Laura Duarte es Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Zaragoza. Durante casi 10 años se dedicó al mundo de las finanzas, hasta que se dió cuenta de que no se encontraba en el camino correcto. Tras abandonar su antiguo empleo, comienza a formarse en lo que realmente le apasiona: técnicas para alcanzar de forma natural el estado de salud. Actualmente es Técnico Naturópata, con formación en Trofología, Herbología, Agentes Naturales de la Salud, Kinesiología, Auriculopuntura y Flores de Bach. También se formó como Terapeuta en Ayurveda, especializada en la alimentación, Masaje Terapeútico Abhyangam y Marmaterapia. Es además Terapeuta Profesional de Reiki y ha realizado cursos sobre Inteligencia Emocional y Mindfulness. En formación continua, asegura que su aprendizaje no terminará nunca: “una vez que encuentras el camino, no lo quieres terminar”.