Cuestión de Actitud

tener una buena actitud
Tantas veces hemos escuchado la frase: “la actitud es todo!”. Pero ¿qué significa tener una buena actitud y qué impacto tiene en la vida?

Tantas veces hemos escuchado la frase: “la actitud es todo!” o: “es cuestión de actitud”. Pero ¿a qué llamamos exactamente “actitud” y que significa tenerla?


Por Lic. Paula Fumarola

Actitud es tu comportamiento, es el reflejo de tus pensamientos, es el modo en el que hacés determinada cosa. Y, de acuerdo a cómo “hagas”, podés marcar una diferencia impresionante en tu proceder, comparándose también con otros comportamientos.

Entonces, la actitud puede hacer la diferencia. El modo en el que hacés determinadas cosas incluye cómo hablás, cómo mirás, cómo expresás lo que sentís, tu lenguaje corporal, en síntesis cómo te movés en la vida. La actitud es percibida fácilmente por el resto y se refleja a través de la humildad, la espontaneidad, la honestidad, la sonrisa, la solidaridad, el disfrute.

Actitud es tu comportamiento, es el reflejo de tus pensamientos, es el modo en el que hacés determinada cosa.

Autoestima: una cuestión de percepción

Las personas que tiene una mala actitud por lo general ponen mucho afuera y culpan a la vida, a las circunstancias, a los demás de sus malos momentos y por estar como están. Pero una buena actitud donde más se ve en los momentos difíciles de la vida. Cuando todo está bien, es fácil o esperable tener una buena actitud. Hay gente que espera toda la vida que llegue “ese día perfecto” para allí, por fin, poder tener una buena actitud y sentirse pleno.

La actitud es percibida fácilmente por el resto y se refleja a través de la humildad, la espontaneidad, la honestidad, la sonrisa, la solidaridad, el disfrute.

Cómo tener una buena actitud

¿Y qué significa tener una actitud positiva? No es fácil tener una actitud positiva si nuestro estado de ánimo no es bueno, si estoy preocupado, si albergo pensamientos negativos; si tengo miedo, presión, frustración o enojo será mucho más difícil. Es decir que las emociones colaboran en nuestro estado de ánimo y este influye en nuestra actitud ante la vida. Por lo tanto, tenemos que procurar cambiar nuestros pensamientos para modificar nuestras emociones y este cambio se verá reflejado en nuestra conducta (COMPORTAMIENTO=ACTITUD). Para este fin te recomiendo  cosas muy simples como:

  1. Mantenete positivo: es fundamental mantenerse positivo, pese a las circunstancias. La mente siempre dudará de lo positivo y no de lo negativo. Vos sos el responsable de llevar adelante este cambio. Procurá no adelantarte a los hechos, sé positivo en primer lugar, esperá a que las cosas pasen y observá los resultados. No seas pesimista, controlá los auto boicots. Buscá estar con personas positivas, alegres y esperanzadas. La energía se contagia.
  2. Elevá tu capacidad para disfrutar: disfrutá las cosas ordinarias y simples de la vida, no esperes que te sucedan cosas extraordinarias para disfrutar. Solo disfrutá del día a día como si fuese el último. Disfrutá conversar con tu pareja, con un amigo; disfrutá estar con tus hijos si los tenés, disfrutá mirar una película, dar un paseo por la naturaleza, leer un libro, escuchar música, etc
  3. Sé agradecido: por las cosas que tenés y has logrado en tu vida. No mires el vaso medio vacío. Sé sincero con vos mismo y agradecé realmente lo que has logrado, por más pequeño y obvio que sea.
  4. Cuidá tu alimentación: Si es difícil la búsqueda para saber quiénes somos, imaginate para decidir qué comemos. A veces por falta de información, a veces por pereza, a veces por las personas con las que compartimos comidas, o quién sabe por qué… terminamos comiendo mal, sin darnos cuenta que nuestro cuerpo necesita algo diferente. Nos sentimos llenos, pesados, descompuestos o nos morimos de hambre con una hoja de lechuga creyendo que eso nos va a hacer bien. Una buena alimentación afecta positivamente tus estados de ánimos. Comer frutas, verduras, tomar agua, comer más liviano y consciente hará que te sientas más enfocado, sereno y animado.
  5. Practicá actividad física: una buena rutina física podría ayudar a crear nuevas conexiones neuronales además de evitar la pérdida de las mismas a lo largo de la vida. El ejercicio disminuye las hormonas del estrés, tal como el cortisol, y aumenta las endorfinas. Las endorfinas son sustancias químicas naturales del cuerpo que nos hacen sentir bien. Cuando son liberadas a través del ejercicio, nuestro estado anímico se potencia de forma natural.

Un pequeño cambio a la vez. ¿Por dónde vas a empezar?

Hasta la próxima. A seguir avanzando!

Lic. Paula Fumarola

Psicología y Desarrollo Personal Psicologa (MPRN 909)

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Suscribite a Revista Ahora, gratis!






Información del Autor

Lic. Paula Fumarola Psicóloga (UBA) MPRN 909 -Mat. Pcial. de Rio Negro-. Egresada en el 2005 en la Facultad de Psicología -UBA-. Postgrado en Fund. Gregory Batson en Psicoterapias modelo Sistémico, Cognitivo y Comportamental. Instructora en Técnicas de Psicoprofilaxis Obstétrica para la maternidad. Instructora en Técnicas de Meditación y Respiración. Capacitación constante en áreas de Neurociencias y Terapia Clínica Cognitiva. Trabajó durante años en grandes empresas en BsAs, dentro de áreas Comerciales, de Atención al cliente, y específicamente RR.HH. (Capacitación, Desarrollo, Búsqueda y Selección de Personal). Se desempeñó como Selectora de Personal en Consultoras de Tecnología y Turismo en Bs. As. y en Patagonia para diversos clientes, administrando procesos de reclutamiento de personal, así como también realización de Psicotécnicos. Desde hace 7 (siete) años, desarrolla su actividad terapéutica atendiendo necesidades en personas que están atravesando crisis vitales en su vida, como divorcios, duelos, cuadros de estrés, cambios de trabajo, problemáticas de pareja y/o familia, fobias sociales, trastornos de ansiedad, depresión, crisis de angustia, ataques de pánico, trastornos obsesivos, etc. A través de la experiencia ganada en este campo nace el proyecto “Psicología y Desarrollo Personal”, un espacio para seguir avanzando con el mismo objetivo: ser un referente confiable en procesos de transformación y crecimiento personal. Aparte del trabajo en consultorio, promociona diferentes talleres de interés relacionados a problemáticas actuales abiertos a todo publico. www.paulafumarola.com.ar / [email protected] /Facebook: Paula Fumarola. Psicología y Desarrollo Personal

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *