Sergio Fernández: “Dedícate a lo que amas, hoy”

Banner yoga

“Creo que el trabajo es una magnífica manera de expresar aquello que somos en esencia”, afirma el español Sergio Fernández. En una charla descontracturada y divertida, nos cuenta de qué se trata el nuevo paradigma laboral.

Sergio Fernández es couch, periodista, escritor, conferenciante y emprendedor, en todos los sentidos posibles de la palabra. Da la impresión de que su foco lo tiene puesto en un solo objetivo: el desarrollo integral del ser humano. Portavoz de lo que muchos de nosotros sospechábamos: ninguna vida será realmente significativa si no nos dedicamos a aquello que amamos.

Sabemos que planteás que estamos viviendo un nuevo paradigma laboral. Aquí en Argentina se sigue relacionando al trabajo con una especie de castigo ineludible. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Creo que ya ha habido suficientes víctimas en el mundo por considerar que el trabajo es algo que hay que sufrir. No creo que el sacrificio nos pueda llevar a ningún sitio pleno en la vida. Creo más en desarrollar tu misión, en desarrollar tu talento, en poner lo que eres, humildemente, al servicio de los demás. Hay una idea que ha hecho muchísimo daño a generaciones y generaciones: por un lado tienes que trabajar y ganarte el pan con el sudor de tu frente, pasarlo mal y todo ello para que te paguen al final de mes una cantidad; y luego, por las tardes, te puedes dedicar a algo que te gusta. Esa idea ha arruinado la vida de millones de personas. Lo que me sorprende aun más es que generaciones jóvenes todavía sigan comprando esta idea obsoleta, anquilosada y pleistocénica. Es mucho más nutritivo para uno mismo y para las personas que nos rodean, disfrutar de la vida, también en el trabajo.

Yo tengo una creencia en ese sentido, muy arraigada, y es que cualquier persona puede vivir de cualquier cosa. Mientras pongas el foco en ofrecer valor a otras personas  siempre encontrarás un pequeño hueco en el mercado.

¿Cómo desarrollamos el talento?

Hay una herramienta que no falla: trabajando. Al igual que antes te he dicho que no creo en el sacrificio, soy un fan absoluto del trabajo duro, constante y permanente. También soy un fan absoluto de la teoría de las diez mil horas: para desarrollar nuestro talento necesitamos dedicarle muchas horas. Será algo que no nos costará porque cuando uno se dedica a desarrollar aquello que lleva adentro, no le es sacrificado.

Lo único que diferencia a una persona del genio que puede llegar a ser es un número de horas dedicadas a un proyecto, negocio o disciplina.

¿Estás dispuesto a dedicarle ese número de horas a una profesión? Cuando la respuesta es sí, no hay nada de qué preocuparse porque ya caminas la senda del éxito. Número de horas + Vocación= Éxito.

Supongamos que ya me decidí, y quiero empezar a trabajar desde mi don y desde mi talento. ¿Cuáles son los primero pasos que tengo que dar?

Hazte la siguiente pregunta. ¿Cómo puedes aportar valor a otras personas? Estamos aquí por la Tierra un rato, luego nos vamos y quizá la única asignatura que tenemos que aprender es a amar y ser amados. En lo laboral, aprender a amar significa ofrecer algo de valor a otras personas.

Si no pones tus dones al servicio de otras personas, a hacerles la vida más plena, más fácil, más significativa, más cómoda o más sonriente,  tu don no sirve de nada.

Así que lo primero que tienes que hacer, desde mi punto de vista, es preguntarte eso: ¿Cómo puedo mejorar la vida de las personas que están a mi alrededor desde mi don? Y cuando encuentres la respuesta, relájate porque todo lo demás ya está viniendo.

Yo invito a las personas  a caminar el camino del éxito hoy. Dedícate a aquello que amas hoy, al margen de los resultados. Los resultados tienen que llegar, porque nadie le puede hurtar el éxito a alguien que se lo merece.
sergio-fernández-600x600La vida del emprendedor tiene muchos desafíos, días lindos y otros no tanto. ¿Cómo hacemos para mantener el entusiasmo a lo largo del tiempo?

Entusiasmo etimológicamente significa llevar a Dios dentro. Cuando estamos entusiasmados nos sentimos creadores, con oportunidades, no vemos límites. La pregunta sería: ¿tu dispones de un propósito que te aporta tanta luz y tanta claridad que te permita ver solo oportunidades y aprendizaje donde antes veías obstáculos? Si no tenemos un propósito claro toda nuestra motivación se desinfla.

En la vida necesitamos tener motivación, responsabilidad y compromiso. La motivación es la chispa que enciende el fuego. La responsabilidad es la capacidad de hacer tareas que tenemos que hacer. Y el compromiso es a largo plazo.

La pregunta es ¿estás comprometido con tu profesión,  con aportar más y más valor a tu profesión?

