Josep Pàmies, plantas que curan

Josep Pàmies, un hombre de mirada transparente y vehementes palabras. Valientemente y sin tapujos cuenta su verdad acerca del uso curativo de las plantas y su lucha contra los grandes monopolios de la salud, entrega su experiencia y nos propone un cambio, profundo e integral.


Desde su Balaguer natal, un pequeño pueblo español, Josep se define a sí mismo como un agricultor que, según nos cuenta, hace años despertó de la agricultura industrial, “aquella agricultura en la que me había metido, creyendo que la revolución verde era lo ideal, que era aquello necesario para conseguir alimentar al planeta. Lo que en realidad hemos hecho es enfermar a la humanidad, con todos esos productos diabólicos,  rociando nuestros campos con herbicidas, con insecticidas, con fungicidas, con hormonas. Por suerte un día me di cuenta que no solo estábamos envenenándonos a nosotros mismos sino también a nuestra tierra.”

Su tierra ya no producía. Después de tantos años de agricultura química no tenía lombrices, que es el máximo exponente de la vida en el suelo. Y se enfermó “porque además de comer la misma porquería que cultivaba, al tratar los cultivos con esos productos químicos era más afectado que el propio consumidor.”

Fue entonces que empezó a hacer cambios, hace 15 o 16 años. Y no solo su salud mejoró,  también lo hicieron los frutos y las verduras que salían de su huerta, “y por la noche podía dormir tranquilo”.

¿Qué sucedió a partir de ese “despertar”, de ese “darse cuenta”?

A partir de entonces he comenzado a hacerme preguntas, muchas preguntas. ¿Cómo llegamos a esta agricultura envenenada? ¿Por qué hay plantas prohibidas a nivel mundial que pueden curar graves enfermedades, como la marihuana o la stevia aquí en España, y el tabaco, que mata, es legal? ¿Por qué la luz del sol no se puede aprovechar sin impuestos? ¿Por qué es ilegal la venta de sal del mar? ¿Por qué, por qué? Cuando entras en esa dinámica no puedes parar.

Pero el que busca encuentra. Y así, buscando me di cuenta que hay un diseño muy bien hecho, a nivel planetario, para mantener a la gente enferma y dependiente de los grandes monopolios, farmacéuticos, energéticos y alimentarios. Y que hay organismos que deberían cuidarnos, como la Organización Mundial de la Salud, pero que en realidad están financiados por un gran conglomerado de empresas farmacéuticas, y lobbies de presión como Monsanto y Coca Cola. Los mismos que hace un tiempo con el ébola provocaron un pánico tremendo. ¿Por qué en cambio no se ocupan de las auténticas epidemias como cáncer, tuberculosis o malaria que son enfermedades curables por casi céntimos de dólar por persona?

Esa es, pues, mi lucha, sencilla, pequeña, originada en un pequeño pueblo como el mío. Poco a poco se va extendiendo la idea, no la estructura. Queremos que esta idea crezca y se implante en otras partes del mundo, de una forma totalmente autónoma e independiente, cooperando y participando unos con otros; sin competir, sino colaborando.

¿Qué es la Dulce Revolución?

Es una asociación sin ánimo de lucro que pretende recuperar los conocimientos ancestrales de curación natural y recuperar hábitos de vida saludable que se mantenían décadas atrás y se han perdido. Buscamos preservar la salud por la vía del alimento adecuado, tal como decía Hipócrates: que tu alimento sea tu medicamento. Queremos recuperar sabidurías de chamanes y sabios, muchos de ellos quemados por la inquisición aquí en España y también en América, porque la iglesia sabía que con esa cultura de autosuficiencia no acabarían por dominarlos. Queremos recuperar esa sabiduría, esas historias, y poder curarnos de una forma gratuita o casi gratuita.

Esto es lo que impulsamos, que cada cual se cultive sus plantas, porque muchas de ellas no van a estar nunca en los regímenes públicos y privados de salud, porque no les  interesa que estén. Una planta realmente puede curar y lamentablemente para muchos intereses curar es una palabra prohibida porque los afecta directamente.

