Saludo al sol: reverenciar la vida

saludo al sol
Al saludo al sol se lo encuentra en casi todas las ramas del Hatha Yoga como una herramienta fundamental para alcanzar la armonía física y psíquica.

Banner yoga

Gran astro el Sol. Su enormidad es inimaginable, avasallante su energía, cegadora y brillante su luz.

Nuestro planeta gira, baila a su alrededor. Movimiento cósmico y atemporal. Ronda a su alrededor con la certeza de que del Sol depende la existencia. Equilibrio perfecto.

Los días se suceden en meses, los meses en años, décadas, siglos, milenios. Eones de danza cósmica ininterrumpida, silente y antigua que ocurre sin que prestemos atención a la maravilla.

El astro Rey

Surya se lo llama al Sol en la filosofía Hindú. Numerosas historias lo invocan, rozando entre el mito y lo real. Símbolos que trascienden el intelecto. Fuerza, luz, salud, sabiduría, vigor e inmortalidad son algunos de sus atributos.

La práctica de Surya namaskar (Saludo al Sol), constituía en los tiempos antiguos una rutina diaria de práctica espiritual.

Hoy, se lo encuentra en casi todas las ramas del Hatha Yoga como una herramienta fundamental para alcanzar la armonía física y psíquica. Surya Namaskar puede convertirse, si se lo ejecuta con concentración y conciencia, en una oración en movimiento, en una celebración de vida. Evitemos reducirlo, así como al Yoga todo, a un simple ejercicio físico.

El saludo al Sol consta de una serie de movimientos aunados, son doce posturas (asanas) que se encadenan, se suceden y se compensan al ritmo de los tiempos respiratorios. Estas posturas deberían ser como las perlas de un collar, siendo el hilo que las une, la respiración.

Surya Namaskar puede convertirse, si se lo ejecuta con concentración y conciencia, en una oración en movimiento, en una celebración de vida.

A cada una de las posturas que forman al Saludo al Sol le corresponde un mantra. Cada uno de esos sonidos ancestrales, nombra a alguno de los atributos del Sol. La práctica de Surya Namaskar constituye una actitud reverencial a la vida, un profundo acto de agradecimiento.

Muchos profesores y maestros recomiendan su ejecución antes de comenzar la práctica de Yoga, preferentemente por la mañana, y mirando hacia el este. Se puede comenzar con movimientos lentos y suaves que progresivamente pueden volverse más vigorosos y muy enérgicos, por eso es importante contar con la guía de un profesor experimentado para aprenderlo.

Potencia, Vigor, Alegría

Al principio puede resultar complejo juntar todos los movimientos, acomodarlos, hacer que el cuerpo siga a la respiración y además recitar los mantras de cada postura. Pero con un poco de práctica, perseverancia y actitud positiva, se logra gran armonía, dentro y fuera.

Para que no te falte motivación, te contamos solo algunos de sus muchos beneficios:

  • Estimula al sistema digestivo a través de las presiones y estiramientos que se efectúan sobre el abdomen.
  • Aumenta significativamente la ventilación pulmonar, oxigena la sangre y ayuda a eliminar los gases de desecho.
  • Actúa sobre el sistema nervioso autónomo regulando sus funciones, es útil contra el insomnio y la ansiedad.
  • Flexibiliza la columna vertebral, sus ligamentos y músculos.
  • Incrementa la circulación sanguínea de todo el cuerpo. Genera calor interno, calienta músculos y articulaciones
  • Mejora la cifosis y lordosis, eliminando y previniendo dolores de espalda.
  • Corrige la postura, tonifica los músculos de brazos, piernas y espalda.
  • Ayuda a normalizar la función de las glándulas endócrinas, en especial la de la glándula tiroides y ovarios.
  • Remueve la grasa de abdomen, tonifica sus músculos.
  • Crea coordinación y resistencia
  • Estimula al aparato cardio respiratorio por ser un ejercicio isotónico.
  • Da una profunda sensación de bienestar, vitalidad y paz. Calma y aclara la mente.

Hay muchísimas variaciones y adaptaciones al saludo al sol, haciéndolo apto para todo tipo de personas. No hay excusas para no animarse a esta potente práctica y colmar de vigor cuerpo, mente y corazón, tal como dice el refrán Mahorí: “ponte de frente al sol y las sombras quedarán detrás de ti.”

 

 

 

Participá de la Comunidad Ahora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Profesora de Yoga. Emprendedora y entusiasta. Con gran inclinación al estudio integral del ser humano. Lalita cree en el poder transformador que todos llevamos dentro, en los proyectos con corazón y en una vida plena y coherente. Su misión, transmitirlo.