Consejos para una Primavera Saludable

La primavera es un tiempo de expansión. Finalizada la estación más fría del año, empezamos a asomar tímidamente al exterior sin tanto abrigo. La tibieza del sol primaveral acompaña a estos “primeros verdes” y rosas, y amarillos, y lilas… y la mirada de quien sabe observar, no deja de extasiarse.

La primavera es un tiempo de renacimiento. En la naturaleza todo vuelve a vivir, a impregnarse del impulso vital. Así también nosotros, que habiendo atravesado el gélido invierno nos preparamos para renacer.

“En este impulso de renacer es importante sacar cosas viejas que guardamos en el cuerpo, eliminar toxinas. Venimos de un tiempo de quietud, donde muchas veces nos duelen las articulaciones. Puede que estemos muy contracturados por el tiempo frío y la quietud. La primavera es el tiempo ideal para limpiar, remineralizar, depurar, revitalizar cada partecita del cuerpo, oxigenarla y moverla”. Así empezó la charla que mantuvimos con la Dra. Sara Itkin, a quien consultamos para que nos aconseje sobre cómo aliarnos con la primavera para mejorar la salud.

Verde = Salud

“Las plantas son un laboratorio magnífico e insuperable”, Sara no puede evitar contagiar su amor por las plantas. La verde vida brota con pigmentos maravillosos para nuestra salud, “si nosotros incorporamos la misma vitalidad que vemos afuera, nos revitalizamos. Esos verdes, que fundamentalmente son clorofila, producen la alquimia más bella y perfecta de la naturaleza. De unas sustancias simples como el agua, el CO2 y la luz del sol, la plantita genera, a través de la fotosíntesis, infinidad de sustancias para la vida en este planeta.”

La Dra. Itkin nos anima a aumentar la ingesta de ensaladas de hojas verdes en estos tiempos más cálidos; “hay verdes que crecen silvestres y es importante incorporarlos”. Si pensás en ensalada para tu almuerzo, no hace falta ir a comprar, solo abrí la puerta de tu casa.

Revista Ahora
Lechuga del Minero

La lechuga del minero es una plantita que vino de afuera (EE.UU.) y está muy instalada en Patagonia. Se llama “del minero” porque los obreros que trabajaban en las minas, en algún momento empezaban a tener ciertas deficiencias nutricionales que se expresaban a través de problemas de piel y respiratorios. Ellos empezaban a comer esta lechuguita y el déficit de vitamina C que presentaban (escorbuto), mejoraba notoriamente.  A esta lechuga le gustan los lugares sombríos y es riquísima en vitamina C. Conviene cortarla con la mano o con tijera porque vuelve a dar una nueva cosecha y tenemos más hojitas. La tenemos desde ahora, hasta el verano tardío.

Revista Ahora
Diente de León

Diente de León, es la gran depurativa del hígado. En estos tiempos el suelo se llena de amarillo gracias a esta planta.  Sara nos cuenta que uno de los primeros filtros que debemos purificar en primavera es el hígado: “a mí me gusta reflotar los conocimientos que tenían los médicos de la antigüedad, que eran tan observadores. Ellos decían que la naturaleza nos da señales para saber qué sanar y en qué tiempo hacerlo. Y que la flor del diente de león era buena para curar pacientes amarillos, para enfermos que tenían problemas con la bilis, porque iba a curar el hígado. Y es así. Estudios actuales les dan la razón. El diente de león tiene componentes que van a desactivar toxinas fuertísimas en el hígado, que si quedaran allí pueden, incluso, ser precursoras de cáncer.” Estas hojitas limpian, desintoxican, mejoran la calidad de bilis, si hay cálculos ayudan a su disolución, limpian los riñones y los intestinos. Depura cada órgano y lo revitaliza.

Revista Ahora
Diente de León

La florcita amarilla que nos obsequia el diente de león es maravillosa, “tiene polen, por eso no hay que lavarla. Tiene además lecitina, de mejor calidad que la lecitina de soja.”

De todas maneras las mejores propiedades, en primavera, van a estar en sus hojas. “En sus hojas encontramos muchísimos minerales: más calcio que la leche de vaca, hierro, mucha provitamina A. Es diurética pero además ahorra potasio con lo que previene o evita los calambres

¿Cuánto comer? Sentido común. Si te comés una ensalada gigante, sus compuestos amargos te van a decir que es demasiado. Lo ideal es comer todos los días unas cuantas hojas. “Si hay algún problema de salud, también podemos incorporar el jugo, usando una juguera centrífuga y mezclándolo con zanahoria y manzana. El diente de león regula el nivel de glucosa en sangre. Al limpiar el hígado, ayuda a limpiar la piel, pero además el aporte de provitamina A y del grupo B es muy bueno. La recomiendo para los primeros meses de embarazo ya que aporta ácido fólico, hierro y vitamina C”, concluye Sara.

