Cicloturismo: 9 consejos para entrenarse

Banner

En la nota anterior te presentábamos 7 recomendaciones para viajar en bicicleta. Hoy queremos enfocarnos con más detalle en la primera recomendación: “Tener un mínimo de entrenamiento antes de comenzar”.

Una de las preguntas que más nos hacen (futuros) cicloviajeros es si se necesita mucho entrenamiento físico para viajar en bicicleta.  Nuestra respuesta siempre incluye un depende y tratamos de aconsejar desde nuestra experiencia personal.

Queremos compartir algunos de estos consejos para desmitificar un poco ese pensamiento erróneo que muchos repiten: “Para viajar en bicicleta tenés que ser súper deportista, tener un estado físico excelente”.

cicloturismo-9-consejos-para-entrenar-2

 

  1. TENER UN MÍNIMO DE ENTRENAMIENTO ANTES DE COMENZAR:

¿Qué significa un mínimo de entrenamiento? ¿Cuántos kilómetros debería hacer antes de salir? ¿Tengo que pedalear todos los días?

Con un mínimo de entrenamiento nos referimos a:

>> Haber salido varias veces con la bici por distintos tipos de caminos: más o menos transitados, de ripio, ruta, de tierra, etc.

>> Conocer hasta dónde da tu cuerpo y tratar de no exigirte más que eso.

>> Conocer a qué velocidad podés ir con viento a favor o en contra, en llanura o en caminos con desnivel –esto no siempre es posible, yo vivía en la provincia de Buenos Aires (mayormente llanura) y esto lo descubrí cuando comencé a viajar-.

>> Si vas a viajar con otra persona es fundamental que conozcan esto mismo de la otra persona y que estén dispuestos a adaptarse al otro: será necesario que el que tenga más entrenamiento se adapte al que menos tenga para equilibrar un poco el pedaleo.

  1. HACER ALGUNA SALIDA CON ALFORJAS:

Esto es fundamental!!! La bicicleta y el pedaleo cambian muchísimo cuando uno va con peso o sin él. Si vas a realizar un viaje en bicicleta es necesario que pruebes la bici cargada antes de comenzar. Podés llenar las alforjas con botellas con agua o algo que haga peso.

cicloturismo-9-consejos-para-entrenar-3

  1. QUE EL ENTRENAMIENTO DEL OTRO NO TE ACOBARDE:

Muchos nos escriben diciendo que van a viajar con otra persona que está mucho más entrenada que uno y que tienen miedo de no poder. La mayoría de las personas que viajan juntas tienen distinto tipo de entrenamiento -salvo que hayan entrenado juntas desde el principio-. Esto no debe acobardar a quien menos entrenado esté.

Lo importante y quizá más difícil es para aquel que está más entrenado porque deberá adaptarse un poco a los tiempos –velocidad y cantidad de kilómetros- del menos entrenado. Igualmente, de a poco el camino lo irá entrenando cada vez más.

  1. DIFERENCIAR ENTRE ENTRENAR PARA UN VIAJE CORTO O LARGO:

No es lo mismo entrenar para hacer un viaje corto con límite de tiempo, que un viaje largo sin límite de tiempo. ¿Por qué? Justamente por el tiempo.

Si uno va a realizar un viaje corto con un tiempo delimitado tendrá que hacer sí o sí los kilómetros que se propuso en ese tiempo. En cambio, cuando uno realiza un viaje largo –sin límite de tiempo- la cantidad de kilómetros que hará en un día, una semana o un mes, lo definirá en el momento y no será tan importante cuántos kilómetros realizó sino todo lo que implicó el viaje.

Por ello, para hacer un viaje corto –con límite de tiempo- se necesita un poco más de entrenamiento que para hacer un viaje largo. Al menos conocer si el cuerpo está preparado para hacer la cantidad de kilómetros que se proponga en los días que durará el viaje y en el tipo de camino que va a recorrer.

