La dieta para cada Grupo Sanguíneo

grupo sanguineo dieta
Según la Naturopatía a cada grupo sanguíneo le es adecuado un tipo de alimentación. ¿Sabés qué dieta te corresponde?

Una de los factores que se  pueden tener en cuenta en Naturopatía a la hora de elaborar una dieta saludable para el consultante es el Grupo Sanguíneo al que pertenezca esa persona.

Esta teoría fuera desarrollada por James D’Adamo, un Naturópata que durante años y años de consulta observó que no todos sus consultantes reaccionaban de la misma manera ante las dietas que les recomendaba. Vió que había algunas personas que con una dieta vegetariana mejoraban en muchas de sus afecciones y alcanzaban un estado mayor de salud; en cambio otras, con la misma dieta, empeoraban o se encontraban más débiles.

Así es que decidió empezar a investigar dónde estaba la diferencia. Comenzó a realizar anotaciones y a intentar  establecer pautas comunes entre los diferentes grupos sanguíneos. Consiguió publicar una obra en la que explicaba todas sus averiguaciones: «El alimento de un hombre”.

Peter D’Adamo, su hijo, recogió las investigaciones de su padre y continuó con su trabajo. Se dio cuenta de que no sólo había alimentos propicios para grupo sanguíneo sino que además cada grupo contaba con una predisposición a determinadas enfermedades y que en la alimentación se encontraba la clave para que las personas pudieran gozar de mejor o peor salud.

Los diferentes grupos sanguíneos que conocemos, A, B, AB y 0, fueron apareciendo en diferentes épocas de la historia. Según las teorías de James D’Adamo cada grupo tiene recogido en su memoria celular el tipo de alimentación con el que se desarrolló, además de otras características de instinto, supervivencia y adaptación al medio.

El Grupo 0: Este es el grupo más antiguo y extendido. Procedente de los hombres de Cromañón, su alimentación se basaba en la caza y en las proteínas de la carne. Estas personas tienen un sistema inmunitario fuerte, con un metabolismo lento, problemas de adaptación a nuevas circunstancias ambientales y nutricionales (no eran nómadas). Necesitan una actividad física intensa (eran cazadores, cuerpos musculosos). Tienen un sistema digestivo muy fuerte y eficaz, capaz de metabolizar las proteínas de la carne. No toleran la harina de trigo (no cultivaban).

El Grupo A: Este grupo surge con la aparición de la agricultura. Su estómago se adaptó al consumo de cereales, cambiando su grado de acidez. Proceden en su mayoría de Asia y Oriente Medio. Estas personas tienen menos capacidad de digerir proteína animal, tienen un aparato digestivo más débil, un sistema inmunitario delicado. Toleran mal la carne, la harina de trigo, la leche y los lácteos y les sienta mejor una dieta vegetariana rica en cereales y legumbres. Poseen una buena adaptación a condiciones ambientales y nutritivas (eran nómadas). Necesitan de actividades físicas relajantes.

Vegetaliza tu alimentación

El Grupo B: Este grupo procedería de las montañas del Himalaya. Surge con el desarrollo del pastoreo. Su alimentación se basaba en leche y productos lácteos, por lo que su metabolismo está más adaptado a digerir estos alimentos. Las personas con este grupo sanguíneo tienen un sistema inmune activo, un aparato digestivo eficaz. Es el grupo que mejor tolera los alimentos lácteos. Posee gran facilidad de adaptación ambiental y nutricional y les sienta bien practicar ejercicio físico moderado y equilibrado.

El Grupo AB: Este grupo surgió la mezcla entre el A y el B , y es el último de todos en aparecer. Las personas de este grupo tienen un sistema inmunitario débil, y un aparato digestivo débil también que necesita de una dieta mixta moderada. Posee facilidad para adaptarse a las condiciones de la vida moderna y necesitan realizar ejercicio físico y deportivo relajante.

Alimentación sana, cerebro sano

La Dieta según el grupo sanguíneo es muy interesante. Los propios autores indicaron en sus obras que se trata de generalidades, con los cual no hay que ceñirse a algo estricto. Nada en Naturopatía en estricto, la Naturaleza es algo vivo y cambiante. Pero sí que es cierto que nos puede ayudar a encontrar algunos alimentos que nos puedan ayudar a sentirnos mejor.

En la próxima entrada explicaré con más detalle la alimentación que puede llevar cada uno de los grupos sanguíneos.

¿Consultas? ¡No dudes en preguntarme!

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Laura Duarte es Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Zaragoza. Durante casi 10 años se dedicó al mundo de las finanzas, hasta que se dió cuenta de que no se encontraba en el camino correcto. Tras abandonar su antiguo empleo, comienza a formarse en lo que realmente le apasiona: técnicas para alcanzar de forma natural el estado de salud. Actualmente es Técnico Naturópata, con formación en Trofología, Herbología, Agentes Naturales de la Salud, Kinesiología, Auriculopuntura y Flores de Bach. También se formó como Terapeuta en Ayurveda, especializada en la alimentación, Masaje Terapeútico Abhyangam y Marmaterapia. Es además Terapeuta Profesional de Reiki y ha realizado cursos sobre Inteligencia Emocional y Mindfulness. En formación continua, asegura que su aprendizaje no terminará nunca: “una vez que encuentras el camino, no lo quieres terminar”.