Consejos para realizar un viaje largo con poco presupuesto

La bici es un excelente medio de transporte.

Banner

Anteriormente expusimos las diferencias que existen entre hacer un viaje de vacaciones o comenzar a vivir viajando . Entre ellas, detallamos que ésta última es mucho más económica que la primera. Resumiendo podríamos decir que las grandes necesidades de un viajero son alimentarse, dormir y trasladarse. Hoy queremos darte algunos consejos para realizar un viaje largo –de varios meses o años- con poco presupuesto.

revista-ahora

  1. Reemplazar el chip ciudad por el chip viajero: cuando uno vive en una ciudad, trabaja 8hs por día y tiene un sueldo fijo a fin de mes, lo más probable es que no mida –tanto- el presupuesto diario. Si querés comenzar una vida como viajero y tenés poco presupuesto –para un posible viaje largo- será necesario que aprendas a gastar lo menos posible y vivir bien. A medida que uno va viajando se va dando cuenta que se puede estar muy bien cargando poco y la necesidad de consumir va disminuyendo rápidamente.
  2. No tener más gastos fijos: si querés realizar un viaje largo lo conveniente sería no tener ninguna cuenta fija que pagar. Cuando uno vive en una ciudad generalmente tiene gastos fijos: alquiler, celular, internet y/o cable, cuota de algún tipo de actividad, etc. Cuando estas en movimiento, todos estos gastos no son necesarios.
  3. Ir generando dinero en el camino: si salis con pocos ahorros –o querés mantenerlos- lo ideal sería pensar en generar algún tipo de ingreso en el camino. Es recomendable algún tipo de trabajo que puedas realizar en cualquier lado –o desde cualquier lado-, que te guste y genere dinero.

Las grandes necesidades de un viajero son alimentarse, dormir y trasladarse.

Hay muchas personas que viajan un tiempo, se detienen unos meses a trabajar en algún lado (mozo, ayudante de cocina, negocio de ropa, empleado en un hostel, trabajo en huertas, etc.) y después continúan viaje. Muchas otras venden cosas por el camino (artesanías, fotografía, indumentaria, etc.). También se puede trabajar online (escribir para algún medio, realizar trabajos de programación o diseño, etc.). Muchas otras realizan trabajo callejero (clown, malabares, shows de humor, tocar música, etc.).

Nosotros no creíamos que iba a ser posible vivir de este modo pero comprobamos que sí. Vendemos fotos sacadas por nosotros, editadas en postal con frases de diferentes autores. Vamos ofreciendo nuestro trabajo por el camino y se vende muy bien.

Una de las postales que vendemos.
Una de las postales que vendemos.
  1. Gastar lo menos posible en transporte: nosotros viajamos en bicicleta así que este gasto no lo tenemos –salvo cuando por algún motivo decidimos tomarnos un transporte público-. Pero existen algunas alternativas para trasladarse con poco presupuesto. El auto-stop o “hacer dedo” es una de las posibilidades: hay muchísimas personas que viajan de este modo; sólo creemos que hay que tener cuidado y aprender a manejarse con la intuición. Otra posibilidad es la existencia de algunas páginas en internet (en Facebook por ej.) donde podés sumarte a un viaje de otras personas en un auto y compartir gastos. Si deseas viajar en colectivo y/o avión lo ideal sería que busques ofertas.
La bici es un excelente medio de transporte.
La bici es un excelente medio de transporte.
  1. Gastar lo menos posible en alojamiento: para esto hay varias alternativas pero nuestro consejo es que viajes con una carpa: tendrás un techo asegurado, podrás dormir en cualquier lado y muchísimas veces gratis.

Existen organizaciones de viajeros para hospedar gente: la más conocida es couchsurfing y warmshower –que es exclusiva para ciclistas-. Para esto es necesario crearse un perfil –lo más completo posible-. Uno puede hospedar o ser hospedado. Se busca el lugar donde uno quiere hospedarse y aparecen todos los usuarios disponibles. Se maneja con un sistema de referencias –que no se puede borrar- donde uno puede expresar cómo se sintió con la otra persona. Esto hace que sea bastante seguro: es importante leer muy bien el perfil y las referencias de las personas para evitar encontrarse con algo de ésta que pueda no llegar a gustar. Además la esencia de la organización no es sólo no pagar por hospedarse, sino más bien poder conocer y compartir con la persona que te está hospedando. Nosotros lo utilizamos mucho y realmente hemos tenido experiencias muy buenas.

Hay muchas personas que intercambian alojamiento por trabajo. Para esto existen algunas páginas como Workaway, Trabajar por el mundo, Volunteers Base, HelpX, Worldpackers, etc.

Otra posibilidad es difundir tu viaje: nosotros tenemos una página en Facebook y un blog donde vamos contando el viaje. Muchas personas nos escriben por este medio invitándonos a la casa cuando pasemos por su ciudad. De este modo también hemos tenido experiencias excelentes. A veces logras contactar con conocidos de conocidos y tener un lugar al menos para armar la carpa.

Cuando pasamos por una ciudad sólo por una noche buscamos acampar en algunos lugares gratuitamente: sede de bomberos, comisarías, escuelas, centros de deporte, CIC, patios de casa, parques o plazas –seguras y que te permitan-, etc.

La carpa es nuestra casita.
La carpa es nuestra casita.
  1. Gastar lo menos posible en alimentación: esto no quiere decir alimentarse mal ni cambiar la dieta sino buscar los mejores precios. Para ello algunos consejos: preguntar a la gente local dónde conseguir alimentos de buena calidad a buen precio; antes de comprar recorrer dos o tres lugares para comparar precios; las ferias de frutas y verduras por lo general tienen productos buenos a bajo costo; cocinarse uno mismo, seguramente será más saludable y más barato; consumir productos del lugar y de la temporada.
  2. No incluir gastos innecesarios: el consumismo dejalo para la ciudad. Si querés viajar lo mejor es hacerlo liviano: cuanto menos peso cargues más cómodo viajarás. Comprar por comprar no tiene ningún sentido y eleva tu presupuesto. Sólo adquirí las cosas que creas necesarias para vivir bien y cómodo, no es necesario acumular.

 

Lechu y Nico.
Lechu y Nico.

Realmente se puede viajar con muy poco presupuesto, así que el dinero ya no es una excusa para animarse. Esperamos que te hayan sido útiles nuestros consejos y te invitamos a que incluyas tus recomendaciones en los comentarios. 

Ma. Leticia Villalba. 

Fotografías: Nicolás Esteban González y Ma. Leticia Villalba. 

Sin Rumbo y a Pedal

 

 

Suscribite a Revista Ahora

¿Te gustaría recibir artículos como este en tu e-mail? Suscribite a Revista Ahora, gratis!






Información del Autor

Lechu y Nico son una pareja viajera con el sueño de recorrer América Latina en bicicleta. Comenzaron su aventura en enero de 2015.Viajan despacio, conociendo pueblito a pueblito y sintiendo cada instante del camino. La esencia del viaje es crecer día a día aprendiendo del camino. Aman conocer nuevas personas y nutrirse de sus experiencias, cultura, forma de vida y de lo que cada una de ellas tiene para dar.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *