Diente de León, un aliado para la salud

PH Joaquín Feijóo | joaquinfeijoo.com

Si pensamos en el emblema de la palabra “yuyo”, pensamos en el Diente de León. No sólo por su abundante presencia en el mundo entero, sino porque crece, literalmente, en cualquier lado.

Si alguna vez te dedicaste a la jardinería seguramente lo arrancaste infinidad de veces. Crece en los terrenos baldíos, al costado de los caminos, se abre paso a través del cemento e incluso aparece en los lugares donde no querés que crezca.

Un ejemplo típico de cómo la naturaleza te brinda todo lo que necesitás y, se podría decir, también en la medida en que lo necesitás, es el hecho de que el Diente de León esté tan “a mano”.

El Diente de León está presente en  muchas de las medicinas tradicionales de casi todo el mundo. En los últimos años, a esta plantita, cuyo nombre científico es Taraxacum officinale, se la ha estudiado a fondo. Hoy en día sabemos  que toda la planta puede ser utilizada: raíces, hojas y flor.

Aplicaciones para la salud

  • Una de sus funciones más destacadas en la medicina es la de mejorar la función hepática e incluso proteger al hígado de posibles intoxicaciones alimentarias o químicas. Se lo utiliza en casos de hepatitis, cirrosis, ictericia y cálculos biliares.
  • Diente de León es también un excelente agente diurético, por lo que la infusión de sus hojas está indicada en casos donde sea beneficioso estimular la producción de orina: obesidad, edema, ácido úrico elevado, cálculos renales, colesterol, etc. Muchos diuréticos químicos tienen la desventaja de hacer disminuir los niveles de potasio, algo que no ocurre con el Diente de León. Para aprovechar al máximo su función diurética es conveniente mezclar sus hojas con otras verduras depurativas como las zanahorias, cebollas o apio, e ingerirlas en ensaladas frescas.
  • Es excelente en casos de anemia. Taraxacum officinale es la especie vegetal que más cantidad de hierro tiene es sus hojas.
  • También es un laxante suave, indicado en casos de estreñimiento.
  • Por su elevado contenido de Vitamina A es recomendado para mejorar la visión, estimulando la captación de luz y previniendo también otras afecciones de la vista como cataratas y glaucoma.
  • Es muy bueno para cicatrizar afecciones de la piel, aplicando hojitas machacadas sobre la herida o llaga. Es útil también en la remoción de verrugas, aplicando todos los días la sustancia blanquecina que secretan las hojas, raíces y tallos.
  • Las raíces poseen sustancias llamadas inulina y levulina, que ayudan a regular los niveles de glucemia.

¿Cómo consumirlo?

La forma más segura para obtener el máximo de sus beneficios es ingerir las hojas crudas, en ensaladas. Tené en cuenta que tienen un sabor amargo intenso. Tratá de combinarlas con otras verduras de sabor mas suave o dulce como las remolachas y las zanahorias. Acordate de lavar bien las hojitas y elegí las más tiernitas (las hojas más grandes tiene una textura áspera que puede resultarte desagradable). Los capullos de sus flores, que podés sumar a la ensalada, ¡son deliciosos!

Otra forma de incorporar el Diente León a tu dieta es a través de infusiones de sus hojas y flores secas o la decocción de sus raíces.

Cuidados

Moderá su consumo si tenés úlceras estomacales, colon irritable, diarrea, cálculos biliares y/o psoriasis.

 

 

 

 

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


2 Comentarios

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Revista AHORA , es más que una revista, es una manera de Vivir la Vida, de crearla. Sumate vos también al cambio!! Revista AHORA. *** CREA tu VIDA! ***