Hablás mucho acerca de la “vocecita”… ¿de qué se trata?

Cada uno de nosotros tiene un discurso interno todo el día. Es como si llevaras siempre una radio encendida. Puedes  elegir sintonizar con “FM abundancia” que es la que te dice que podrás, que eres capaz, que la solución aparecerá, que debes confiar en la vida que sabe mucho más que tú de casi todo. Luego tienes “FM escasez” que te dirá que no puedes, que va a salir mal, que antes o después te vas a equivocar, cómo prepararte para el fracaso, en lugar de cómo prepararte para que te salgan bien las cosas, que no eres capaz, que no fuiste capaz y por lo tanto que no serás capaz.  Cuando escuchamos FM escasez lo llamo “la vocecita”.

En la vida siempre decidimos desde el amor o desde el miedo. Cuando decidimos desde el amor ponemos el foco en aquello que sí queremos, y cuando decidimos desde el miedo lo hacemos poniendo el foco en lo que no queremos que suceda.

Lamentablemente la mayor parte de nuestras vidas las hemos pasado eligiendo desde el miedo. Cuando nos cambiamos a elegir desde el Amor, todo, absolutamente todo cambia a nuestro alrededor.

 Pero, ¿cómo hacemos para cambiar el dial y escuchar FM abundancia?

Hay un principio que dice que en cualquier cosa en la que nos enfocamos se expande. Si tú le pones foco, le prestas atención, le dotas de energía a la vocecita, se hará fuerte. Si tú no le dotas de energía, la vocecita se acallará. Lo que tenemos que hacer es enfocarnos en aquello que sí queremos. Aquello a lo que le dedicamos nuestra energía, antes o después, se hace más grande.10858444_777056375674315_5355124434987683714_n

Hay dos palabras que te gustan mucho, ambas de la filosofía oriental. Queremos que nos expliques un poquito cómo las ves. Una de ellas es Dharma y la otra Kaizen.

Dharma viene de las tradiciones Védicas y significa propósito. Yo creo que cada uno de nosotros tiene un propósito en la vida. Cuando uno tiene el propósito, la motivación viene sola. Resulta muy complicado hacer cosas en esta vida sin un propósito, porque antes o después la motivación se nos cae. Propósito es aquello para lo que nosotros hemos venido a este mundo.

¿Cómo sabemos que estamos alineados con nuestro propósito? Muy fácil, porque nos sentimos bien. Cuando encontramos cuál es nuestro propósito, todo se arregla.

Yo creo que encontrar tu propósito, cuidar de la salud y aprender a amar y ser amado es de las pocas cosas que realmente nos exige la vida para poder estar por aquí felices. ¿Le has dedicado el suficiente tiempo a encontrar tu propósito?

La otra palabra que mencionas, Kaizen, es una palabra japonesa. Japón después de la segunda guerra mundial acabó completamente arruinado. Los japoneses sacaron adelante su país basados en ese principio, el de “la mejora constante”. Japón pasó de ser un país devastado a ser una de las potencias mundiales en apenas 40 o 50 años. No creo que esa hazaña la hayan hecho muchos países en la historia. La hazaña de un país no es más que la hazaña de muchas personas que comparten los mismos principios, creencias y valores. Yo soy un fiel seguidor de este principio, para desgracia de los que están a mi alrededor en más de una ocasión (risas), porque me permite empezar en pequeño y acabar exitoso. Empieza lo antes que puedas, empieza sin ser perfecto, pero comprométete a mejorar en cada pequeño paso.

¿Qué hacés para cuidar de tu salud?

Muchas cosas. Me desplazo en bicicleta aquí en Madrid a casi todos los lugares. Trato de hacer deportes varias veces por semana. Trato de tener buenos pensamientos cada día. No hay nada que nos proporcione mejor salud que tener buenos pensamientos y estar en paz interior lo más posible. Disfruto de una vida emocional sensata y feliz. El mayor factor que influye a la hora de tener salud es disfrutar de una buena vida emocional. Cuido mucho de la alimentación, soy prácticamente vegetariano desde hace muchísimos años y esto me ha incrementado los niveles de energía brutalmente. Apenas tomo lácteos. Bebo mucha agua.

¿AHORA es tu mejor momento?

Ahora es el único momento, no hay más. Sí, definitivamente, cada momento es el mejor posible.-


Aquí el video de la entrevista completa a Sergio Fernández.

 Sus libros

libros

¿Querés saber más de Sergio Fernández?

www.pensamientopositivo.org

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Suscribite a Revista Ahora, gratis!






Información del Autor

Profesora de Yoga. Emprendedora y entusiasta. Con gran inclinación al estudio integral del ser humano. Lalita cree en el poder transformador que todos llevamos dentro, en los proyectos con corazón y en una vida plena y coherente. Su misión, transmitirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *