11 razones para visitar Sao Paulo

sao paulo turismo
La arquitectura de la ciudad presenta coherencia de estilos.
Conocida como la New York de América Latina, Sao Paulo te va a sorprender. Qué visitar en esta megalópolis brasilera.

Sao Paulo tiene mala fama, sobretodo en Brasil. Y no es sólo por la inseguridad que transmite… no sabemos de dónde sale: serán la prensa y las noticias -las cuales poco indagamos- o será el eterno rumor del boca en boca que atraviesa fronteras y se arraiga en el subconsciente colectivo.

De cualquier modo, como fuere, el hecho es que antes de ir a Sao Paulo la mayoría de los consultados nos decía o bien que era un caos, o que era una ciudad fea, o que pasear por la noche era sinónimo de muerte (y no estamos exagerando) y otras tantas cosas por el estilo. Eso hizo que no sólo tuviéramos más que respeto a la megalópolis, si no que sintamos que el tiempo que pasásemos allí sería tiempo perdido.

Pero Sao Paulo no por nada es la ciudad más grande de Sudamérica, y la más grande del hemisferio sur. Tamaño título obliga a cierta responsabilidad a la cual han sabido responder. Con epítetos tales como la New York de América latina, esta ciudad moderna y cosmopolita es una de las más sorprendentes del mundo.

Sao Paulo la New York  de América Latina

1. *La Paulista*. Esta gran avenida es la arteria principal de la ciudad. Todo lo que pasa, pasa aquí. Manifestaciones variopintas, tiendas y shoppings adornados con fantásticos rascacielos futuristas. Los domingos la avenida se torna peatonal y se puede pasear de arriba a abajo dejándose atrapar por los conciertos en vivo, los shows de aristas callejeros, ferias, mercados, etc.

2. *El Metro*. El servicio de ferrocarriles subterráneos de Sao Paulo es uno de los más interesantes que hay. Los vagones son amplios para ir de pie (y estrechos para ir sentado). Relativamente fácil para orientarse, abarca casi todos los puntos estratégicos de la ciudad. Eso sí, entre estación y estación puede haber 1 kilómetro de distancia… Demasiado. Es interesante observar las diferentes maneras que tienen para decorar las estaciones, desde grafittis, fotografías antiguas, murales que hacen pensar…

3. *Beco do Batman*. Perdido y desorientado en la ciudad, el ‘Beco do Batman’ es un pequeño entramado de callejuelas donde las paredes reclaman *arte* efímero. En cambio constante, las paredes son una galería de arte para artistas que dejan su obra mural hasta que desaparezca bajo otra obra. Tranquilo y soleado, buen lugar para descansar un poco.

4. *La Augusta*. Esta avenida perpendicular a la Paulista es el ‘corazón de la noche’. Recorrerla de arriba a abajo, de día o de noche, es una paseo lleno de vida. Repleto de bares y terrazas que invitan a uno tomarse algo y refrescarse. La amplia presencia de personas del colectivo gay le dan ese toque de alegría brasileña a todo el barrio.

revista-ahora10

5. *Barrio Chino*. El barrio chino de Sao Paulo es otro paseo imperdible. Con arquitectura de inspiración oriental, aquí se concentra el comercio a mediana escala. Si bien la mayoría de personas asiáticas son brasileros de 2da o 3ra generación, la herencia cultural y las costumbres ancestrales se conservan a la vez que se sincretizan con las propiamente brasileras.

6. *Plazas y Parques*. Envueltas de cemento, las plazas y los parques son un pequeño respiro de paz. De todos los tipos y tamaños, se dispersan por la ciudad para proporcionar un descanso entre las larguísimas calles paulistas. Entre ellas destacan la TALYCUAL que es la más grande de todas, donde verán a muchas personas haciendo ejercicio, o la TALYCUAL al pie de la rua Paulista que es muy frondosa y resulta ser un oasis de frescor los días de calor.

7. *Juventud activa*. La calle es de todos y sirve para usarla. Es muy común ver jóvenes practicando algún deporte, con el skate, con los patines, con una pelota… También abundan las performances callejeras, así como de repente te puedes encontrar una representación de teatro, como un número de magia o humor, o una danza colectiva. ¡Las calles tienen vida!.

8. *Las Vistas*. Entre colinas se encuentra la ciudad, lo que a veces hace que un paseo a pie sea todo una toma de decisión. Pero la misma cuesta arriba que te hará sudar hasta en el invierno más frio, será la cuesta que te permita apreciar una fantástica panorámica de la urbe. Cada tanto te sorprende una imagen de postal y/o un atardecer con unos colores de ensueño.

9. *Su Gente*. El paulista, así como la ciudad, tiene una injusta mala fama. Serán los pocos. Gente abierta y de buen trato con el de afuera. Predispuestos a ayudar en todo. Al tratarse de la ciudad más importante del país, uno puede esperar que la gente allí se lo tenga muy creído, pero afortunadamente nada más lejos de la realidad.

10. *Los Museos*. Sí, quien haya estado por Europa o New York, sabe que ninguna ciudad puede tener mejores museos que esos, pero Sao Paulo se esforzó, y consiguió hacerse un hueco entre las ciudades con mejores museos del mundo. Cualquiera de los muchos museos es visitable y aconsejable, pero destacan el Afrobrasilero, la Pinacoteca o el de la Lengua Portuguesa.

11. *La Arquitectura*. Todas las grande urbes de latinoamérica suelen ser más caóticas que ordenadas. Improvisadas sobre la marcha expansiva dan sensación de ser peor de lo que parecen. Aquí no. Aquí es como si de antemano ya supieran a que estilo aspirar, la ciudad presenta coherencia de estilos (en contraposición mundial: Buenos Aires). Así entonces, si ves un edificio de época, estará rodeado de otros similares. Y si es moderno, junto a éste habrán edificios modernos.

12. *Plaza Roosvelt*. Punto joven de la ciudad. Aquí por las noches se llena de gente, bares, con pizzas callejeras, bebidas voladoras y buen rollo por doquier. Durante el día las escuelas de teatro la rodean y las patinetas atraviesan con sus piruetas todo el recinto. ¡Lindo!

Grafittis, Jovenes, Fiestas, Zonas verdes, Deporte callejero; ¡Sao Paulo ES VIDA!*

Participá de la Comunidad Ahora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Juan y Carol son una pareja viajera. Se conocieron en Barcelona y desde entonces no paran de recorrer el mundo. Carol, técnica informática, nació en Ecuador pero vivió gran parte de su vida en Barcelona; en contraposición con Juan, argentino, que se licenció en Humanidades y Estudios Interculturales en Barcelona. Polos opuestos que unió el camino y el caminar. Ambos tienen una experiencia de unos 12 años de mochilas, que los llevó a conocer más de 35 países, 4 continentes e incalculables kilómetros andados. Todo ello con un presupuesto inferior a los 20 dólares diarios. Su sueño: viajar. Viajen con ellos. viajandoporunsuenyo.com