 ¿Y las alergias?

Con los primeros calorcitos pasamos más tiempo al aire libre, disfrutando de la belleza de las flores, sus aromas, sus colores y… ¿el polen?

Las alergias se deben a una alteración en el sistema inmunitario. Y en primavera, ante tantos estímulos, el sistema inmnitario reacciona desenfrenadamente. Aparecen las rinitis, las picazones, las alergias en la piel, se nos irritan los ojos…

La Dra. Sara Itkin dice que “es importante tener en cuenta que hay que hacer un trabajo de depuración todo el año, no solo ahora que es cuando se manifiestan los síntomas . Es importante consumir todo el año alimentos ricos en omega 6, que tiene efecto antiinflamatorio: semillas de girasol, aceite de girasol de primera prensada en frío y orgánico, beber ortiga. Todo el año debemos ir trabajando para darle un equilibrio al sistema de defensas y fundamentalmente eliminar lo que lo altera: sacar los lácteos. También tener en cuenta que hay muchos aditivos en los alimentos que son los que causan la alergia y el polen la puede exacerbar.”

Todo el año debemos ir trabajando para darle un equilibrio al sistema de defensas y fundamentalmente eliminar lo que lo altera.

Revista Ahora
Parrilla Patagónica

Si ya estás con los primeros síntomas, tené en cuenta que hay muchas plantitas que ayudan a equilibrar tu sistema de defensas. “Hay una nativa patagónica que ahora está brotando, cuyo brote, en infusión, ayuda a disminuir los procesos inflamatorios, que es la parrilla de campo. También abunda por estos tiempos el quilloy quilloy y es buena para las urticarias.”

Aromas

Primavera. Solcito. Salimos más, nos exponemos más… ¿qué hacemos con la transpiración?

Ante todo, tengamos en cuenta que “un antitrasnpirante es algo anti natural, nosotros transpiramos, es nuestra naturaleza.

El sudor solo en ocasiones especiales tiene mal olor, por ejemplo si estamos medicados. Cuando las bacterias comienzan a descomponer el sudor, comienzan a aparecer los aromas que nos desagradan.

Lo que la Dra. Sara Itkin nos aconseja es buscar ayuda con las plantas. “Podemos lavarnos con salvia, lavanda, romero,  limón y otras plantas que enmascaran el aroma y tienen un efecto bactericida. Al lavarnos más seguido impedimos que las bacterias que viven en la piel, descompongan el sudor y generen mal olor.”

El tema de los desodorantes y antitranspirantes es un tema complejo, “los antitrasnpirantes tienen sustancias que nos tapan los poros evitando que salga el sudor, como el aluminio y el zinc. Se sabe que el aluminio es un disruptor hormonal que puede estar relacionado con los cánceres o trastornos hormonales. Además los antitranspirantes y desodorantes tienen una sustancia, que ha sido retirada en muchos países, que son los parabenos. Hoy se sabe que los parabenos son sustancias cancerígenas.”

¿Querés recolectar?

Sara Itkin nos anima a encontrar en la naturaleza el alimento y el remedio que podamos necesitar. Nos contó que los cultivos orgánicos tienen más nutrientes que los cultivos convencionales. Estos últimos tienen, además, agrotóxicos que no solo te hacen mal, sino que también impiden la absorción de nutrientes.

A su vez lo silvestre, como creció con un tiempo totalmente natural, tiene muchos más nutrientes que lo de un cultivo orgánico.

Algunos tips:

  • Evitá recolectar del borde de los caminos, ya que las plantitas absorben el tóxico que emanan los vehículos.
  • No juntes plantas de lugares muy transitados por perros y personas.
  • Lavá las hojas en el chorro de agua. Sara no recomienda dejarlas en remojo, ya que muchas de las propiedades hidrosolubles se perderían.

¿Querés conectarte con la Dra. Sara Itkin? Hacelo a través de su Facebook

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 Comentarios

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Revista AHORA , es más que una revista, es una manera de Vivir la Vida, de crearla. Sumate vos también al cambio!! Revista AHORA. *** CREA tu VIDA! ***