Tu compromiso te llevó a intentar introducir en España la libre comercialización de ciertas plantas benéficas como por ejemplo la estevia, ¿cuales otras plantas considerás beneficiosas para nuestra salud?

En todos los países tenemos plantas extraordinarias para el cuidado de la salud. Nosotros nos hemos dedicado a estudiar las plantas más potentes para tratar las enfermedades graves que existen hoy en día. Actualmente todo esto está investigado científicamente, no es cosa de chamanes. Hay estudios científicos que se ocultan en las universidades de medicina para que los médicos no conozcan estas historias.

stevia
Estevia

Para diabetes, la hipertensión y el colesterol, tenemos la estevia, prohibida aquí en España, mientras que en EE.UU se está buscando patentar la molécula de estevia sintética. Ya no hará falta la planta porque  copiaron la molécula. Es ridículo.

Para el cáncer, las kalanchoes. Una kalanchoe, una graviola o alguna marihuana pueden ser mucho más efectivas que los productos agresivos de la quimioterapia y la radioterapia. No digo que no haya casos en los que sí se tengan que utilizar, pero de seguro que en una escala mucho menor. Las kalanchoes has sido para nosotros un descubrimiento enorme con el que hemos podido ayudar a miles de personas.

Perilla frutescens
Perilla frutescens

Para alergias hay una planta maravillosa que viene de la China y de Japón, la Perilla frutescens, prohibida en España. Es una planta preciosa, anual, de casi un metro de altura. Es un potente antihistamínico natural, útil para asma, rinitis y alergias de la piel. Simplemente mordisqueando sus hojas o con unas pocas infusiones, todos tus productos farmacéuticos antihistamínicos no hacen falta. ¡Claro! Esto es un peligro para las farmacéuticas.

Otra planta maravillosa, la Artemisa annua, que no solo previene y cura la malaria en una semana, es efectiva también para la psoriasis. El cultivo de esta planta está prohibido en África.

Seguimos investigando y no dejan de aparecer plantas poderosas. Para cálculos renales Lepidium latifolium; no hace falta láser, no hace falta destruir un riñón. Los cálculos se disuelven solos con esta planta.

El Cannabis, que actualmente está prohibido en España y estamos en la lucha para que se legalice, en forma de tintura y aceites y en pequeñísimas dosis, es útil para cánceres cerebrales, cáncer de páncreas, artrosis, artritis, esclerosis múltiple y enfermedades autoinmunes. Eso está avalado por muchos científicos, como Manuel Guzmán, biólogo de la Universidad Complutense de Madrid. Es increíble que en tantos países del mundo la marihuana sea ilegal, no se entiende que esté prohibida, cuando en toda la historia no hay registro de que haya provocado ni una muerte, mientras que el tabaco, provoca miles al año.

Escuchamos de tus propios labios que estás convencido de haber perdido el miedo. ¿El miedo a qué?

El miedo a que te hagan algo por denunciar algo tan evidente que muy poca gente se atreve a denunciar. Hace años, cuando empezaba, recibía amenazas de todo tipo. Hasta que llegó el día de tomar una decisión: me detengo o continúo afrontando todas las consecuencias. Elegí continuar difundiendo estas verdades, y pareció como si todo el Universo se hubiera acomodado. No he recibido ni una amenaza más.

¿Cuántos niños y niñas mueren a diario en el mundo por ignorar estas verdades? Ellos son los que realmente me preocupan, a mí nadie me quita lo bailado.

Es muy importante saber gestionar el miedo. Muchas enfermedades desaparecerían. A aquello que le tememos nos vence.

Nos hablás de un cambio integral. ¿Cómo fue el camino de tu propia transformación?

Las plantas tienen una energía tan enorme, se mantienen  llenas de vitalidad tanto de día como de noche, al aire libre, bajo el sol, lluvia, granizo, vientos y frío. Tengo una suerte enorme de trabajar y de relacionarme con ellas, porque gracias a las plantas he llegado a otros campos de conocimiento.

Hay muchos conocimientos ocultos no solo a nivel de las plantas, sino otros más importantes como lo son los de la mente y el espíritu. Tenemos que estar muy abiertos. Entendí que debemos cuidar nuestro cuerpo porque es sagrado, es precioso y alberga el espíritu; no podemos maltratarlo con una alimentación asquerosa, con los altísimos niveles de estrés a los que nos sometemos, o con malos pensamientos.