En un viaje largo uno puede darse el lujo de ir entrenándose en el camino.

cicloturismo-9-consejos-para-entrenar-4

  1. CUANTO MÁS ENTRENADO ESTÉS MÁS DISFRUTARÁS DEL CAMINO:

A medida que uno se va entrenando podrá disfrutar más del camino porque ya no será tan complicado pedalear tanta cantidad de kilómetros por día. Igualmente, como ya dijimos, aunque no tengas mucho entrenamiento igual se puede disfrutar.

  1. TENER EN CUENTA EL DESNIVEL DEL CAMINO:

Si tenés poco entrenamiento en zona de altura o de caminos con bastante desnivel, evitá comenzar por éstos lados. Es preferible que vayas entrenándote de a poco y llegar a este tipo de camino después de varios kilómetros pedaleados.

Por ejemplo: la provincia de Misiones en Argentina es una zona con desniveles pronunciados y constantes. Si tu entrenamiento es en ésta provincia, seguramente estarás bien preparado para pedalear por cualquier otra. Pero si tu entrenamiento es en una zona con poco desnivel, no elijas como primer destino Misiones porque seguramente no disfrutarás del camino.

  1. SABER QUE EL MOMENTO IDEAL NO EXISTE:

¿Cómo sé si estoy realmente preparado para realizar un viaje en bicicleta? ¿Cómo me doy cuenta que mi entrenamiento es suficiente?

El momento ideal no existe. Siempre habrá dudas, miedos, preguntas, obstáculos… Si esperás a que sea el momento ideal para salir a la ruta, te quedarás esperando toda tu vida.

Lo importante para saber si estás listo es sentirte cómodo con tu bicicleta. No importa a la velocidad que vayas, tu promedio en km/hs, si podés hacer 20, 40 u 80 km por día.

Cuando uno viaja en bicicleta no está realizando ninguna carrera de competencia ni tiene que demostrarle a nadie que hizo tantos kilómetros por día. Lo importante es disfrutarlo, hacer lo que uno pueda por día y de a poco se irá dando cuenta que el cuerpo cada vez está un poquito más preparado para el camino.

cicloturismo-9-consejos-para-entrenar-5

  1. TOMARSE TIEMPO DE DESCANSO EN CADA LUGAR:

Cuando uno viaja sin límite de tiempo es muy probable que desee quedarse varios días en cada lugar nuevo que conoce.

Muchos ciclistas optan por quedarse 1 noche -máximo 2- en cada lugar para no perder el ritmo.

Nosotros particularmente no elegimos éste tipo de viaje. Para nosotros lo más importante no es cuántos kilómetros hacemos por mes y “no perder el ritmo” sino conocer, interiorizarnos y disfrutar de cada lugar al que llegamos. Decidimos en el lugar, según lo que estemos viviendo, cuántos días nos quedaremos. Hemos parado 1, 3, 7 y hasta 20 días. Quizá no llevemos el ritmo de quienes optan por quedarse 1 noche en cada lugar, pero podemos avanzar de un pueblo a otro sin problema, disfrutando del camino, y esa es la esencia de nuestro viaje.

Va en gustos. Existen tantas maneras de viajar como viajeros haya en la ruta. Lo importante es que nadie te imponga nada sino que vos mismo puedas elegir cómo querés viajar –y ser libre de cambiar cuando desees-.

  1. DISFRUTÁ:

Lo importante es disfrutar del viaje. En el momento en que ya no lo disfrutes quizá sea tiempo de frenar o de pensar en cambiar de vehículo. Ojo! Siempre habrá caminos, recorridos o días que uno no disfrutará mucho, creemos que eso pasa en todo tipo de viaje y es inevitable.


Ma. Leticia Villalba

Fotografías: Nicolás Esteban González y Ma. Leticia Villalba. 

Sin Rumbo y a Pedal

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 Comentario

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Lechu y Nico son una pareja viajera con el sueño de recorrer América Latina en bicicleta. Comenzaron su aventura en enero de 2015. Viajan despacio, conociendo pueblito a pueblito y sintiendo cada instante del camino. La esencia del viaje es crecer día a día aprendiendo del camino. Aman conocer nuevas personas y nutrirse de sus experiencias, cultura, forma de vida y de lo que cada una de ellas tiene para dar.