Inspirá Vida!

PH Joaquín Feijóo | joaquinfeijoo.com
PH Joaquín Feijóo | joaquinfeijoo.com

Banner yoga

¿Te sentís cansado?  ¿Estás muy pálido? ¿Tenés molestias digestivas? ¿Te sentís irritado y falto de concentración? Estos y otros síntomas pueden deberse a una respiración deficiente y revertirse mejorándola.

La respiración es el acto más vital de todos los seres vivos. Hacé la prueba: después de inhalar medí el tiempo que aguantás sin respirar. ¿Segundos, verdad?  Podemos estar varios días sin luz solar, sin alimento y agua. Pero muy poquito sin respirar.

Los yoguis no miden el tiempo de vida en años, sino en cantidad de respiraciones.

Teniendo la importancia que tiene me resulta abrumador el hecho de que muchas personas nunca se fijaron en el modo en que respiran ni en la calidad del aire que están respirando.

Oxígeno, divino tesoro

Del oxígeno que respiramos dependen todas las funciones vitales del cuerpo. Es obvio que, si por tus arterias corre sangre pobre en oxígeno, las células de todo el cuerpo se verán afectadas y funcionarán mal. No podrán desprenderse del dióxido de carbono que se genera como resultado de cumplir con sus tareas ni tomar oxígeno, el “combustible” que necesitan para poder trabajar.

Los pulmones mal ventilados son el caldo de cultivo perfecto para muchos gérmenes. El bacilo de Koch, por ejemplo, no puede desarrollarse en presencia del oxígeno. Al respirar correctamente ¡estamos previniendo la tuberculosis!

¿Cómo respirás?

¿Alguna vez te preguntaste cómo respirar correctamente? Aquí algunas claves:

  • Tanto la inhalación como la exhalación deben realizarse por nariz. Hay varias razones para ello: el paso del aire por nariz humidifica, calienta y limpia el aire inhalado. Que el aire esté tibio y húmedo es fundamental para cuidar el tracto respiratorio superior asegurando su inmunidad. Al exhalar por la nariz evitamos perder calor corporal, es decir ahorramos energía.
  • Toda buena respiración comienza con una exhalación completa. Esto es muy lógico, no podemos renovar el contenido de un recipiente si éste no ha sido previamente vaciado. Dentro de los pulmones queda siempre aire residual, la única manera de movilizarlo es a través de la exhalación profunda. Luego sí, aire fresco y vital podrá ingresar al cuerpo.

No es una sola

En Yoga se distinguen tres estadios de la respiración:

  1. Respiración diafragmática, abdominal o baja: es la respiración natural y a la vez la más bloqueada culturalmente, fundamentalmente por la vestimenta (aflojate el cinturón). El movimiento natural del diafragma, el principal músculo de la ventilación, es de descenso durante la inhalación, lo que provoca que el abdomen se expanda.

Esta respiración es enormemente beneficiosa: masajea y estimula a las vísceras abdominales, mejorando  su irrigación sanguínea y por ende su eficacia; también tiene un efecto sedante al incidir sobre el plexo solar.

  1. Respiración costal o media: aquí las costillas se separan entre sí y provocan que la caja torácica se expanda. Este movimiento se traslada a los pulmones obteniendo mayor capacidad para recibir aire.
  2. Respiración clavicular o alta: este movimiento debería ser accesorio a los dos anteriores, sin embargo éste es el modo más popular de respirar. La cantidad de aire que se puede ingresar con esta respiración es realmente escasa y las consecuencias, a la larga, pueden ser graves.

Respiración baja+ respiración media+ respiración alta= Respiración Yóguica Completa

¿Probamos?

Te animo a que hagas el siguiente ejercicio que te ayudará a liberar el abdomen, víctima del estrés.

Todos los días tomate un tiempo, no serán más de diez minutos,  para recostarte en un lugar tranquilo, en una superficie no muy blanda. Podés colocar una mano sobre tu abdomen para tomar mayor conciencia. Contá dos tiempos para inhalar, mientras tu abdomen sube, y cuatro tiempos para exhalar, mientras tu abdomen baja. El flujo de aire debe ser fluido, sin interrumpirlo con pequeñas retenciones. Gradualmente llevá toda tu atención al acto de respirar abstrayéndote de todo lo demás.

¡Que lo disfrutes!

 

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Profesora de Yoga. Emprendedora y entusiasta. Con gran inclinación al estudio integral del ser humano. Lalita cree en el poder transformador que todos llevamos dentro, en los proyectos con corazón y en una vida plena y coherente. Su misión, transmitirlo.