Primavera de jugos caseros

jugos caseros
¡Llegó la primavera! Estos jugos caseros son ideales para hidratarnos con los primeros calorcitos. ¡Animate a experimentar!
 ¡Por fin llegó la primavera! Después de un maravilloso invierno nevado y frío cabe esperar que estemos ansiosos por un poco de sol y calorcito.

Admitamoslo, la primavera es esa espectacular época del año en que recordamos nuestra historia evolutiva y dejamos que el reptil que llevamos adentro se deleite con pequeñas siestitas de sol. Me arriesgaría a decir que el 95% de nosotros, al comenzar los días de sol, salimos afuera, respiramos hondo y alzamos nuestro rostro  entrecerrando los ojos. Es un ritual natural, sencillo, vivificante y que se disfruta sólo en primavera.

Seguramente, este comportamiento obedece a nuestra necesidad de vitamina D, la cual sólo adquirimos a través de la exposición solar por un proceso llamado fotobiogénesis; venimos del invierno y nuestro cuerpo lo sabe.

Pero a decir verdad, me gusta más la idea de que somos, en el fondo, como baterías adoradoras de luz.

Con el calorcito salimos del letargo; dejamos el chocolate, las medias de lana y la ropa abrigada. Nos ponemos más activos, comienzan a convencernos más las salidas al aire libre y la actividad física. Y aunque no seamos muy afectos a los deportes, en definitiva: nos movemos un poco más.  En este sentido, la ecuación es simple: más movimiento = más gasto energético = más calor = más sed. Y acá empezamos a caer inocentemente en las trampas publicitarias de gaseosas y refrescos que prometen vencer, arrollar, quitar, saciar  ¡desvanecer! la sed.

jugos caseros
Mucho color 100% natural.

¿Qué hay de malo con los refrescos?

Sin ser tremendista, como dice mi amigo Will Smith en Hombres de negro “¿Cuál es el asesino número uno del universo?… El azúcar ” Sí, ya sé que la fuente no es muy autorizada que digamos, pero: el cine me puede.

De todos modos, no estoy contándoles nada nuevo; que el azúcar refinada no es buena para nuestro organismo, es una verdad a gritos. Hoy, más que nunca, los profesionales de la salud advierten sobre el consumo de refescos azucarados (productos azucarados en general) y lo perjudicial que esto es para nuestro bienestar. Además, al “oro blanco” hay que sumarle los conservantes, saborizantes y colorantes autorizados… Nunca sabemos a ciencia cierta cuáles y cuántos químicos estamos ingiriendo.

En fin, como lo mío no es la medicina ni la química, sino la alquimia de la cocina hoy traigo algunas ideas de jugos caseros para satisfacer nuestro deseo de dulzor y color en forma más saludable.

Tés, especias y frutas

No existe una fórmula para hacer jugos, yo he he probado diferentes variantes: con té, con frutas hervidas y con frutas crudas. Cada uno puede elegir lo que más le guste.

Por ejemplo, personalmente, no soy muy afecta al té común, (excepto quizás por el earl grey y alguna variedad de té blanco),  no obstante, me encantan las infusiones con plantas, y hay algunas combinaciones que son definitivamente ganadoras!

1) Naranja y ortiga

jugos caserosColocar la  ortiga (fresca o seca) en el fondo de una botella de litro de vidrio, agregar una cucharadita de stevia y el jugo de una o dos naranjas exprimidas. Llevar agua al punto de hervor y llenar la botella. Ahora dejamos reposar y entibiar a temperatura ambiente para después pasar a la heladera.

2) Frutilla y melisa

Acá vamos igual que en la anterior: coloco la melisa y la stevia en el fondo de la botella. Aparte, pongo un puñado de frutillas en medio litro de agua y las llevo al fuego sin que llegue a hervir. Luego, proceso en caliente la frutilla con el agua, y cuelo el líquido en la botella. Por último, completo lo que resta con agua mineral. Una vez tibia se puede colar para eliminar las hojas de melisa. Eso queda a gusto de cada uno

3) Jengibre y naranja

Es muy parecido al de ortiga. Coloco stevia, trocitos de jengibre y el jugo exprimido de dos naranjas. Llevo agua a punto de hervor y lleno la botella. Dejo reposar y después a la heladera.

¿Porqué caliento el agua? Porque de esta manera el jengibre suelta todo su sabor y le da ese toque refrescante al jugo que es inigualable.

4) Arándanos y cardamomo

¡Para mí este jugo es la joya de la corona! Es refrescante y especiado. En la botella de vidrio colocamos stevia, 5 a 7 vainas de cardamomo y, si nos gusta, media florcita de anís estrellado (es opcional). Aparte calentamos un puñado de arándanos en medio litro de agua y lo llevamos a punto de hervor. Procesamos y colamos en la botella. Completamos con agua mineral y ¡listo!

No es necesario calentar la fruta, puede procesarse con agua fría. El agua caliente tiene como función darle mayor fuerza y presencia a las especias.

Tip: Si extrañás las burbujas de las gaseosas, una vez que el jugo esté frío podés agregarle la medida de un pocillo de café de agua kefirada. Al día siguiente vas a tener un jugo finamente gasificado

Con media hora de trabajo, tenemos refrescos para toda la familia ¿Qué otras combinaciones probaste? Compartí con nosotros así vamos sumando refrescos saludables para todos!!!

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Suscribite a Revista Ahora, gratis!






Información del Autor

Mariángeles Dallavía es licenciada y profesora en Comunicación Social… Bahh, en realidad no. Eso es lo que estudió. ¡Vamos de nuevo! Se formó en comunicación y educación, y luego buscó conocer más sobre tecnologías digitales. Ejerció como profesora universitaria; capacitador y maestra de informática para adultos mayores. Pero, como la vida tiene de esos maravillosos virajes que dejan abrazada a una duda… Hace algunos años abandonó la educación formal y se mudó a la cocina: ahora da talleres de transición a la cocina conciente y vegana.Plantea que su perfil de comunicador le ha mostrado que las palabras pueden sanar y que la comunicación hace posible el cambio. Por otra parte, dice que la tecnología le ha facilitado su vocación de conectar con el mundo y los otros, vicio que despunta a través del blog Cocina Verde Pasión.Ángeles (para los amigos), es una persona ávida de nuevos conocimientos, va armada por la vida con una curiosidad insaciable. Se dice enamorada del aikido y apasionada por la montaña. Fiel creyente de que cada día es una nueva oportunidad para andar un camino y escribir una historia. Podés encontrarla en: Facebook, Instagram, Twitter o Google+. Más sobre Mariángeles: https://about.me/mariangeles.dallavia​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *