Coco: de la palmera a tus platos más sabrosos

¿Sabías que el coco es la fuente más alta de ácidos grasos que tenemos a disposición después de la leche materna y que es un gran protector de la salud? Agua de coco, leche de coco, aceite de coco y pulpa de coco rallada o en escamas son algunas de las formas en que podés incorporar este preciado fruto a tus comidas. Recetas y tips de la mano de un experto.

El Coco nos enseña a creer que todo ser, por más fuerte, duro y velloso que sea, tiene un centro adaptable y flexible como es el agua de coco.

Una tarde, cuando aún iba a la escuela, llegué a mi casa y me encontré en la merienda con una bebida hecha con “chocolate” acompañada de los famosos “coquitos”. Así fue como conocí ese fruto tan mágico y especial como es el coco. Pero gracias a mi curiosidad por la naturaleza de los alimentos, fui a investigar de dónde venía tan maravilloso fruto.

El coco es una fruta tropical obtenida del cocotero, la palmera más cultivada en todo el mundo. Tiene una cáscara exterior gruesa y fibrosa, y otra interior dura, vellosa y marrón que tiene adherida la pulpa que es blanca y aromática y es lo que conocemos como el coco rallado o en escamas. En el interior del fruto, nos encontramos con ese plasma acuoso que tanto sabor tiene y tan nutritivo es. El agua de coco no debe ser confundida con la leche de coco, ya que la leche de coco se obtiene exprimiendo la pulpa y el agua de coco se encuentra naturalmente en su cavidad interior.

El lugar de origen del coco es un tema discutido. Mientras muchos consideran que proviene de Asia del Sur, algunos dicen que proviene del noroeste de América del Sur. Registros fósiles de Nueva Zelanda indican que plantas similares más pequeñas crecieron allí al menos hace 15 millones de años. También existen fósiles más antiguos descubiertos, pero vamos a quedarnos con que tiene diversos orígenes y crece naturalmente en múltiples sitios.

En los países tropicales el coco se utiliza por sus propiedades bactericidas, antioxidantes, antiparasitarias, hipoglucemiantes, hepatoprotectoras e inmunoestimulantes.

Los tipos de cocoteros se clasifican en gigantes, enanos e híbridos y, dentro de cada grupo, existe un gran número de variedades. Los Gigantes son los que se emplean para la producción de aceite y los frutos para consumo fresco; su contenido de agua es elevado y su sabor poco dulce. Los Enanos, cuyas variedades más cultivadas son el Verde de Brasil y Naranja Enana de la India, se emplean fundamentalmente para la producción de bebidas envasadas y como uso medicinal ya que el agua contiene una cantidad aumentada de propiedades. Los Híbridos, derivado del cruce entre las anteriores variedades, son frutos de tamaño mediano o grande y de buen sabor.

Si se destina a la producción de coco rallado, deshidratado o se compra para la extracción de aceite, la cosecha se realiza cuando los cocos caen al suelo o cuando uno de los cocos de un racimo está seco. El coco rallado es utilizado como cobertor o ingrediente principal de nuestras preparaciones dulces, aunque hay muchos platos exquisitos salados en los que podemos utilizar el coco como ingrediente principal.

Los beneficios principales de este fruto están en su semilla, la cual, cuando alcanza su madurez, contiene muchas vitaminas, minerales y oligoelementos.

Revista-ahora-agua-de-coco

¿Para qué el coco? En los países tropicales el coco se utiliza por sus propiedades bactericidas, antioxidantes, antiparasitarias, hipoglucemiantes, hepatoprotectoras e inmunoestimulantes. Los beneficios principales de este fruto están en su semilla, la cual, cuando alcanza su madurez, contiene muchas vitaminas, minerales y oligoelementos, o sea, nutrientes esenciales para los humanos. A su vez nos aporta calcio, magnesio, fósforo, hierro, sodio, selenio, yodo, zinc, flúor, manganeso y otros elementos. Es bueno para aliviar vómitos, gases y problemas urinarios. Asimismo es usado como diurético y para limpiar los riñones.

