¿Vacaciones en bicicleta? Algunas recomendaciones

Vacaciones con alforjas
Vacaciones con alforjas.

Banner

Uno espera todo el año las tan deseadas vacaciones de verano, tanto que si es posible en invierno ya está pensando ¿dónde me voy? ¿en qué fecha? ¿me darán los días?… Se acerca el momento y con todo casi listo siguen las preguntas ¿qué llevo? ¿necesitaré mucho abrigo? ¿con quién dejo al perro? … Para quien desea dedicar esos pocos y sagrados días a viajar en bicicleta, las preguntas son muchísimas más. Hoy queremos darte algunas recomendaciones para ayudarte un poquito con los preparativos – y aliviarte el trabajo-.

¿Dónde me voy?

Seguramente el lugar ya lo sabrás, ya habrás mirado posibles rutas, consultado en grupos de Facebook, leído consejos en blogs, etc. Pero si tus dudas aún persisten nuestra recomendación es:

  1. Dónde y qué camino hacer: evalualo especialmente teniendo en cuenta con qué cantidad de días disponés y el tipo de paisaje que te gustaría recorrer. Cuando tengas eso definido, pensá en que la cantidad de kilómetros por pedalear sea viable a la cantidad de días. Si disponés de 15, lo ideal sería pensar en pedalear como mucho 10 –para tener tiempo a descansar, disfrutar el paisaje, ir lento, detenerte por condiciones climáticas, etc.-.Es preferible abarcar pocos kilómetros pero disfrutar del camino –uno de los momentos más ricos que te da la bici-.
  2. Característica del lugar: ahora tenés que pensar específicamente en el desnivel del camino, los vientos tipo de suelo –ripio, asfalto, muy transitado, poco transitado, etc.-. Esto es necesario para realizar viaje confortable y apto para el entrenamiento de cada persona. El desnivel y tipo de suelo se puede consultar por internet -una de las páginas es wikiloc-, el viento es más impredecible –aunque hay zonas que ya se caracterizan por fuertes vientos y no es un dato menor- éste también se puede medir por internet en la página windgurú.
  3. Pre-selección de ruta: es probable que lo que más te guste es ir definiendo la ruta en el camino y eligiendo para dónde seguir en el momento. Si es así, lo único que te recomendamos es que averigües -hablando con la gente del lugar, mirando mapas o por internet- si en la distancia que vas a recorrer hay alguna posibilidad de conseguir agua potable y comida. Si no es así, será necesario que estés preparado. Agua, comida y un lugar para dormir son los elementos básicos necesarios para un ciclista.
El camino.
El camino.

¿Qué llevo?

Elegir qué llevar y qué no puede ser una de las elecciones más difíciles. Armar una alforja –con cosas necesarias y útiles- es todo un arte.

