El color de la Tierra

Flamencos en la Laguna Negro Francisco | Fotos 12xChile
Isidora Campagne y Manuel Fuentes son dos fotógrafos chilenos que llevan adelante 12xChile, un proyecto sin fines de lucro con el recorren Chile desde Arica a la Patagonia, un destino cada mes. Hoy nos llevan de viaje, a través de sus magníficas fotografías, a un lugar donde la tierra habla el idioma de la belleza y la inmensidad: el sin fin desierto de Atacama.

Revista Ahora

Una de las particularidades de Chile es la de poseer, dentro de la gran gama de paisajes y climas diferentes, una zona con el desierto más árido del mundo.

En su límite sur, en la Región de Atacama y en plena Cordillera de los Andes encontramos el Parque Nacional Nevado Tres Cruces, nombre también del macizo volcánico ya extinto que posee cuatro cumbres principales y que abarca tanto a Chile como a Argentina.

La ruta hacia el Parque comienza en Copiapó, capital de la provincia homónima y de tradición minera. Es un lugar con historia debido al asentamiento de culturas prehispánicas como la Diaguita y los Collas los cuales aún mantienen sectores relacionados con la agricultura, ganadería y turismo étnico, favoreciendo la apertura y difusión de sus costumbres a quienes deseen conocerlos.

Si nos adentramos por el sector sur de Copiapó hacia la comuna de Tierra Amarilla por la ruta C-35 podemos llegar hasta la bifurcación a la ruta C-401 en el sector Alianza. En este punto la ruta se adentra en los valles desérticos que van descubriendo cada vez más las características de aridez y soledad que sólo el desierto es capaz de dar. Es en esta ruta que podemos encontrar el asentamiento de una de las comunidades Colla, gente muy tranquila y amable con quienes tuvimos la posibilidad de conversar y nos sumergieron en su ideal del contacto con la naturaleza, el respeto y protección de los paisajes que nos rodean, viviendo en un equilibrio entre ellos y su zona.

En la zona de “La Guardia” nuevamente tomamos la bifurcación que nos conducirá hasta una de las instalaciones mineras que se encuentran en la Región. Es posible pasar por dentro de sus instalaciones siendo escoltados hasta la salida para así ingresar por el sector Sur hacia el Parque Nacional, en un recorrido que mezcla el desierto con vegetación, altas montañas de colores café, quebradas insondables y caminos que desafían la geometría. Pero cuando se llega hasta el Parque se nos abre un espectáculo impresionante.

Flamencos Chilenos | www.12xchile.com
Flamencos Chilenos | www.12xchile.cl

La llegada por el Sur nos deja frente a frente a la llamada “Laguna del Negro Francisco” ubicada a 4200 msnm por lo cual se debe ir preparado por si se sienten los efectos de la “puna”. Un paisaje épico y a la vez desolado en el cual el desierto se abre en su majestuosidad, en donde cerros aterciopelados de todas las variedades de color café se reflejan en las tranquilas y espejadas aguas de la Laguna creando un ambiente único de belleza y calma. Mientras uno recorre el borde de la laguna se puede apreciar la fauna que convive con estos monumentos de tierra y roca: flamencos chilenos que se posan delicadamente en las claras aguas y vicuñas que merodean el sector en contraste con la quietud de la geografía que los acoge.

En este sector encontramos el refugio de CONAF en el cual se puede pernoctar por $10.000 chilenos por persona, cuenta con camarotes, cocina y sala de estar.

Continuando por la ruta C-347 nos sumergimos de lleno en el Parque Nacional y sus características en donde podemos observar a ambos lados las cumbres de cerros que moldean el sector, lugares en donde nada parece crecer, en donde la soledad embriaga y la sensación de pequeñez se torna infinita. Los límites que parecen cercanos se alejan cada vez más, el tiempo, el espacio, las distancias quedan sólo reducidas a pensamientos porque nada es como parece y la sensación del vacío se experimenta brutalmente.

Desde aquí llegamos a la bifurcación hacia el sector de la Laguna Santa Rosa, sitio de nidificación de las tres especies de flamencos que habitan esta zona y protegida ambientalmente. Se encuentra unida por espejos de agua con el Salar de Maricunga, el último salar existente de Chile hacia el sur desde que comienza el desierto de Atacama y a 3762msnm aproximadamente. Por la ruta podemos desviarnos hacia el mirador del salar, ubicado en un monte desde el cual se puede observar en plenitud tanto la laguna como el salar y toda su extensión. Siguiendo la ruta llegamos hasta la orilla de Santa Rosa en donde se encuentra la guardia de CONAF y actualmente un pequeño refugio acondicionado y concesionado; existe también un área de camping simple pero con una maravillosa vista de frente.

Es bueno considerar que tanto en Negro Francisco como en Santa Rosa (así como también en todas las zonas del desierto) las temperaturas cambian abruptamente, pasando desde un clima templado con viento ocasional a noches muy frías o bien violentos vientos. También hay que basarse en las fechas de visita ya que es posible encontrarse en pleno con el Invierno Altiplánico que conlleva lluvias, bajas temperaturas, nieve y dificultades de desplazamiento.

El Salar de Maricunga y la Laguna Santa Rosa también nos sorprende con su belleza calma, su fauna que deambula tranquilamente y esa sensación de estar en un lugar en donde el tiempo parece no existir. Una vez caída la noche el espectáculo, que pensamos acabado, se transforma en un juego de luces e inmensidad al poder apreciar en primera persona el límpido cielo nocturno que ha hecho famoso a Chile en la ciencia de la astronomía. La bóveda celeste se abre en toda su magnitud, estrellas fugaces, satélites y el brazo de la vía láctea como telón de fondo contra el negro del vacío inexplorado.

Podemos realizar una ruta desde Santa Rosa a la llamada Laguna Verde, ubicada en casi el paso hacia Argentina, bordeando el extenso Salar hasta la pavimentada ruta internacional. Tanto la laguna como el trayecto son impresionantes ya que a un costado podemos ver el macizo Nevado Ojos del Salado, el volcán más grande del mundo con sus 6891,3m de altura, un obra maestra de la geología.

Laguna Verde | www.12xchile.com
Laguna Verde | www.12xchile.cl

Desde Laguna Santa Rosa sale el camino hacia el sector “La Puerta” bajando desde las alturas del “Techo de  Chile” hacia nuevamente el valle con la presencia de un verde que se niega a desaparecer, paredes de roca en el camino, cerros hechos a mano y un camino que no tiene fin hasta volver a la Ciudad de Copiapó. Es, de todas maneras, un espectáculo visual, un dardo tranquilizante a la mente y un respiro de calma al corazón.


Revista Ahora

Isidora Campagne y Manuel Fuentes son fotógrafos chilenos que con su proyecto sin fines de lucro 12xChile van a recorrer Chile desde Arica a la Patagonia, un destino cada mes. Enamorados de los paisajes y bellezas naturales de su país quieren cumplir con su idea de poder mostrar a todos las bondades de los lugares desde su particular punto de vista. Manuel es el reciente ganador del Sony National Award 2015 por Chile.

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Isidora Campagne y Manuel Fuentes son dos fotógrafos chilenos que con su proyecto sin fines de lucro 12xChile recorren Chile desde Arica a la Patagonia, un destino cada mes. Enamorados de los paisajes y bellezas naturales de su país quieren cumplir con su idea de poder mostrar a todos las bondades de los lugares desde su particular punto de vista. Manuel es el reciente ganador del Sony National Award 2015 por Chile.