Arte urbano en Bogotá

bogota

 

El primer stencil que leí cuando puse un pie en la capital colombiana fue una frase que decía: “Las paredes son la voz de la ciudad”. Ese mensaje escrito en aerosol junto a la miríada de grafitis que depararía la jungla de cemento andina, son los que hoy me hacen mirar los muros de cualquier gran ciudad con otros ojos.

Te invito a recorrer el centro histórico de Bogotá, donde el viajero ocupa la calle para ser testigo del arte urbano que empapela las arterias del núcleo administrativo y financiero del país tropical. La variedad de manifestaciones culturales callejeras hacen que Bogotá aparezca en el Top 20 de las ciudades del mundo con mejor street art.

El barrio de La Candelaria, de clima frío según los rolos (o bogotanos), es el que alberga la mayoría de estas obras al aire libre. Caminemos juntos con el oído agudo y la vista permeable para escuchar las voces de esta colorida ciudad de los Andes colombianos.

2

3       4

El emblemático barrio, epicentro de las revoluciones del pueblo cafetero, heredó el espíritu de lucha social que caracterizó a muchos de los personajes que caminaron por sus calles como Simón Bolívar, José María Vargas Vila y Gabriel García Márquez. Este fue el escenario de uno de los acontecimientos más trágicos que golpeó al país a mediados del siglo XX conocido como El Bogotazo. Tras varios días de revueltas partidistas entre liberales y conservadores, el saldo resultante fue: 3.000 personas muertas y más de 146 edificaciones destruidas. Esta herida histórica desnudó de colores a Bogotá que se mostró gris y triste aquel 9 de abril de 1948 que será difícil de cicatrizar.

5

6      7

8

Desde hace varias décadas la capital virreinal recibe visitantes extranjeros, siendo su aeropuerto internacional el primero en inaugurarse en Latinoamérica en el año 1920. Todo visitante que se pierda en la magia de los caminos del centro histórico de la ciudad, vuelve a su lugar de origen con mensajes de todo tipo que hacen eco a través del lienzo de concreto.

9

10

11

Bogotá celebra con orgullo el arte urbano y considera el grafiti como un bien cultural, tanto es así que el gobierno estimula estas manifestaciones cediendo espacios en paredes de la ciudad, otorgando materiales y pagando honorarios a artistas callejeros. Bajo la forma jurídica, en el año 2013 se creó el decreto 075 del Distrito Capital, mediante el cual se promueve la práctica artística y responsable del grafiti en la ciudad y se establecen las normas que regulan esta disciplina que enriquece el espacio público.

Las estrategias pedagógicas y de fomento de la práctica del grafiti en Bogotá, D.C. incluirán acciones orientadas al estímulo de la práctica adecuada del grafiti como forma de expresión artística y cultural

Fragmento del decreto 075. Bogotá, D.C.

 

12        13

14

15

Alexander von Humboldt bautizó a la localidad como “la Atenas sudamericana” en  honor a las numerosas instituciones culturales y científicas que se encontraban en esta región de Colombia.

Bogotá se muestra luchadora y cargada de un fuerte mensaje reflejado en el arte de sus calles que, junto a la oferta cultural “puertas adentro” como el Museo de Oro y el Museo Botero, seducen al caminante y lo envuelven en un dilema constante al momento de decidir por dónde empezar a recorrer este damero lleno de magia.

Aquí las fronteras entre sofisticación, sensibilidad y megalomanía se funden para mostrar a este núcleo urbano con una voluntad estética admirable, y sensibilizan al ojo de todo viajero que recorre sus rincones nutriéndose del pensamiento hecho voz en los muros.

«Bogotá, 2.600 metros más cerca de las estrellas», es el slogan de la ciudad debido a su ubicación en una llanura de altura que la transforma en la capital más alta del mundo después de Quito y La Paz.  No son necesarias las ostentaciones acerca de sus metros sobre el nivel del mar para transformarla en un lugar especial, basta con caminar unos minutos por el centro histórico de esta muestra de arte al aire libre para advertir la grandeza cultural que prima y ver cómo las paredes se transforman en el espacio donde queda plasmada la conciencia de un pueblo que grita silenciosamente.

Lucas Bozzano

 

 

Participá de la Comunidad Ahora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Lucas Bozzano es un apasionado de los viajes. Se graduó en la carrera de licenciatura en hotelería y trabaja en el rubro del turismo hace muchos años. Su gran motor es viajar y recorrer los caminos permeable a la hospitalidad de los pueblos. Militante del peregrinaje, propone cambiar la rutina por la ruta y aconseja a todo aquel que termine sus estudios universitarios, tomarse un año viajático. Lleva recorrido más de 20 países y 200 ciudades colaborando con medios impresos y digitales y compartiendo crónicas viajeras en su blog personal viajandoandamos.blogspot.com.ar