Salvaje

salvaje
A mucha gente le incomodan las personas con alma indómita.

“Mi experiencia es mi máxima autoridad
Mi propia experiencia es la piedra de toque de la validez. 
Nadie tiene tanta autoridad como ella, ni siquiera las ideas ajenas ni mis propias ideas. 
Ella es la fuente a la que retorno una y otra vez, para descubrir la verdad tal como surge en mí.
Ni la Biblia ni los profetas, ni Freud ni la investigación, ni las revelaciones de Dios o del hombre, nada tiene prioridad sobre mi experiencia directa.”

Carl Rogers

Ummita es salvaje. Ummita es la gata que adoptamos con mi pareja hace unos 8 meses. Es la primera vez que tengo la posibilidad de tener de mascota una gata. En la chacra donde nací había muchos gatos pero es distinto. Se crían entre ellos, no con los humanos. La cuestión es que domesticada y todo, mi gata no pierde su salvajismo. Ella sigue siendo indomable. Es una característica que me fascina y marca la diferencia con Juana, que es mi perra. Mi perra parece que no hubiera guardado ni un poquito de su salvajismo.

A muchas personas le incomodan los gatos como también las personas con alma indómita. La incertidumbre, la no colonización del otro, hace que las relaciones se rijan por lo que se tienen que regir: por el amor. El espíritu salvaje, el poder sobre uno mismo, la escucha activa de nuestras necesidades, el tiempo valioso en soledad, el respeto por la esencia, hace que queden anuladas en gran parte las luchas de poder dentro de las relaciones. La parte más oscura de uno mismo, abastecida por la historia de la humanidad y sus juegos de poder queda diezmada cuando nos respetamos.

A muchas personas le incomodan los gatos como también las personas con alma indómita.

Como dice Clarissa Pínkola Estés en Mujeres que corren con los lobos, “La Mujer Salvaje enseña a las mujeres a no ser “amables” cuando tengan que proteger sus vidas emocionales. La naturaleza salvaje sabe que el hecho de actuar con “dulzura” en tales circunstancias sólo sirve para provocar la sonrisa del depredador. Cuando la vida emocional está amenazada, el hecho de trazar en serio una línea de contención es no sólo aceptable sino también preceptivo. Cuando la mujer así lo hace, su vida ya no puede sufrir intromisiones durante mucho tiempo, pues ella se da cuenta inmediatamente de lo que ocurre y puede empujar de nuevo al depredador al lugar que le corresponde”.

La incertidumbre, la no colonización del otro, hace que las relaciones ser rijan por lo que se tienen que regir: por el amor.

Siempre me atrajo la novedad, explorar mi curiosidad y así descubrir mis propios límites mentales, físicos, espirituales y emocionales. Para mí, vivir es, fundamentalmente, animarme a las experiencias, para acercarme mas a mi esencia y a su vez dejarla respirar y nutrirse.

Con los años descubrí que viajar, irse, cambiar, da ese poder que es el conocimiento sobre uno mismo. Conocerse en los extremos. No solamente así uno logra adentrarse en sí mismo y crecer, sino también lo hace en cualquier emprendimiento que realice, en el que certeramente no se sepa qué va a suceder. Viajar es hacerlo en la incertidumbre, que nos obliga a enfrentarnos con el presente y con lo que nosotros somos en ese presente.

Cuando no hay futuro y el pasado no lo podés llevar con vos, te ves obligado a presentarte una y otra vez ante vos mismo a conocerte, cambiarte y volver a reconocerte.

Eso es lo maravilloso de cualquier aventura, que requiere de coraje, mucho coraje. El enfrentarse a la nada, genera maravillosas herramientas internas, profundamente arraigadas en la intuición. Por tanto, hay viajes externos necesarios; otros internos donde apremia lo urgente antes de reconocer lo necesario; pero creo que ambos tienen que tener una cuota de su opuesto, para ser un verdadero crecimiento.

Cuando no hay futuro y el pasado no lo podés llevar con vos, te ves obligado a presentarte una y otra vez ante vos mismo a conocerte, cambiarte y volver a reconocerte.

Viajar  de esta forma es una actitud interna, puede ser a la plaza a la vuelta de la esquina o al otro lado del globo, pero te conecta con tu espíritu salvaje, te obliga a desarrollarlo y ver lo sagrado que hay en vos. Y desde allí te conecta con una de las grandes virtudes del amor, la verdad.

VERDAD

No me des amor, de ese banal,
del que promete desde ilusiones volátiles
con palabras vacías.
Dame del amor que querés tenerte,
de ese que te hace conocerte hasta en tus deseos más tenebrosos,
y en los anhelos más utópicos.

No me condiciones con falacias.
no te ates a venderme quién crees que me conviene ver.
Dedicate a ser vos.
A ser libre.
A dejarme libre.

Libre de vos y de mí.
De tus miedos a que no te acepte con tus miserias,
libre de lo que se supone que tendría que ser.
Viví. Viví en tu verdad. Descubrila.
Y a medida que la veas, podrás ver la mía y darte cuenta,
que sólo quiero poder ser yo.
Este yo que me estoy construyendo día a día,
con mis defectos, con mis luces, pero
Yo.

Sólo quiero la verdad de quién sos,
que quizás no sea lo que seas mañana.
Pero quiero tu HOY crudo, sin velos, sin tamices.
Así puedo convidarte el mío en libertad.

Lo único que podés ofrecerme
desde el amor, es lo que ya tengo, Libertad.
Y es lo único que tengo para darte,
Libertad…
De SER.

Lic. Paula Perticone

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Suscribite a Revista Ahora, gratis!






Información del Autor

Transmutar. Una de mis palabras favoritas define bastante bien mi diferencial profesional. El arte de mutar, generando una versión más saludable, creativa y consciente de las personas u organizaciones, permitiendo la continua actualización de sus potenciales internos y externos.Actualmente me capacito en Desarrollo Organizacional (ITBA) para dar orientación, profesionalismo e integración a mi práctica cotidiana, profundizando mi trabajo como agente transmutador dentro de las organizaciones.Mi vida académica recorrió varios caminos y lo sigue haciendo. Me guía la obra de Carl Jung en mi profesión como Psicóloga Clínica con mis pacientes. Me capacité como Coach Ontológico para ofrecer herramientas que permitan dar el salto de lo actual a la concreción del estado deseado. Además me especialicé en Medicina Ayurveda complementando mi práctica personal de meditación, yoga y fitoterapia para brindar a mis pacientes y clientes una mirada holística sobre sí mismos.Estoy convencida que sólo transformándome a mí misma puedo ser consciente de lo cuidadoso, meticuloso y amoroso que debe ser guiar, promover e implementar un proceso de cambio, sea dentro de una individualidad como de una organización.Amo los viajes, los amigos, la naturaleza y la luna; tengo un alma inquieta que busca experiencias que posibiliten ampliar mi forma de ver, para descubrir los distintos mundos que habitan en cada persona. Amo escribir y difundir ideas que permitan abrir caminos en los demás. http://www.revistaahora.com.ar/ En Facebook: @paulaperticonepsi En LinkedIn: www.linkedin.com/in/paula-perticone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *