Las 5 claves del Yoga para una Salud Radiante

Banner yoga

El mejor plan es el que se lleva a cabo. La mejor disciplina es la que se practica. Por eso, no nos quedemos sólo en las palabras. Es necesario tomar acción ¿Cuándo empezamos? ¡AHORA!

Imaginemos que el  cuerpo físico es un automóvil y queremos atravesar una larga distancia para llegar a un lugar de ensueño.

Antes de emprender el viaje, tendremos que asegurarnos de que el vehículo cuente con todo lo necesario para un viaje feliz.

1* Combustible

Es dudoso que un auto se mueva cuando no tiene gasolina. Aceleramos a fondo y nada…

Los mismo nos pasa, sin alimento adecuado, agua y luz solar… no hay caso, no arrancamos. La calidad del combustible que le des a tu vehículo hará que funciones más o menos eficientemente. Los yoguis nos cuentan que la dieta perfecta para el ser humano es vegetariana.

Mas allá de lo elijas a la hora de comer, tené en cuenta estas sugerencias:

  1. Frugalidad: no comer en exceso ayuda a que el sistema digestivo sea eficiente.
  2. Calma: que la hora de comer sea serena. Apagá la tele, disfruta de lo que estes comiendo. Eso formará parte de tu cuerpo. Pensalo

2* Lubricación

El aceite lubrica las partes del motor y le permite que funcione.

Si tenemos las articulaciones estás rígidas, movernos puede resultar un suplicio.

La solución: el Hatha Yoga.

Sus movimientos son controlados, suaves y ritmados por una respiración consiente. Los lentos pasajes de una postura a otra no malgastan la energía, previenen lesiones articulares y ligamentosas, evitan la acumulación de acido láctico en los músculos, los oxigenan y fortalecen.

Todas las articulaciones se mueven, lubrican y  revitalizan. La columna vertebral, el eje del cuerpo, adquiera gran fortaleza y flexibilidad.

Si la edad de una persona se mide de acuerdo a la flexibilidad de su columna, vos…¿Cuántos años tenés?

3* Electricidad

Muchas de las funciones de un automóvil dependen de la corriente eléctrica.

Nuestro vehículo también tiene cables, invisibles, que envían energía a todos sus sistemas. Según los Yoguis la mayor parte de la energía del organismo ingresa a través de la respiración. En el aire que inhalamos hay algo mucho más valioso que los gases, el Prana.

Prana es lo que nutre y mantiene con vida al cuerpo y la mente. Consumimos prana al caminar, leer, pensar, etc.

Los yoguis desarrollaron y pulieron, durante miles de años, técnicas para acumular y gobernar esta energía: los pranayamas, uno de los pilares fundamentales de la práctica de Yoga.

4* Refrigeración

Manejar durante horas no sería posible a no ser por el sistema refrigerante. Evita el calentamiento del  motor y aumenta su vida útil.

La vorágine de la vida nos da pocas chances de relajarnos. Estamos  “hiperconectados” con el afuera. No es de extrañar que haya cada vez más enfermedades relacionadas con el estrés, como las autoinmunes, por mencionar algunas. Se hace evidente, hoy más que nunca, la necesidad de relajarnos.

¿Cómo nos refrigeramos?

Regalate un tiempo para recostarte sin ruidos, teléfonos ni televisión. Encontrate con el cuerpo, registrá sus tensiones, su ritmo cardíaco, su respiración y dale descanso. Deja de sostener los procesos mentales y hallarás un poco de sosiego. Relajarse correctamente no es dormirse sino estar con la conciencia plena y despejada, un momento sublime de un silencio que todo lo llena.

5* Conductor

Perfecto, el auto está impecable. Pero todavía falta lo más importante, un conductor responsable. El piloto de la vida es la mente. Tiene el inmenso poder de llevarnos a los sitios más bellos como a los más oscuros.

La mente gasta energía. Si le damos rienda suelta y permitimos que deambule, sin control, de un pensamiento a otro, la desperdiciamos innecesariamente.

Es fundamental frenar este proceso para darle un cauce a la existencia. La meditación y el pensamiento positivo están presentes en muchas filosofías, como medio para serenar y progresivamente detener las “ondas del pensamiento”.

Se desarrolla al comienzo la “conciencia testigo”, observando los procesos mentales desde cierta distancia, sin vivirlos como propios ni emitir juicios de valor. Pero eso no es lo único, la meditación regular y sostenida en el tiempo, beneficia todas las áreas de nuestra vida.

Como te habrás dado cuenta, la filosofía del Yoga abarca al ser humano íntegramente. Nos da muchas herramientas para mejorar nuestra calidad de vida.

Sentirse bien está a una decisión de distancia. ¿Qué esperás para tomarla?

 

 

 

 

 

 

 

 

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


4 Comentarios

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Profesora de Yoga. Emprendedora y entusiasta. Con gran inclinación al estudio integral del ser humano. Lalita cree en el poder transformador que todos llevamos dentro, en los proyectos con corazón y en una vida plena y coherente. Su misión, transmitirlo.