El agua de coco hace bien al corazón: se ha demostrado que el agua de coco, ese líquido que contiene el fruto durante su inmadurez, tiene un bajo contenido en azúcares y grasas, es rico en minerales y oligoelementos. Beber agua de coco ayuda a reducir la presión arterial, disminuir los triglicéridos en los que padecen colesterol. Asimismo tiene propiedades antidiabéticas e hipoglucemiantes.

A mí personalmente, el aceite de coco me solucionó muchas noches de antojos. Es la fuente más alta de ácidos grasos que tenemos a disposición después de la leche materna. Sirve para aumentar el sistema inmune y ayudar a nuestro organismo a luchar contra enfermedades, bacterias, infecciones y virus.

El agua de coco hace bien al corazón.Beber agua de coco ayuda a reducir la presión arterial, disminuir los triglicéridos en los que padecen colesterol.

Si usamos el natural, no el hidrogenado que ha modificado su forma original, mejoraremos nuestra salud y hasta reduciremos el colesterol. Además, levantará el metabolismo, ayudando a perder peso y a evitar problemas secundarios de los trastornos en la tiroides. Protege las células del corazón y mejoran los síntomas de la menopausia y el síndrome premenstrual.

Leche de coco

  • 50 gramos de coco rallado o en escamas
  • 1 litro de agua pura

Re-hidratá el coco en agua pura durante mínimo 30 minutos. Licuá con el agua durante aproximadamente 1 minuto. Colá o filtrá por una bolsa para leches vegetales. Se puede conservar en heladera hasta 3 días.

revista-ahora-coco

 Cocolatada

  • 1 taza de leche de coco
  • 1 banana
  • 10 pasas de uva o 2 dátiles re-hidratados
  • 2 cucharadas de cacao amargo
  • Esencia de vainilla a gusto

Licuá todo y disfrutá de la “Coco-latada” bien fría.

Bombones

  • 4 cucharadas de aceite de coco
  • 4 cucharadas de algarroba blanca
  • Esencia de vainilla a gusto
  • Frutas secas a gusto

Mezclá todos los ingredientes con el aceite de coco ya derretido (ya que a 20°C ya está en estado sólido) y poné la mezcla en moldes de bombones o en cubeteras de hielo. Llevalo a la heladera o al freezer durante 20 minutos y ¡listos tus bombones instantáneos!

 Dejá que la creatividad y la innovación te sorprendan, poniendo la mano en tu alimento y compartiéndolo con tus seres queridos.

¡Por más arte y más salud!

Matías Amadasi

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 Comentarios

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Chef Yogui Consciente, nacido en Buenos Aires, Argentina (25 años). Se ha graduado como Técnico Universitario en Gastronomía en la UADE y el IAG de Buenos Aires y como profesor de Yoga Siromani en Yoga Sivananda. Trabajó en prestigiosos hoteles de Buenos Aires (Hilton, Emperador y Loi Suite), en diferentes servicios de catering (como Los Petersen en la Rural), restaurantes de Buenos Aires y el partido de la costa atlántica y su propio local de comida (Lo de Matias). Creó “El Arte del Buen Comer”, desde donde actualmente difunde una alimentación fisiológica, naturista y sustentable en Argentina, Uruguay y Chile por medio de cursos y talleres teóricos-prácticos, enseñanza a gastronómicos y profesionales de la salud y asesoramiento a restaurantes y hoteles. A partir de su trabajo con el yoga formó una dinámica a la que llamó “El Yoga de la Nutrición”, donde fusiona su trabajo con la dinámica de unión del Yoga y los buenos hábitos que a diario nos unen en cuerpo, mente y espíritu a partir de disciplinas es el alimentarse y nutrirse.