Consejos del Ayurveda para la estación del verano

ayurveda verano
Para el Ayurveda es fundamental que en cada estación adaptemos nuestros hábitos y alimentación a las condiciones externas.

Según el Ayurveda es muy importante que en cada estación adecuemos tanto nuestros hábitos como nuestros alimentos a las condiciones que tenemos en nuestro exterior para así poder conseguir un mayor equilibrio físico y mental. Durante el verano el Sol es cuando más cerca se encuentra de la Tierra, sus rayos nos calientan (a veces en exceso) y la fuerza que envuelve todo es la de Pitta.

Según el Ayurveda es muy importante que en cada estación adecuemos tanto nuestros hábitos como nuestros alimentos a las condiciones que tenemos en el exterior.

Pitta se caracteriza con la predominancia del elemento fuego: calor, energía y acidez y también tiene una pequeña parte del elemento agua. El Sol y las altas temperaturas van secando nuestros tejidos y órganos, y esta sequedad se va a acumulando hasta llegar a producir procesos inflamatorios. Es tiempo de trastornos digestivos varios: acidez, colitis, diarreas; como también son comunes otras afecciones inflamatorias como conjuntivitis, dermatitis, alergias al sol, cistitis, varices y golpes de calor. Al ser la fuerza que predomina en el exterior, si tu constitución es Pitta será en esta época cuando mas se te agrave el dosha y más en desarmonía te puedas encontrar.

Durante la época del verano es muy importante comer alimentos que sean frescos. Necesitamos enfriar e hidratar a nuestro cuerpo y la manera correcta no es hacerlo tomando bebidas frías o helados, porque eso apagará nuestro fuego digestivo produciendo sensación de agotamiento, falta de apetito y dolores en el cuerpo.

Durante la época del verano es muy importante comer alimentos que sean frescos: necesitamos enfriar e hidratar a nuestro cuerpo.

El Ayurveda en cambio aconseja tomar cereales integrales y combinarlos con verduras y frutas frescas de temporada: pepino, zanahoria, remolacha, calabacín y tomates. Las legumbres se pueden tomar en forma de germinados o si no las mejores serán aquellas que lleven menos celulosa como la lenteja roja, la dupuy o los porotos mung. Los platos siempre los cocinaremos con especias, tan importantes en el Ayurveda, para esta época las mas recomendables son cúrcuma, cilantro, hinojo y anís. En cuanto a frutas la sandía, el mango, las ciruelas, los damascos y el melón no pueden faltar en nuestra heladera. Podemos aprovechar para hacer cremas frías o tomar macedonias de frutas para el desayuno o la cena, teniendo en cuenta que la fruta siempre hay que tomarla separada del resto de alimentos y no mezclar nunca las dulces con las ácidas.

Para beber,  preparar una jarra de agua con un par de rodajas de limón y unas hojas de menta o de hierbabuena sería la mejor opción como bebida refrescante a la vez que nos estimula el fuego digestivo.

Igualmente es muy importante reducir o evitar todos aquellos alimentos que nos proporcionen más calor como las carnes rojas, fritos, sal, café, alcohol,  picantes, alimentos fermentados, así como yogures y leches (el yogur es mejor tomarlo en forma de lassi).

Sobre la piel podemos masajearnos con aceite de coco (el coco es uno de los grandes aliados de Pitta) y le podemos añadir unas gotas de aceite esencial de menta para conseguir más frescura en nuestra piel. También podemos recurrir al aloe vera (si es fresco mejor) y lo podremos aplicar tanto sobre nuestra piel como a nivel interno en forma licuados o batidos.

El ejercicio en exceso o realizar actividades que estimulen la competitividad provocará aumentar el calor y el fuego, igualmente tomar en exceso el sol, estar muchas horas delante del ordenador o televisión o no dedicar tiempo al reposo. Las noches de verano son ideales para dar paseos nocturnos y así enfriarnos con los maravillosos baños de Luna.

El calor que se va acumulando en dentro de nosotros sube a nuestra mente en forma de emoción de enfado o de ira. Impaciencia, irritabilidad, enfados y discusiones se podrán ver incrementados en este caso.

Un truco rápido para rebajar Pitta es poner los pies a remojo en un balde con agua fría, conseguiremos bajar la energía y así enfriar nuestros pensamientos y emociones.

Y lo mejor de todo… ¡disfrutar de aguas naturales, las playas y los ríos!

Cualquier duda que tengas podés preguntarme en los comentarios, los respondo siempre. 😉

Participá de la Comunidad Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Sé parte de la Comunidad Ahora, gratis!






Información del Autor

Laura Duarte es Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Zaragoza. Durante casi 10 años se dedicó al mundo de las finanzas, hasta que se dió cuenta de que no se encontraba en el camino correcto. Tras abandonar su antiguo empleo, comienza a formarse en lo que realmente le apasiona: técnicas para alcanzar de forma natural el estado de salud. Actualmente es Técnico Naturópata, con formación en Trofología, Herbología, Agentes Naturales de la Salud, Kinesiología, Auriculopuntura y Flores de Bach. También se formó como Terapeuta en Ayurveda, especializada en la alimentación, Masaje Terapeútico Abhyangam y Marmaterapia. Es además Terapeuta Profesional de Reiki y ha realizado cursos sobre Inteligencia Emocional y Mindfulness. En formación continua, asegura que su aprendizaje no terminará nunca: “una vez que encuentras el camino, no lo quieres terminar”.