  1. ¿Qué tipo de alforja me conviene? Para unas vacaciones de pocos días, la alforja que tengas en tu casa o que consigas prestada va a estar más que bien. Si querés fabricarte o comprarte unas, la recomendación es que intentes que sean de un material impermeable –para estar preparado para grandes lluvias-. En caso que no sean impermeables llevá bolsas de residuo para poder cubrirlas.
  2. ¿Qué llevo y qué no? Es fundamental llevar lo menos posible, todo suma y todo pesa. Lo ideal sería cargar elementos necesarios, útiles y que ocupen poco lugar. Una pregunta que puede ayudar en tu elección es: ¿cuántas veces en los 15 días de vacaciones voy a necesitar usar esto? Si tu respuesta es más de 10, llevalo sin dudarlo; si tu respuesta es entre 5 y 10 dudalo un ratito y apelá a tu máxima sinceridad; si tu respuesta es menos que 5, déjalo –sin dudarlo-. El “por las dudas…” pesa muchísimo!!!
  3. ¿Qué no te puede faltar?
  • Agua y comida: calculá la cantidad de días que creas que no vas a tener posibilidades de conseguir y súmale dos días más. Acá sí el por las dudas es un peso necesario.
  • Bicicleta + repuestos y herramientas básicas para arreglarla.
  • Carpa, aislante, bolsa de dormir –salvo que ya estés 100% seguro que contás con algún otro lugar para pasar la noche-. Para un ciclista, es indispensable descansar bien: prevé que sean de buen material para no pasar frío y poder dormir aunque toque lluvia o mucho viento.
  • Ropa: lo mínimo y necesario –es muy personal-, en lo posible de secado rápido –así podrás ir lavando en el camino y llevar menos peso-. No olvides con qué temperatura te vas a encontrar, que puede haber probabilidades de lluvias, que estás vacacionando en bicicleta –y lo más probable es que no te vistas igual que en la ciudad-. Reiteramos: todo suma.
  • Otros: elementos de cocina (anafe, olla, cubiertos, plato), elementos de higiene, elementos de cuidado personal (botiquín de primeros auxilios, medicamentos, protector solar), linterna, soga, broches, y lo que creas necesario.
Tu casa temporaria será parte de tu equipaje.
Tu casa temporaria será parte de tu equipaje.

¿Necesito tener entrenamiento previo?

Nuestra recomendación es que sí. Al menos para saber cómo se comporta y cómo rinde tu cuerpo en distintas circunstancias –con mucho tránsito, en subida, en bajada, con viento en contra, en caminos de ripio, en rutas transitadas, con el peso de las alforjas, etc.-. Cada persona es diferente y cada manera de pedalear también, por eso acá no hay fórmulas que valgan, uno tiene que conocerse a sí mismo. Si la idea es viajar en grupo, también es necesario conocer a cada uno de los participantes y al grupo en sí.

¿Cuántos kilómetros podré hacer por día?

Esto dependerá de cada persona, su rendimiento físico, sus ganas de pedalear, si está bien descansado y alimentado –o no-, lugares de interés donde desee parar, etc. y de algunos factores externos: viento -a favor o en contra-, desnivel del camino –subida o bajada-, lluvia –mucha, poca o nada-, temperatura –mucho calor o frío-, etc.

¿Qué medidas de seguridad debo conocer?

No importa el tipo de ruta que transites, lo ideal es tener en cuenta algunas medidas de seguridad básicas –para evitar pasar malos momentos o poner en riesgo tu vida-.

  1. Pedalear en el sentido de los autos y sobre la línea blanca. Si hay banquina asfaltada o bici senda, hacerlo por ahí. En rutas muy transitadas es probable que tengas que bajar muy seguido a la banquina, hacerlo con cuidado y no ir a velocidades muy altas.
  2. Usar casco y pechera reflectiva.
  3. Usar espejo retrovisor: recomendamos los de moto–son más estables y se rompen con menos frecuencia-.
  4. Perderle el miedo a la ruta pero tenerle respeto y ser cuidadoso.
Espejo retrovisor y casco: medidas de seguridad necesarias.
Espejo retrovisor y casco: medidas de seguridad necesarias.

Esperamos nuestras recomendaciones te hayan sido útiles y puedas disfrutar tus merecidas vacaciones a pedal –una de las maneras más lindas de viajar y percibir todo lo que nos rodea-.


 

Lechu y Nico.
Lechu y Nico.

Ma. Leticia Villalba. 

Fotografías: Nicolás Esteban González y Ma. Leticia Villalba. 

Sin Rumbo y a Pedal

 

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 Comentario

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Lechu y Nico son una pareja viajera con el sueño de recorrer América Latina en bicicleta. Comenzaron su aventura en enero de 2015. Viajan despacio, conociendo pueblito a pueblito y sintiendo cada instante del camino. La esencia del viaje es crecer día a día aprendiendo del camino. Aman conocer nuevas personas y nutrirse de sus experiencias, cultura, forma de vida y de lo que cada una de ellas tiene para dar.