A nivel mundial hay personas con mucha preparación que se están uniendo para lograr un cambio integral. Aquí en España, por ejemplo, se está armando una comunidad de profesionales de la salud: médicos, nutricionistas, enfermeros, etc.,  para compartir y difundir estos conocimientos. Hay muchísimas posibilidades de que el ser humano a nivel individual o mediante pequeñas organizaciones, emprenda grandes acciones. Quizás parezca que son pequeñas o insignificantes, pero a gran escala pueden tener una repercusión enorme en el cambio de conciencia planetario.

Entendí que debemos cuidar nuestro cuerpo porque es sagrado, es precioso y alberga el espíritu; no podemos maltratarlo con una alimentación asquerosa, con los altísimos niveles de estrés a los que nos sometemos, o con malos pensamientos.

Pero para ello la competitividad tiene que borrarse del mapa. Tenemos que aprender a ser solidarios, que nada tiene que ver con dar dinero, ya que eso crea dependencia. Solidaridad es compartir todo tu conocimiento para que las patentes se acaben en el mundo, para que todo el saber que existe hoy en el mundo sea de libre acceso. Yo desde hace 15 años estoy dando todo lo que tengo y recibo mucho más de lo que doy. Estos últimos años han sido los mejores de mi vida.

¿Es un hombre feliz?

Sí, soy feliz. Entiendo que ser feliz es hacer lo que creo que tengo que hacer, y cuando más felicidad siento es al ver el agradecimiento de aquella persona a la que le he dado algo desinteresadamente. No hay día que no reciba esa energía de decenas de personas, por haberles brindado esos conocimientos que no son míos, los he recogido de otros y los he hecho circular.

No me agradezcáis a mí, esto es de todos. Y si el que lo recibe a su vez lo comparte se forma un círculo virtuoso extraordinario, que nada ni nadie puede corromper. Ese es el verdadero motivo de ser feliz.

¿Cuál sería su mayor logro desde la Dulce Revolución?

Poder lograr que todas las terapias naturales: terapias dietéticas, de plantas, de acupuntura, de homeopatía, etc., puedan convivir con la medicina oficial. La medicina oficial tiene cosas extraordinarias: diagnóstico, cirugías, casos de urgencia que te sacan de la muerte segura, operaciones milagrosas. Pero lo que no está solucionado, a mi entender, es la medicalización, la farmacología. Ese es nuestro objetivo: conseguir una ley como la ha conseguido Nicaragua, que permiten que sus chamanes hagan sus rituales en los hospitales. Que todas las terapias puedan convivir y que seamos libres de elegir cómo sanar.


 

¿Querés saber más de Josep Pàmies?

Visitá su BLOG PERSONAL

Visitá el sitio web de DULCE REVOLUCIÓN

Participá de la Comunidad Ahora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 Comentarios

  • Desde que le miré -Sr. josep- por primera vez en el facebook con Teresa Forcades, me gustó mucho su forma de ver la salud y como luchar por ella de una manera natural. Somos seres espirituales en cuerpos que necesitan cuidados,como todas las creaturas y el planeta que es como nuestra casa común. Todavía no hay quien se enoje porque uno quiera cuidar a la madre tierra y hay un movimiento de reconocimiento y gratitud general, para quien hace por cuidarla. También hay gratitud y están muy bien vistos los que hacen algo por el cuidado de los animales. Solamente están muy maltratados y mal vistos las personas que como usted, cuidan de sus semejantes. NO ES JUSTO.

  • Me gutaría poder quedar para poder hablar con vd..tenemos un familiar con una enfermedad degenerativa..me gustaría saber su opinión..ELA..Espero tener noticias…

  • Es muy importante difundir este tipo de informacion, ya que hay muchas personas que desconocen las maravillosas propiedades curativas que hay en las plantas; me uno a ello para difundir tal informacion

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Revista AHORA , es más que una revista, es una manera de Vivir la Vida, de crearla. Sumate vos también al cambio!! Revista AHORA. *** CREA tu VIDA! ***